No solo te masturbes, aprende a darte cariño propio

En esta nota no te diremos cómo masturbarte, sino cómo darte cariño propio.

No importa tu género ni tu orientación sexual, todos nos masturbamos pero ¿sabes cómo darte cariño propio? Estos tips pueden ayudarte.

Muchas personas comienzan a masturbarse durante la adolescencia pero algo que probablemente no has aprendido aún es a darte cariño propio. Sí, en primera instancia, la masturbación nos ayuda a liberar el estrés y, bueno, a saciar un poco esa energía sexual constipada.

Así como existe una energía espiritual y casi metafísica que separa ‘hacer el amor’ de solo coger, también hay diferencias entre masturbarte y darte cariño propio. Finalmente, es una actividad que estamos teniendo con nosotros mismos, y vale la pena darle la importancia debida a tu cuerpo.

Aunque suene muy ‘mi cuerpo es mi templo’, te dejamos a continuación algunas recomendaciones que te ayudarán a que le des más valor a tu propio placer.

Samantha Jones valora la masturbación. Sé como Samantha Jones.

Prepara un espacio cómodo

Es importante encontrar un espacio indicado para darte cariño propio. La comodidad es importante incluso a la hora de masturbarse. Acondiciona un lugar con sábanas suavecitas, cojines y almohadas. Pueden que las vayas a necesitar en algún momento en caso de que necesites acomodarte para llegar a espacios de difícil acceso.

Ponte cómodo.

Dedícate tiempo

Uno le dedica cierto tiempo a ver televisión, a jugar videojuegos, a hacer ejercicio o a cualquier otra actividad recreativa. Piensa en tu propio placer de la misma manera. No dejes que se convierta en ese recurso de último momento cuando te acecha el insomnio.

Pero por supuesta que tengo tiempo para ello.

Imagina tus propias fantasías

Ver porno es chido, pero ¿sabes qué es más?: hacer trabajar a tu mente y crear tus propios escenarios eróticos. No tiene que ser siempre, a veces solo queremos ver a nuestro actor o actriz porno en acción, y está bien. Pero qué te parece si en lugar de ver esa escena, la imaginas en tu mente. Piensa en ese personaje que tanto te excita, visualízalo bien. Después piensa en una fantasía a la que le tengas muchas ganas. Ahora, une ambos factores en tu mente. ¡PUM! Ahí tienes tu escena porno perfecta, justo en tu cabeza.

Tu mente es una fuente inagotable de escenas que te ayudarán a darte cariño propio.

No cruces la meta… tan pronto

Que tu objetivo no se convierta en solo venirte y ya. Practicar el edging de vez en cuando puede ser bastante satisfactorio, sobre todo en estas ocasiones especiales. Básicamente, consiste en detenerte poco antes de correrte. No es como que nunca vayas a terminar, el chiste solo es extender un poco más de tiempo el placer para conseguir un orgasmo más intenso.

Si sientes que estás haciendo esta cara, es momento de parar.

Experimenta con distintos lubricantes

Uno de los mejores aliados para cualquier práctica sexual es el lubricante. Lo mejor de todo es que existen distintos tipos, con distintos fines. Para darte cariño propio, puede funcionar el clásico, que está hecho a base de agua. Aunque también puedes probar los lubricantes térmicos. La sensación de frío y calor que provoca al contacto con tu piel hará que se te volteen los ojos. Estos lubricantes serán de mucha utilidad si también te gustan los juguetes sexuales.

Para darte cariño propio u otra actividad sexual, nunca será demasiado lubricante.

Explora con juguetes

Hablando de juguetes… si te gustan, te felicito por vivir una sexualidad sin tabúes. Si aún no los has intentado, te invito cordialmente a que lo hagas. Los sex toys te ayudarán a conocer más sobre tu cuerpo: cómo te gusta, por dónde te gusta e incluso si no te gusta. Si este último es el caso, bueno, tal vez podrías intentar con otro, la variedad de juguetes sexuales es vasta.

No le temas a los juguetes sexuales.

No tiene que ser algo en solitario

Tal vez te ha pasado que te conseguiste un muy buen ligue en una fiesta. Se van a su depa o al tuyo o a algún hotel. Pero de repente empiezas a sentir que te burbujea la panza o descubres que ambos son activos o te das cuenta de que aún no has superado a tu ex y aún no quieres coshar con alguien más. En cualquiera de estos casos, la masturbación mutua puede ser la solución perfecta. Incluso, así como hay quienes buscan sexo, en apps de ligue también podrás encontrar gente con quien solo toquetearte.

La ‘mano amiga’ siempre se agradece.

Intenta algo nuevo cada que quieras darte cariño propio

No tienes que aplicar cada uno de estos tips todas las veces que quieras masturbarte. Sabemos que el ritmo de vida de cada persona puede llegar a ser algo pesado. No siempre vas a estar buscando formas distintas de cómo masturbarte, hay ocasiones en que solo necesitamos ese desahogo. Pero, de vez en cuando, puedes darte estos cariñitos y convertirlos en algo especial, en una manera de consentirte. Tal vez una o dos veces al mes, por ejemplo.

Como recomendación adicional, previo a este ritual, considera tomar una ducha caliente. La temperatura del agua te ayudará a relajarte para la ocasión después de un día pesado. Acariciar tu piel con el jabón también te ayudará a crear un ambiente de sensualidad.

La próxima vez que quieras masturbarte, recuerda que también es importante darte cariño propio.

Con información de InStyleAdvocate

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.