7 razones para honrar a Marsha P. Johnson

Por todas estas razones debemos honrar a Marsha P. Johnson. / Foto: Google

¿Necesitas razones para honrar a Marsha P. Johnson? ¡Perfecto! Aquí te decimos todo lo que esta pionera del movimiento LGBTQ+ hizo por ti.

Para cerrar el Mes del Orgullo, Google dedicó su doodle a una de las activistas trans que fueron clave en los disturbios de Stonewall. Y no cabe duda de que existen muchas razones para honrar a Marsha P. Johnson, por esta razón te queremos contar todo lo que hizo por nosotrxs.

Y es que no podemos hablar de los movimientos, momentos importantes y la lucha de la comunidad LGBTQ+ sin mencionar a Marsha, ¡le debemos muchísimo!

No tuvo miedo

Imagínense esto: ser una mujer trans y drag queen en los años 60. Ahora, imagínense ser una mujer trans, drag queen y negra en esa época. ¿Qué tal una mujer trans, drag queen, negra, trabajadora sexual, con VIH y sin hogar en los años 60? Esa fue Marsha y ¿saben qué? Nada de eso la detuvo. Al contrario, se convirtió en su motor.

Las injusticias, rechazo, discriminación y violación de sus derechos humanos se convirtieron en la gasolina que alimentó su vocación y dedicación a luchar por los derechos LGBTQ+, por nuestra liberación, reconocimiento, respeto e igualdad.

Marsha llegó a la ciudad de Nueva York con $15 dólares en el bolsillo y una bolsa de ropa. Eso es todo. En ese entonces, el término ‘transgénero’ no se utilizaba, por lo que Marsha se refería a sí misma como drag queen, siempre utilizando pronombres femeninos. 

Fue una de las primeras en alzar la voz

Marsha fue la fundadora del Gay Liberation Front. Esta organización ––que se fundó después de Stonewall— abogaba por la liberación sexual de todas las personas. A pesar de sus difíciles circunstancias, Marsha no se quedó callada ante las injusticias. Entonces… hizo lo que no muchxs se atrevían a hacer en ese entonces… ¡alzar la voz!

Debemos honrar a Marsha P. Johnson porque nos hizo visibles

Esta es una de las razones más importantes por las que debemos honrar a Marsha P. Johnson. En los años 60, las personas gays, lesbianas, trans, bisexuales y demás tenían que esconderse. Todo lo que tuviera que ver con la diversidad sexual se hacía ‘por debajo del agua’, en las sombras, por las noches.

Pues adivinen qué… gracias a personas como Marsha, la comunidad LGBTQ+ comenzó a tener una voz. Una voz que se empezó a escuchar y con el paso de los años, esa voz se convirtió en un grito que no pudo ser ignorado. 

Le dio una voz a las mujeres trans

Junto con su amiga Sylvia Rivera (también importantísima en la historia LGBTQ+), Marsha fundó STAR (Street Transgender Action Revolutionaries), una de las primeras organizaciones que exigió los derechos civiles de las personas trans y se convirtió en un rayo de luz para la ‘T’ de LGBTQ+.

Estas dos valientes y revolucionarias mujeres trans organizaron y lideraron un sinfín de protestas antes y después de Stonewall, exigiendo igualdad y reconocimiento.

Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera fueron las fundadoras de STAR. / Foto: Washington Post

Estuvo en los disturbios de Stonewall

Johnson estuvo en las primeras líneas de batalla durante el Stonewall Uprising (1969). Por mucho tiempo se creyó que fueron ella y Sylvia quienes ‘lanzaron la primera piedra’, pues para ese entonces ya eran reconocidas como dos de las activistas trans más importantes en Nueva York. Pero existe un audio en el que Marsha confirma que ella y Sylvia se unieron a los disturbios una vez que ya habían empezado.

«No llegamos hasta alrededor de las dos de la mañana, cuando llegamos, ya todo estaba en llamas. Ya era una redada. Los disturbios ya habían empezado».

Este enfrentamiento duró 3 días, pero lo que se logró a partir de la revuelta de Stonewall se convirtió en un parteaguas para la comunidad LGBTQ+.

Un año después, se celebró la primera Marcha del Orgullo, misma que empezó a ser replicada año con año en todo el mundo, ¡hasta convertirse en la celebración anual más esperada por la comunidad LGBTQ+!

Siempre ayudó a quien más lo necesitaba

Marsha vivió en las calles durante mucho tiempo. Conocía mejor que nadie lo difícil que es ser LGBTQ+ y no ser aceptadx. Por eso, dedicó la mayor parte de su vida a tratar de ayudar a jóvenes LGBTQ+ sin hogar, especialmente a jóvenes y trabajadoras sexuales trans que vivían con VIH.

De hecho, dentro de la misma comunidad LGBTQ+ de Nueva York, Marsha era conocida como ‘Santa Marsha’, ¡era una persona sumamente generosa, empática, amorosa y dedicada! Es más, Sylvia Rivera asegura que Marsha le salvó la vida.

Su legado

Marsha murió en 1992 y aunque las autoridades aseguraron que se trató de un suicidio, hasta la fecha, las circunstancias y hechos que rodean la muerte de esta icónica activista siguen siendo todo un tema.

Seis días después de su ‘desaparición’, el cuerpo de Marsha P. fue encontrado en el Hudson River. Su familia y las personas que la conocieron están muy segurxs de que la causa de su muerte no fue un suicido.

¡Gracias, Marsha por tu legado! / Foto: Marsha P. Johnson Institute

Es gracias a figuras como Marsha y Sylvia que hoy podemos marchar libremente, celebrar y gritarle al mundo nuestro orgullo. ¿Necesitas más razones para honrar a Marsha P. Johnson? El movimiento LGBTQ+ creció y fue más visible a partir de Stonewall.

Marsha dedicó su vida a luchar por nosotrxs y si supiera lo que logró en vida y el legado que dejó, estamos segurxs de que estaría muy orgullosa de lo mucho que hemos avanzado hasta ahora. Claro que todavía nos faltan muchas luchas por ganar, pero, así como Marsha luchó hasta el último momento, seguiremos haciéndolo… por ella, por lxs que ya no están, por lxs que estamos y por lxs que vendrán. 

Si quieres saber más de Marsha P., te recomendamos ver el documental The Life and Death of Marsha P. Johnson en Netflix. Y mira, acá te dejamos otro documental que puede ver gratis, ¡está buenísimo!

¿Por qué otras razones crees que debemos honrar a Marsha P. Johnson?

Con información de Advocate, Washington Post y Essence

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.