¿Qué es el edging y por qué se siente tan rico?

Conoce aquí la práctica que hará de tus noches de placer las más intensas. / Foto: Elite Daily

Esta práctica cada vez se hace más popular. ¿No sabes lo que es el edging? Aquí te contamos todo lo que tienes que saber.

El edging es una práctica cuyo objetivo es ayudarte a tener orgasmos más intensos. No importa si eres hombre o mujer, si tienes pareja o no. Cualquier persona puede comenzar a practicar el edging y hacer de su experiencia y la de sus parejas una más larga y placentera. Aquí te decimos cómo.

Detente justo en el límite

En la teoría, practicar el edging es muy simple: solo tienes que detenerte justo antes de alcanzar el orgasmo. En la práctica puede ser que hacerlo te cueste un poco al inicio. La mejor idea es comenzar haciéndolo tú solo o sola. Intenta no utilizar nopor y mejor concentrarte en las sensaciones que invaden tu cuerpo. Tienes que aprender a reconocer el momento en el que estás a punto de llegar para poder parar. TE CONTAMOS POR QUÉ DECIMOS ‘NOPOR’, ‘BERENJENA’ Y ‘VAJAYJAY’.

via GIPHY

Luego de parar toma un descanso, pero que no sea demasiado largo como para que la energía se vaya. Si eres hombre, no te preocupes si tu erección baja un poco luego de detenerte. Usualmente esta regresa cuando vuelves a empezar a darte amor. Detente de esta manera un par de veces y verás como, cuando decidas terminar, será mucho más intenso de lo normal.

¿Cómo lo aplico en pareja?

Una vez que conozcas cuál es tu punto límite y sepas controlarlo, puedes comenzar a jugar en pareja. Habla con él o con ella para que esté consciente del ejercicio y ambos lo puedan disfrutar. Si ya te conoces lo suficiente, cuando llegues al límite puedes no descansar. En vez de eso, intenta mejor darle placer a tu pareja y enfocarte en otras partes de su cuerpo.

La sexóloga Uchenna Ossai explicó para Redbook que un método efectivo es pensar en una luz verde y otra roja a la hora de hacer edging. Cuando estés a punto de llegar estarás en la luz roja y será hora de parar un poco. Descansa o juega de otra manera con tu pareja hasta que vuelvas a estar en luz verde para continuar.

via GIPHY

Una vez que controles bien tu límite para el orgasmo, puedes soltar tu imaginación a volar. Incluye juguetes, lubricantes, cambia las posiciones y todo lo que se te ocurra. No hay una práctica que no puedas combinar con el edging, siempre y cuando te sepas controlar.

¿Alguno o alguna ha intentado el edging? ¿Qué tan difícil se les hizo empezar?

Con información de Redbook y VICE

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.