Tarjetón obliga a hacerte pruebas de VIH en Veracruz

Patricia Ponce tarjetón vih veracruz
Patricia Ponce nos habló acerca del tarjetón de salud que obliga a hacerse pruebas de VIH en Veracruz. / Foto: Ciesas

Algunos municipios en Veracruz, México, solicitan un tarjetón de salud y pruebas de VIH e ITS a quienes laboran en bares y cantinas, además de las personas trabajadoras sexuales, para permitirles ganarse la vida.

Jorge es una persona que vive con VIH y trabajó en un bar de Minatitlán, Veracruz, donde fue discriminado al no contar con un «tarjeta de profilaxis social», que es básicamente un tarjetón de salud que se ha convertido en obligatorio en muchos municipios del estado. A principios de 2021, Homosensual dio a cobertura a su caso.

Al conocer esta historia, lo primero que hice fue mandar un correo de forma oficial al director del Programa de VIH de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Albores. Él me comentó que se contactó directamente con personal de la oficina del secretario de Salud del estado. Ahí le comentaron que «no se tiene actividad registrada sobre la credencialización de personas para fines de profilaxis social».

Violación de acuerdos internacionales

No me quedé tranquilo con esta respuesta y me di a la tarea de localizar a la dra. Patricia Ponce, licenciada en Antropología, maestra en Antropología Social y doctora en Ciencias Sociales. Ella es una persona destacada en la defensa de los derechos humanos de las personas con VIH y participa en el Grupo Multisectorial en VIH-sida e ITS del estado de Veracruz. MIRA CÓMO VECINOS EN VERACRUZ CELEBRARON CON MANTA HOMOFÓBICA LA CLAUSURA DE UN BAR GAY.

En mi conversación con Paty Ponce, ella es muy clara cuando dice que la adhesión de México a la declaración de compromiso en la lucha contra el VIH, adoptada por la asamblea general número 49 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debe ser de observancia obligatoria al interior de todo el país. Por esto, legalmente en el estado de Veracruz no deben elaborarse reglamentos o normativas que la contradigan. El tarjetón de salud que obliga a las personas trabajadoras a hacerse pruebas de VIH e ITS en municipios de Veracruz se opone a este acuerdo internacional.

Lo que ha sucedido es que, por encima de estas normas internacionales, se elaboran reglamentos dentro del ‘bando de policía’ y ‘buen gobierno’. Ahí es donde se establecen las sanciones para TODAS las personas que laboran en bares, cantinas y espacios de trabajo sexual.

El tarjetón de salud y las pruebas de VIH son para crear un padrón en Veracruz

Los municipios elaboran un padrón en el que están inscritas todas las personas que laboran en bares y cantinas, además de las trabajadoras sexuales. Este padrón representa en los hechos el permiso de los propios municipios para trabajar.

El objetivo del padrón y la «tarjeta de profilaxis social», según las autoridades, es «llevar un control» y abrir expedientes clínicos para anotar los resultados de los análisis que solicitan, principalmente pruebas de VIH e ITS. De esta manera se vigila que las personas trabajadoras cumplan con la obligación de estar en ‘perfecta salud’.

Para hacer el registro, las autoridades les piden sus datos personales, fotografías, bar o zona callejera donde laboran. Además, exigen exámenes de laboratorio que incluyen pruebas de cáncer, sífilis y VIH. Cubiertos estos requisitos se extiende un tarjetón, mismo que deben portar siempre. Este tarjetón —que se les cobra— tiene un precio de 70 a 150 pesos. Las mujeres deben además someterse a una revisión ginecológica semanal que también corre por cuenta de ellas.

La creación de este padrón podría provocar que las personas migren sin recibir atención médica adecuada. / Foto: Código Veracruz

Poca transparencia en estudios de laboratorio

En algunos municipios de Veracruz, los estudios de VIH e ITS a los que obliga la tenencia del tarjetón se ofrecen por medio del DIF estatal o las jurisdicciones sanitarias. Sin embargo, cuenta Paty Ponce que en muchas ocasiones estos estudios no se les realizan a las personas, pero sí se les cobran. Además, rara vez se les proporcionan a los y las trabajadores sexuales condones con el argumento de que «el Estado no cuenta con estos insumos».

En caso de tener VIH o alguna ITS, la persona es boletinada y se le retira el tarjetón para impedir que trabaje en ciertos municipios de Veracruz, como Coatzacoalcos y Minatitlán. Esto genera que la persona migre a otra localidad sin atención médica alguna. Esto no solo pasa con los y las trabajadoras sexuales, pues también puede pasarle cualquier persona que labore en bares y cantinas. Cocineras, meseros, baristas y personal de limpieza están vigilados por las autoridades.

Para los exámenes de VIH e ITS, en la mayoría de los casos se canaliza a las personas a laboratorios particulares. En algunos de estos laboratorios se detectaron contubernios, compadrazgos y relaciones familiares con las autoridades municipales. Y aunque estas argumentan que los estudios de VIH e ITS no son obligatorios, sin ellos no se les extiende el tarjetón a las personas, el cual sirve como permiso para trabajar en ciertos municipios de Veracruz.

Abusos

Los precios de estos estudios de laboratorio oscilan entre los 100 y 250 pesos. Así que si sumamos el pago del tarjetón de salud, los exudados vaginales, las pruebas de VIH y otras ITS resulta ser un negocio redondo. CONOCE MÁS ACERCA DE ESTOS 18 POLÍCIAS QUE AGREDIERON A UNA MUJER TRANS EN VERACRUZ.

Los policías, los inspectores de bares y los directores de comercio, coordinados con la regiduría de salud de los municipios, organizan operativos semanales. Estos sirven para verificar que absolutamente todas las personas que laboren en bares, cantinas y puntos de trabajo sexual tengan su «tarjeta de profilaxis social». A quienes no la tengan se les lleva detenidos y se les cobra una multa de entre 400 y 600 pesos. Si no se paga, son encarcelados por algunos días. Para los dueños de los bares, la multa puede ser de 2000 a 6000 pesos.

La «tarjeta de profilaxis social» parece ser una forma de negocio de las autoridades en ciertos municipios de Veracruz. / Foto: Noticalle

Al respecto, Paty Ponce dice que:

«La cantidad de dinero que se recaba no es poca si tomamos en cuenta que cuando realizamos un diagnóstico sobre las dimensiones sociales del trabajo sexual en el estado de Veracruz, coordinado por mí en 1998, encontramos registradas oficialmente a casi 14 000 personas trabajando en los 942 bares, cantinas, casas de cita y zonas de tolerancia en todo el estado de Veracruz».

Haciendo un cálculo aproximado del dinero que se les cobraba a las casi 14 000 personas, el gasto oscila entre los 11 y 25 millones de pesos mensuales. ¿Estamos hablando de salud o negocio? A través del estigma existente hacia este sector de la población es que la maquinaria de corrupción encabezada por la Secretaría de Salud de Veracruz funciona.

Lamentable papel del Gobierno veracruzano

Para finalizar la conversación, Paty Ponce agregó:

«Para el Gobierno veracruzano y sus funcionarios públicos, la epidemia del VIH y el surgimiento de otras ITS sigue siendo una herramienta para obtener jugosos ingresos. Les posibilita ser cómplices y participes del trabajo sexual, actividad que según ellos tanto desprecian».

¿Qué pasa en este estado? ¿Son el VIH y las ITS el pretexto perfecto para hacer un negocio millonario en los municipios Veracruz con el tarjetón de salud? Es claro que todas las personas tenemos obligaciones que cumplir, pero ¿y nuestros derechos? MIRA CUÁNTOS CRÍMENES DE ODIO SIGUEN IMPUNES EN VERACRUZ.

Agradezco a Paty Ponce, mujer que admiro y respeto, por esta conversación. Ella es de las pocas personas en este país que me impulsan a no callar y a no conformarme. Y, principalmente, a seguir denunciando las incongruencias de los servidores públicos de un país que violenta a las personas con VIH todos los días.

¿Qué opinas de estas medidas de ciertos municipios en Veracruz para hacer negocio a costa de un tarjetón de salud que obliga a las personas trabajadoras a hacerse pruebas de VIH e ITS?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.