VIH

Así se vivió el encuentro Sidosidades Maricas en Guadalajara

Asistentes al encuentro Sidosidades Maricas en Guadalajara / Foto: Carlos Alberto López

Te contamos que ocurrió durante el encuentro Sidosidades Maricas en Guadalajara para hombres de la diversidad sexual que viven con VIH.

El pasado 8 y 9 de octubre de 2022, 37 jóvenes provenientes de Nayarit, Durango, Guanajuato, San Luis Potosí y Jalisco se dieron cita en el tercer encuentro para hombres de la diversidad sexual viviendo con VIH Sidosidades Maricas en Guadalajara. El encuentro es organizado por Mpact Global Action e Inspira Cambio A. C. en colaboración con organizaciones locales que hacen trabajo en VIH: Mesón, Codice, Checcos, Setac, Red Mexicana de Jóvenes y Adolescentes con VIH, las cuales sumaron fuerzas para hacer realidad este proyecto.

¿Por qué el encuentro para hombres que viven con VIH en Guadalajara se llama Sidosidades Maricas?

La disrupción del nombre del encuentro generó reacciones contrastadas. Quienes conocen la realidad del VIH y han trabajado con ella desde los inicios de la epidemia lo entendían desde el dolor, abandono, muerte. Por otro lado, las personas heterosexuales lo vieron desde el reforzamiento del estigma generalizado hacia las personas que viven con VIH. CONOCE CÓMO FUE EL ENCUENTRO SIDOSIDADES MARICAS EN CDMX.

Pero quienes vivimos con VIH en la actualidad, quienes no conocimos lo impactante de los casos identificados en etapa sida en la década de los 90 y las muertes en las que derivaban (pero que no nos son ajenas porque de ahí surgió la lucha y la respuesta), lo entendimos desde la resignificación, la apropiación y la pertenencia. Lo comprendimos desde la voz que ha sido forzada a callarse por el canon de la heteronorma. Y que hoy en un grito unísono resuena visibilizando una realidad de la que poco se desea hablar. Pero aquí se encuentra, latiendo en el corazón de los participantes en el encuentro que se unieron para construir, desde sus formas de vivir el VIH, nuevas narrativas en torno a ellas.

En esta lucha nadie sobra

Las organizaciones locales en Guadalajara se unieron a la propuesta que hicieron Inspira Cambio A. C. y Mpact Global Action. Así hicieron realidad este evento en La Perla Tapatía. Y como dijeron las mismas organizaciones: aunque se encuentren generando acciones y dando respuesta a las diversas realidades del VIH, los acuerdos son complejos, las diferencias de pensamiento y formas de ejecución se hacen presentes.

Sin embargo, nadie está de más y desde las diversas formas de accionar todas suman para continuar creando mejores condiciones para las personas que viven con VIH. Por ello encuentran espacios de diálogo y negociación para poner siempre por delante la causa por la que trabajan. ASÍ FUE EL ENCUENTRO CONVIHVENCIAS POSITIVAS EN VERACRUZ.

Guadalajara se vistió de sidosidades

A las 9 de la mañana del día 8 de octubre de 2022, todes les chiques convocades se dieron cita en el lugar donde se desarrolló el encuentro. La emoción, los nervios, la incertidumbre se hacían presentes en todes. Pero el propósito (la comunión entre personas) comenzaba a tejer una red indisoluble que dejó grandes experiencias y aprendizajes.

Una pregunta rompió el silencio: «¿Qué te motivó a venir al encuentro de Sidosidades Maricas en Guadalajara?». Las respuestas fueron tan diversas como les participantes. Hubo alguien con un diagnóstico reciente que dijo:

«Deseo conocer gente en mi situación, encontrar compañía y pertenencia, y me interesa apoyar de manera activa».

Otra respuesta de alguien con algunos años de diagnóstico fue:

«Quiero escuchar problemáticas, conocer ideas de soluciones y contactar con gente o instituciones para poner en práctica lo aprendido de acuerdo con situaciones más específicas que he detectado. Sin embargo, no soy una persona tan entregada a la causa, pero sí tengo interés por hacer algo con gente como yo, siendo voluntario en algún lugar o sumar desde lo que pueda hacer».

También hubo respuestas de asistentes que ya se encuentran generando activismo en sus lugares de procedencia:

«Quiero llevarme ideas e información para usarla en mi comunidad porque considero que la respuesta al VIH está centralizada en CDMX y las vidas de la provincia y periferia son de muy baja calidad. Se debe manejar secrecía o corren peligros, el acceso a la atención es lento y difícil. No hay acompañamiento ni educación».

El diálogo entre asistentes es fundamental. / Foto: Carlos Alberto López

Reflexiones acerca de la visibilidad de vivir con VIH

Vino una pregunta más para generar reflexión: «¿Dónde sientes el VIH?». Las respuestas fueron vastas y ricas. Algunas personas dijeron que lo sentían en la boca y les provocaba hablar de él, educar a la población y generar acciones. Otro participante mencionó sentirlo en el tórax, pues es una parte bella del cuerpo masculino. Y lo relacionaba con su experiencia porque era bello vivir con VIH por todo lo que había aprendido a partir de él. Alguien más expresó que lo sentía en los tobillos, pues es un gran soporte en su vida. No obstante, debe tratarse con sutileza, pues si se quiebra el proceso la integridad de su cuerpo estaría en riesgo. MIRA LAS PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE VIH.

También se evocaron recuerdos con las preguntas: «¿Quién dirías que es la primera persona, real o ficticia, que supiste que vive con VIH en tu vida?» y «¿Cómo te ha impactado en positivo o negativo?». A partir de ahí se pusieron en la mesa frases como: «Bienvenido al mundo del sida», que fue vista en un programa de televisión. También se mencionó el caso de una mujer del personal de salud que al tratar a un paciente en el hospital dijo: «Cuídate de esos raritos porque no sabes qué te puedan transmitir». O personajes como Lady Di, quien en los años 80 daba la mano a personas con VIH que eran atendidas en un hospital, rompiendo paradigmas en torno a lo que se pensaba de la infección en esa época.  MIRA LAS PELÍCULAS INDISPENSABLES QUE HABLAN SOBRE EL VIH.

Hacia una campaña de publicidad sobre VIH informada y empática

En el encuentro Sidosidades Maricas en Guadalajara se mostró publicidad para la prevención de la infección del VIH y les chiques reunides expresaron lo estigmatizante y sombría que era. Asimismo, mencionaron el terror que causaba, la desinformación que contenía y lo sexualizada que era. Al respecto, alguien dijo:

«Parece que fue hecha por un heterosexual que forma parte del personal de salud, panista y sin VIH».

Para empezar a pensar en publicidad informada, esperanzadora, que evidencie que se puede tener calidad de vida, alguien dijo que podría ser más cercana y real y contener expresiones como: «Yo soy una madre informada y apoyo a mi hijo» o «Yo soy un amigo informado y apoyo a mi amigo». Otra voz externó:

«¿Por qué se homosexualiza al VIH? Cuando recibí mi diagnóstico y comenzaba a documentarme solo veía letras en hojas perdidas ya que experimentaba muchos estigmas, las personas LGBTIQ+ nos cansamos de ser señaladas, el VIH no afecta a determinados grupos, afecta a todas las personas».

A estas reflexiones se sumaron otras aportaciones, entre ellas la de un asistente que manifestó:

«Mi red más cercana hoy está más informada. A partir de nosotres se deben construir nuevas narrativas en torno a la vivencia del VIH. Por otro lado, las leyes deben ser modificadas, ya que criminalizan a las personas con VIH llegando a impedir, incluso, que se casen».

Personas que viven con VIH hablando y tomando acción

Una reflexión profunda vino cuando se habló acerca de que muchos foros de trabajo en VIH son liderados por personas heterosexuales que no viven con el virus. Por eso se cuestionó las acciones que se generan desde el escritorio, sin conocer la realidad de vivir con el virus. Y se señaló cómo las grandes empresas se enriquecen a base del pinkwashing, que se trata de estrategias de marketing utilizadas por grandes industrias para ser percibidas como tolerantes con respecto a la diversidad sexual y así atraer a audiencias LGTB+ (Sánchez-Soriano, J. y García-Jiménez L., 2020).

Incluso se reflexionó en torno a la propia comunidad LGBT+. Se hizo mención de las violencias que se viven al usar, por ejemplo, apps de socialización o ligue y cómo se censuran los desnudos. Sin embargo, se mantienen las expresiones clasistas y discriminatorias que se usan en ellas. Por ejemplo: «Absténganse gordos, locas, drogadictos, etc.».

Alguien concluyó diciendo que «sería mejor expresar lo que les gusta a las personas en sentido positivo, por ejemplo: me gustan altos, delgados, masculinos, etc., sin denostar aquello que no encaja con sus preferencias que derivan de la cultura, historia e introyectos», dejando la invitación a cuestionarnos si son realmente preferencias o condicionamientos dados por nuestros contextos.

Somos más que un diagnóstico

Llegó el momento de hablar del VIH en el encuentro Sidosidades Maricas en Guadalajara. A través de una lluvia de ideas se escucharon frases poderosas y trascendentes como: «El VIH es un filtro quita pendejos», «Las personas que vivimos con VIH y quienes no deberíamos ver más allá del miedo». También hubo quien señaló: «Mi diagnóstico no es mi definición» y «Soy más que una condición de vida». O también: «El VIH no es un castigo por vivir mi sexualidad, promovamos la sexualidad placentera y sin culpas».

Alguien más hizo uso de la palabra y compartió al grupo:

«Es el primer espacio que conozco donde tengo contacto con otras personas que viven con VIH como yo, ya que había decidido mantenerme en secrecía. Y me siento feliz de estar aquí y conocerles, de tener un espacio seguro para hablar y compartir cómo se siente vivir con el virus y aprender de otras formas de vivir con él».

Aún tenemos mucho por decir, volvámoslo arte

Uno de los momentos más sentidos donde se asentaron las experiencias y los aprendizajes fue el taller a cargo de Alex Paz, facilitador del encuentro. En él, participantes usaron sus cuerpos y toda su creatividad para lanzar mensajes enérgicos y sensibles a la sociedad. En el trabajo colectivo se crearon hashtags que representarían lo que vivieron en el encuentro con relación a la medicalización, la sexualidad placentera y la apropiación del diagnóstico.

Algunos de los resultados fueron:

  • #misaludnoespera: protesta a la atención que se recibe en los espacios de atención a la salud, donde los largos tiempos de espera no corresponden a la urgencia para la atención a la salud de las personas con VIH.
  • #sexosidades: como expresión de la vivencia placentera de la sexualidad y las diversas formas de expresarla, apropiarla y compartirla.
  • #asitequiero: búsqueda de construcción de comunidad, como reconocimiento propio y de les demás a través de la inclusión.

Me vibra la piel al recordar sus creaciones: #asitequiero demacrado, mamona, queer, oso, putona, chingón, prietx, entrón, POS, inventada, trans, a pelo… ¡Sé tú!

El uso del cuerpo fue uno de los ejes del encuentro. / Foto: Carlos Alberto López

Conversando con quienes nos han precedido en la lucha

Antes de finalizar el encuentro se llevó a cabo el conversatorio donde Mesón, Checcos, Codice, Setac y Red Mexicana de Jóvenes y Adolescentes con VIH compartieron con asistentes al encuentro las acciones que ejecutan y la incidencia social y política que buscan alcanzar. Víctor Espíndola de Setac reconoció que aún existen grandes retos y estigmas en Puerto Vallarta, ‘el paraíso gay’.

Esto se debe a que la gente prefiere enfermar y llegar a etapas avanzadas de la infección en lugar de atenderse debido a que no desean visibilizarse, mantienen oculto su diagnóstico y eso imposibilita poder llegar a ellos. De igual manera, denunció que la capital del estado de Jalisco brinda privilegios, pero los desafíos se encuentran en las sierras, en las comunidades alejadas: «Allá, las realidades del VIH, de las expresiones de la sexualidad, son complejas y opuestas a lo que se puede ver donde existen los privilegios».

Un participante añadió:

«La comunidad ‘G’ [hombres gay] no es una comunidad, sino que se trata de pluricomunidades donde, paradójicamente, no se genera comunidad y menos al tratarse de VIH donde pueden vivirse escenarios de violencia y exclusión».

Por su parte, Manuel Salcedo de Mesón indicó que en las décadas de los 90 y 2000 hablar de ‘sidosidad’ era doliente y estigmatizante. Hoy el contexto es diferente. La ‘sidosidad’ manifiesta las formas de vivir el VIH y resignificarlas. Por ello, habló acerca de la importancia de construir comunidad y que esto solo podría suceder volteando a ver a otros movimientos sociales. Es necesario aprender de ellos, sus estrategias, sus obstáculos vencidos y cómo lo hicieron. Invitó a detenerse y reflexionar, cuestionar si los viejos activismos escuchan a los nuevos pensamientos desde la solidaridad. Señaló la importancia de cuestionar qué tanto se pone el ego antes que la causa.

Así finalizó el encuentro Sidosidades Maricas en Guadalajara para hombres que viven con VIH

Leonardo Espinosa de Codice y Rubén Barba de Red Mexicana de Jóvenes y Adolescentes con VIH sostuvieron que vivir con VIH es político. Por ello, es necesario estar en espacios de discusión y posicionamiento para generar incidencia. Víctor Dante de Checcos añadió que la política nace de lugares como el encuentro Sidosidades Maricas, donde se discute acerca de lo que la gente necesita. Todas las personas estuvieron de acuerdo en que cuando la política es entendida desde el apartidismo puede crearse de diversas formas sin necesidad de institucionalizar las acciones transgresoras y subversivas.

El encuentro concluyó con reflexiones que puedo unir en un pensamiento:

«En las sidosidades, las diversas formas de vivir el VIH, debe existir la rabia porque nuestros cuerpos están siendo invisibilizados. Pero también se requiere la pluralidad, ya que es necesario negociar y encontrar espacios de diálogo con los generadores de políticas».

¿Qué te pareció cómo se vivió el encuentro para hombres que viven con VIH Sidosidades Maricas en Guadalajara?