El trabajo sexual masculino en la Antigüedad

trabajo sexual masculino antigüedad grecia roma mesopotamia egipto
Te compartimos algunos datos del trabajo sexual masculino en la Antigüedad. / Imagen: Wikimedia Commons

Te compartimos la siguiente información sobre el trabajo sexual masculino en la Antigüedad.

Gracias a la labor de distintas disciplinas contamos con algunos datos sobre el trabajo sexual masculino en la Antigüedad. Antes de que comencemos, es primordial tener en cuenta que, al igual que otros ámbitos de la vida, este tema se encuentra atravesado por la división sexual del trabajo.

Si bien el cuerpo está atravesado por narrativas en común, no podemos perder de vista que el trabajo sexual masculino guardaba ciertas y sustanciales diferencias respecto al femenino en la Antigüedad. De forma resumida, nos limitaremos a entender que las corporeidades femeninas y masculinas no estaban en la misma jerarquía.

El trabajo sexual masculino en la llamada ‘cuna de las civilizaciones’

Tanto para la sociedad romana como para la griega, el trabajo sexual «era un mal necesario». A las personas que se dedicaban a esta actividad se les llamaba pórnai (πόρναι). En Egipto, el trabajo sexual de varones formaba parte de algunas de las orgías que se relacionaban con el ámbito religioso. Uno de los datos más relevantes de esta civilización de África es que los servicios de los egipcios eran los más solicitados en Grecia. En la región de lo que ahora es el territorio de China y sus países vecinos (Mongolia, Nepal y Taiwán) el trabajo sexual masculino también era frecuente.

En algunas sociedades (por ejemplo, la romana) el trabajo sexual era considerado como parte de la mitología, cosmovisión y bases fundacionales. Especialistas en historia como Carmen Herreros González (Universidad de La Rioja) han señalado que el mito de que Rómulo y Remo fueron amamantados por una loba es una alegoría de la prostitución. LEE ESTOS MITOS SOBRE DIOSES GRIEGOS LGBT+.

Por su parte, en la Antigüedad Grecia logró llamar la atención por la concepción que se tenía sobre el trabajo sexual masculino. Al respecto, una de las cosas que debemos tomar en cuenta es que los varones que se dedicaban a esto estaban clasificados en 2 categorías:

Trabajo sexual y ciudadanía

A pesar de que el trabajo sexual masculino era muy frecuente y se encontraba en las altas esferas de las ciudades griegas, esto no significa que tuviera una connotación positiva. Uno de los documentos en los que se puede rastrear la postura respecto al trabajo sexual masculino en la Antigüedad es el discurso de Esquines contra Timarco.

Rumbo al año 346 a. C. este orador acusó al ateniense de haberse prostituido con otros hombres. Según se detalla, esta acción traía consigo «la pérdida de sus derechos políticos (atímia. Asimismo, se le dejó de reconocer en criterios de igualdad para expresar y hacer valer su palabra. Es decir: desde las normativas de Grecia, en la Antigüedad el ejercicio del trabajo sexual masculino implicaba perder el privilegio de la ciudadanía. En este nivel de la estructura social vertical también se encontraban mujeres, infantes, esclavos y extranjeros.

Él era Timarco. / Foto: Wikipedia

Otro de los pensadores griegos que mantuvo esta postura fue Aristófanes. En el caso específico de Timarco, el trabajo sexual masculino tuvo una interpretación muy particular. Se sabía que no lo hacía por el intercambio monetario. Se le acusó de aludir al mero acto homoerótico, mismo que «era incompatible con su calidad de ciudadano y hombre libre».

Por su parte, en Mesopotamia se tienen indicios de que el trabajo sexual masculino en la Antigüedad estaba relacionado con la bisexualidad. Los espacios en los que eran más comunes los encuentros sexuales eran los baños y el circo. Las zonas más populares eran las llamadas statio cunnulingiorum, lugares en los que predominaba la oferta de sexo oral.

¿Ya sabías estos datos sobre el trabajo sexual masculino en la Antigüedad? ¿Qué otros contenidos te gustarían para nuestra sección de historia? Te leemos en los comentarios.

Con información de Comportamientos sexuales, masculinidad y ciudadanía en la Atenas clásica: el discurso de Esquines contra Timarco (2013), National Geographic y ABC

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.