viernes, mayo 24, 2024

5 accidentes que algunos gay hemos tenido en la cama

Por más experimentado que puedas ser, estos son algunos accidentes supercomunes que algunos hombres gay han vivido en la cama.

¿A qué gay no le han ocurrido algunos accidentes en la cama? Cuando estás haciendo el delicioso, de alguna manera u otra estás vulnerable ante muchas situaciones que pueden estar fuera de control.

Además de las caídas, pisotones o incómodos pelos en la lengua, estos son algunos de los accidentes más comunes que le pueden ocurrir a un gay en la cama.

Cuando se te acalambra una pierna

Este es de los básicos, nadie puede escaparse de que le dé un calambre a la hora de hacer el delicioso. Y el rol no tiene nada que ver, puedes sufrir de un calambre siendo activo o pasivo. Suele pasar cuando estás en una de estas posiciones intrépidas que recién te contó uno de tus amigos.

De repente quieres acomodar tu pierna para darle acceso a tu chico y ¡tras! Calambre. O tal vez estás listo para darle con todo al trasero que tienes enfrente, pero cuando te pones de puntitas para entrar, ¡tras! Calambre. Pero no pasa nada, después de unos breves instantes se te quita y podrás volver a la acción. MIRA ESTOS EJERCICIOS PARA SER EL MEJOR ACTIVO.

flexibilidad ejercicios pasivo
Dile adiós a los calambres con algunos estiramientos. / Foto: Yuri Elkaim

Cuando te salpican en el ojo es otro de los accidentes que te pueden pasar en la cama como hombre gay

A muchos chicos les encanta sentir sobre su piel el elixir de su pareja. Hay distintos lugares donde puedes terminar: en la espalda, en el pecho, en los pies o en la cara, por ejemplo. Pero ese último lugar puede ser un poco engañoso, pues si te toman por sorpresa, esa sustancia puede acabar en lugares inesperados. Y con toda seguridad puedo afirmar que el último lugar donde quieres tener semen es dentro de tu ojo.

Puede que al momento sientas calientito y hasta chistoso, pero después de unos segundos te va a empezar a arder. La incomodidad se te va a quitar una vez que laves tu ojo con mucha agua. El ojo te va quedar un poco rojo, pero después de un rato se te quita. Puedes evitar esto avisando cuando estás apunto de venirte, así le das chance a tu pareja de decidir si quiere cerrar los ojos, abrir la boca o de plano quitarse. CONOCE QUÉ ES NORMAL Y QUÉ NO EN EL SEMEN.

Accidentes que ocurren a un gay en la cama
Este es de los accidentes más comunes que le pueden ocurrir a un gay. / Foto: Giphy

Cuando se te fractura la berenjena

Lejos de ser algo chistoso, este es un accidente que todo gay quiere evitar en la cama. Aunque el nepe en realidad no tiene nada que se pueda fracturar —por algo le dicen ‘la sin hueso’—, sí tiene un tejido que hace que tengas erecciones.

Estas fracturas suelen ocurrir cuando estás en pleno delicioso. Puede pasar que al momento de querer embestir a tu pasivo lo hagas de una manera tan brusca que ni siquiera entre bien y tu berenjena se doble. Escucharás un sonido muy similar al que se oye cuando te truenas los huesos de los dedos. Si algo así te ocurre, please no dudes en ir al médico. ESTOS SON ALGUNOS PROBLEMAS QUE ENFRENTARÁS SI ERES ACTIVO.

Accidentes que ocurren a un gay en la cama
¡Qué dolor! / Foto: Giphy

Cuando le quieren sacar los dulces a la piñata

Este tipo de situaciones suelen ocurrir cuando a los intrépidos les hace falta contexto sobre su pareja. Piensa en este escenario. Tu chico se baja por los chescos, de repente empieza a juguetear con tus testículos con sus manos y a ti se te van los ojos hasta Júpiter. Hasta que repente sientes cómo se le resbala uno de sus deditos hacia tu interior. Solo hay dos opciones en esta situación: a) lo dejas porque te gusta o b) te haces para atrás y dices que por ahí no. ACÁ UNOS TIPS PARA DEPILAR TU ANITO.

Habrá algunos que lo tomen con mucho humor, podrán hacer bromas o incluso se animarán a intentarlo —ya preparados—. Otros pueden tomarlo muy mal porque te estás metiendo con su masculinidad. Pero no hay ningún motivo para tomárselo tan en serio. Lo más recomendable es siempre dejar en claro o preguntar hasta dónde es posible llegar.

Piñata
Piñata escupiendo dulces que asemeja al rostro del chico al que le metieron un dedo sin avisar. / Foto: Giphy

Cuando te empanizan el camarón

Uno de los accidentes más comunes que le puede ocurrir a un gay en la cama es lidiar con las inclemencias del sistema digestivo. Es bien importante tener clarísimo que ese orificio en particular está diseñado para ser una salida y no una entrada.

Dicho esto, la caricia puede llegar cuando uno menos se la espera, pero resulta imposible estar preparado 24/7 para recibirla. Si te dan por Detroit y por pura mala suerte te toca que el nepe de tu pareja salga con premio, no tienes que preocuparte y tampoco tienes que sentirte mal por eso. Es biológicamente normal que ocurra. Toallitas húmedas y algunos minutos en el baño serán un suficientes para tomarse un break y retomar al poco tiempo. CHECA ESTAS ALTERNATIVAS PARA NO HACERTE UN ENEMA.

Accidentes que ocurren a un gay en la cama
Un camarón empanizado es de los accidentes más comunes que pueden ocurrirle a un gay. / Foto: Giphy

Si eres gay, ¿cuál de estos accidentes es el que más te ha ocurrido en la cama?

Con información de BBC

Ángel Amézquita
Ángel Amézquita
Half señorx, half mothernx. Me gusta la música, bailar y los videojuegos. UwU

Artículos Relacionados

Lo más reciente