Piden justicia por transfeminicidios de Sam Rosales y Julie Torres

Protesta contra los transfeminicidios en México

Activistas y organizaciones sociales reportaron el transfeminicidio de Sam Rosales en Puebla y el de Julie Torres en Jalisco.

En las primeras horas de este jueves ocurrió el transfeminicidio de Sam Rosales en Atlixco, Puebla. Los hechos ocurrieron a menos de 24 horas de otro transfeminicidio: el de Julie Torres en Jalisco.

Las activistas Jazz Bustamante y Gloria Careaga reportaron ambos hechos y pidieron justicia para las víctimas.

El caso de Sam

Sam Rosales murió atropellada. La joven trans de 23 años circulaba en una motocicleta junto con un acompañante sobre el bulevar Ferrocarriles a la altura de la calle Pino Suárez, en la colonia Revolución, en Atlixco, Puebla, cuando un vehículo comenzó a perseguirla.

Sam Rosales, víctima de transfeminicidio en Puebla

Cámaras de seguridad captaron el momento en que un vehículo Tsuru da alcance a la motocicleta e impacta, haciendo caer a sus tripulantes. Posteriormente, el autor del transfeminicidio regresa en su vehículo para atropellar a Sam Rosales.

Mientras tanto, el acompañante de la joven trans logra incorporarse y huye del lugar sin auxiliarla. CHECA ESTAS ESTADÍSTICAS SOBRE CRÍMENES CONTRA LA COMUNIDAD LGBT+ EN PUEBLA.

El caso de Julie

Horas antes del transfeminicidio de Sam Rosales, Julie Torres también se convirtió en víctima de un asesinato violento. CONOCE LAS SANCIONES QUE SE APLICAN A LOS CRÍMENES DE ODIO.

El cuerpo de Julie fue localizado sin vida al interior de su domicilio en Guadalajara. La víctima presentaba señales de tortura y se encontraba envuelta en una sábana.

Julie Torres, víctima de transfeminicidio en Jalisco

A través de su cuenta de Twitter, la organización LGBT+ de Jalisco Codise A.C. lamentó el asesinato de Julie. Además, se comprometió a exigir justicia por ella y por todas las víctimas de violencia.

Tuit de Codise AC sobre el transfeminicidio de Julie

Estados LGBTfóbicos

Puebla, donde ocurrió el transfeminicidio de Sam, y Jalisco, donde se registró el de Julie, son estados que constantemente se convierten en escenario de crímenes de odio contra la comunidad LGBT+.

Apenas la semana pasada, en Jalisco, se registró el asesinato de Jonathan Santos. Ante la falta de un protocolo adecuado para atender casos relacionados con personas LGBT+las autoridades implementaron el protocolo de feminicidio para investigar el crimen contra el joven queer. ENTÉRATE DE LOS DETALLES DEL CASO DE JONATHAN SANTOS.

Mientras tanto, en julio se registró en Puebla un caso similar al transfeminicidio de Sam Rosales. Tres mecánicos persiguieron y atacaron con arma de fuego a Jeidy, una joven trans de Tehuacán. Por fortuna, Jeidy salió con vida del ataque. CONOCE EL CASO DE JEIDY, LA SOBREVIVIENTE A UN ATAQUE TRANSFÓBICO EN PUEBLA.

Como queda claro, las mujeres trans son las más vulnerables ante la violencia. De acuerdo con la organización Letra S, en 2019 se registraron 117 asesinatos de personas LGBT+ en el país. De esa cantidad, 64 de las vícitmas; es decir, el 55%, fueron mujeres trans.

Ahora, el transfeminicidio de Julie Torres y el de Sam Rosales demuestran que el problema está lejos de resolverse.

Con información de Periódico Central y Diario Cambio

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.