VIH

Tecnología detrás de nueva vacuna de VIH y COVID-19

Te platicamos sobre la tecnología detrás de la vacuna del VIH y la COVID-19. / Foto: Portal de temas de salud

En agosto de 2021, la farmacéutica Moderna anunció que daría inicio a la primera fase del ensayo clínico de la nueva vacuna contra el VIH.

Gracias a los avances de la comunidad científica, el 19 de agosto de 2021 la farmacéutica y empresa biotecnológica Moderna dio inicio al primer ensayo clínico para poner a prueba la nueva vacuna contra el VIH, misma que conserva la tecnología utilizada en la vacuna para la COVID-19.

El desarrollo de este importante y muy esperado paso científico ha sido posible gracias al trabajo conjunto de Moderna, la Universidad de Texas en Austin, Universidad George Washington, Universidad Emory y Fred Hutchinson Cancer Research. En este ensayo clínico también destaca la labor de especialistas de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por sus siglas en inglés).

Según se ha reportado en medios de circulación internacional, la primera fase contará con la participación de 56 personas que vivan sin VIH. El rango etario va de los 18 a los 50 años.

De tener resultados favorables, el estudio requerirá de más personas. En este primer ensayo se pretende evaluar la seguridad y tolerancia frente a la nueva vacuna contra el VIH. El monitoreo durará 9 meses. Si las observaciones son alentadoras, se podrá pasar a las siguientes fases. Cabe destacar que la eficacia de la vacuna se evalúa hasta la etapa III. La apuesta de la nueva vacuna contra el VIH de Moderna es la educación paulatina de los linfocitos B. Estos son las células que salvaguardan nuestro organismo a través de la generación de anticuerpos.

El estudio de Moderna es un gran avance para el desarrollo de la vacuna contra el VIH. / Foto: Stock

¿En qué consiste la tecnología de las vacunas?

Como lo hemos reportado a lo largo de 2020 y 2021, las investigaciones y el tratamiento científico de la inmunización activa de la COVID-19 han ayudado al desarrollo de la nueva vacuna contra el VIH.

Lejos de abonar a la descripción del comportamiento de los virus, se ha insistido en el potencial de la tecnología. Según se expresa en las actualizaciones del ensayo clínico de Moderna, la vacuna contra el VIH y la COVID-19 conserva el uso de la llamada plataforma ARN mensajero (ARNm). ENTÉRATE DE POR QUÉ YA HAY VACUNA PARA LA COVID-19 Y NO PARA EL VIH.

¿Y esto qué significa? Conforme a los apuntes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) se sabe que las vacunas ARNm son uno de los avances más recientes en el campo de la medicina y biotecnología.

El rasgo distintivo de esta tecnología de la vacuna contra el VIH y la COVID-19 es la capacidad para educar a las células y que así puedan producir proteínas protectoras.

Con esto como antecedente, Moderna basó la primera fase del estudio en el uso de 2 vacunas: Core-g28v2 60mer mRNA y eOD-GT8 60mer mRNA. Para observar el posible comportamiento diferenciado, las y los especialistas contarán con 4 grupos de estudio. ¡Esperamos que los resultados sean de lo más alentadores!

¿Ya conocías esta actualización sobre la plataforma ARNm, tecnología detrás del desarrollo de la nueva vacuna contra el VIH y la vía de inmunización activa contra la COVID-19?

Con información de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Nature Reviews Immunology, El Comercio y NIH. U.S. National Library of Medicine