Tal vez eres sapiosexual y no te has dado cuenta

Descripción gráfica de la sapiosexualidad / Foto: Portal do RN

De acuerdo con psicólogos, es posible que todos hayamos experimentado algún tipo de atracción sapiosexual sin percatarnos de ello.

Una persona sapiosexual es aquella que se siente atraída por la inteligencia de las personas y valora algunos aspectos intelectuales por encima de los físicos.

Por lo general, este tipo de atracción obedece a la búsqueda de estabilidad en una relación. Sin embargo, ello no significa que carezca de excitación sexual. De hecho, para las personas sapiosexuales, la inteligencia puede tener una importante carga erótica. E incluso es posible que todos hayamos experimentado este tipo de atracción sin ser conscientes de ello.

Sapiosexualidad / Foto: wapa.pe

La inteligencia siempre seduce

Para comprender a fondo el concepto de sapiosexualidad, es importante saber que la inteligencia va más allá del conocimiento, la información y la cultura. De hecho, existen muchos tipos de inteligencia, y cada uno puede resultarle particularmente atractivo a cada persona.

De acuerdo con la psicóloga argentina Jazmín Escobar, es posible distinguir entre inteligencia cognitiva, emocional, lógico-matemática, social e incluso erótica. Entrevistada por el diario El Clarín en septiembre, la especialista indicó que, de hecho, todos estos tipos de inteligencia son herramientas de seducción. Por ejemplo, la inteligencia erótica va más allá del contacto físico y genital. Se refiere también al uso de palabras o el manejo de situaciones que despierten sensaciones de excitación en la pareja.

Representación de la sapiosexualidad / Foto: Quora

Seguro te ha pasado

Entonces, la atracción sapiosexual no solo se manifiesta hacia los ‘intelectuales’ en su acepción clásica. También es posible sentirse atraído por otro tipo de inteligencias.

Por ejemplo: si alguna vez te gustó alguien por la forma en que se lleva con las demás personas y se desenvuelve en las fiestas o convivencias, quizás lo que te atrajo es su inteligencia social. O si alguien te hace sentir cómodo o cómoda en momentos de estrés, es posible que te atraiga su inteligencia emocional.

En ese sentido, la orientadora sexual Gabriela Recchi explicó a El Clarín que la inteligencia siempre genera seducción:

«A mi entender, todos en algún momento podríamos haber experimentado la sapiosexualidad, ya que cada vez hay más personas que sexualmente no se sienten atraídos por lo físico, sino por el intelecto. Es probable que haya una mayor tendencia a la sapiosexualidad pasada la adolescencia. Pero la inteligencia siempre genera seducción aunque [las personas] no se definan como sapiosexuales. Suelen ser personas exigentes, con curiosidad, que buscan retos intelectuales y se aburren fácilmente».

¿Quiénes son más sapiosexuales?

De modo que no importa si eres gay, lesbiana, bisexual, trans, no binarie o heterosexual. Más allá de tu orientación sexual, seguramente experimentaste la sapiosexualidad en algún momento. Sin embargo, tanto Recchi como Escobar coincidieron en que son las mujeres quienes sienten este tipo de atracción con mayor frecuencia.

Esto podría deberse a que el cerebro de las mujeres suele ser sensible a una mayor cantidad de estímulos. Mientras tanto, en el caso de los hombres predominan los estímulos visuales.

Por otro lado, las expertas coinciden en que cada vez más gente se define a sí misma como sapiosexual. Esto podría deberse a una variante evolutiva que responde a la mayor búsqueda de estabilidad.

Ni más profundo ni más superficial

Finalmente, el factor intelectual es solo uno entre los muchos aspectos que inciden en la atracción hacia una persona. Sin embargo, priorizar el intelecto por encima de otros factores no necesariamente es sinónimo de una relación más estable, profunda o duradera.

Eso sí: recuerda que la inteligencia siempre seduce.

Así que ejercita tu inteligencia cognitiva, emocional o erótica, pues posiblemente la persona que te gusta sea sapiosexual en alguno de esos aspectos.

Con información de El Clarín y ABC

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.