Antros gay de Zona Rosa ‘transicionan’ a restaurantes

Antros gay de Zona Rosa se convierten en restaurantes
Antros gay de Zona Rosa se convierten en restaurantes

Para sobrevivir a la contingencia sanitaria por la COVID-19, dos de los antros gay más importantes de Zona Rosa se convirtieron en restaurantes.

Sin duda, algunos de los negocios más afectados por la COVID-19 en Ciudad de México son los antros gay de Zona Rosa. La gran mayoría de ellos ya llevan alrededor de cuatro meses cerrados. Esto pone en peligro su subsistencia, así como el ingreso de sus empleados.

Por eso, para sobrevivir a la COVID, algunos bares y antros decidieron cambiar su giro comercial para poder operar. Tal es el caso de Rico Club y Cabaré-Tito, que decidieron hacer una ‘transición’ y convertirse en restaurantes.

Nuevo negocio

Actualmente, los antros gay de Zona Rosa no pueden operar debido a que Ciudad de México se encuentra en el semáforo naranja de la contingencia. Sin embargo, los que sí pueden abrir desde el 1 de julio son los restaurantes. Aunque, claro está, tienen que seguir ciertas medidas sanitarias.

Por ello, algunos bares aprovecharon que también tienen permiso para funcionar como restaurante y decidieron reactivarse.

Por ejemplo: Adrián Estevez, gerente del famoso bar Cabaré-Tito, comentó al periódico Milenio que tener el permiso de operar como restaurante le cayó al negocio como una «luz en el camino». El lugar ahora cambió su nombre por el de El Restauran-Tito.

Cabaré-Tito, uno de los principales antros gay de Zona Rosa, ahora es Restauran-Tito

Estevez también contó que actualmente trabajan a través de reservaciones. Asimismo, dijo que tuvieron que realizar ciertas adaptaciones. Entre ellas, la sustitución de cartas físicas por menús descargables mediante códigos QR.

Situación similar es la de Rico Club. El otrora antro ahora ofrece snacks a sus comensales y adopta medidas para mantener la sana distancia. El personal porta guantes, caretas, cubrebocas y reparte gel desinfectante.

Rico Club, uno de los principales antros gay de Zona Rosa, ahora es un restaurante

Nueva normalidad

Para estos antros gay de Zona Rosa, la nueva normalidad es muy distinta. Anteriormente era imposible guardar la sana distancia en lugares como El Cabaré-Tito o Rico Club. Sin embargo, hoy en día, sólo pueden funcionar con una ocupación máxima de 40 por ciento de su capacidad.

Además, tiene que tener ventilación natural. También deben aplicar filtros de detección de temperatura en la entrada. No pueden poner música y deben separar las mesas al menos 1.5 metros entre sí. Asimismo, deben repartir gel antibacterial con 70 por ciento de alcohol.

Recuerda que si quieres apoyar con tu consumo a alguno de los antros de Zona Rosa que se transformaron en restaurantes, debes tomar ciertas precauciones. Lleva cubrebocas, úsalo antes y después de tu consumo y respeta la sana distancia.

Con información de Milenio Televisión y Ciudad Trendy

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.