Mi hermana era una mujer trans y su asesinato continúa impune

Arturo y su hermana Ana Karen, quien fue asesinada en Veracruz / Foto: Cortesía Jazz Bustamante

Imagina que alguien mató a tu hermana, una mujer trans, y que su asesinato siga impune. ¿Qué harías? Te contamos la historia de Ana Karen, quien fue asesinada en Veracruz.

Alguien le arrebató la vida a Ana Karen Velasco Mundo, una mujer trans, y hasta la fecha su asesinato continúa impune. No es de extrañarse. En los últimos años, el estado de Veracruz, México, se ha convertido en tierra de nadie debido al crimen organizado, políticos corruptos y una sociedad que ha normalizado las violencias y asesinatos. Las disidentes sexuales son presas fáciles ante un sistema de justicia lento, lleno de burocracia, que casi nunca da resultados en favor de las víctimas ni de sus familias.

Tuve la oportunidad de entablar un diálogo con Arturo, hermano de Ana Karen, mujer trans asesinada brutalmente en el mes de abril del 2020 en el puerto de Veracruz.

La entrevista

La tarde era muy soleada, con una sensación térmica de 45 grados centígrados. Eran aproximadamente las 14:00 horas. Estaba cantando una canción mientras me peinaba y, al dar vuelta frente a la reja, ahí se encontraba Arturo. Lo hice entrar y le pedí que tomara asiento.

Comenzamos a dialogar no sin antes invitarle algo de beber. «Gracias por aceptar la entrevista», le dije. Y le pregunté cómo era su relación con Ana Karen.

«Era muy buena. Yo le consideraba una hermana, no consanguínea, pero sí por decisión, ya que nuestra relación era de hermanos. Nunca tuve esa relación con mi familia primaria, pero con Karen sí la tuve y será siempre mi hermana. Convivimos su pareja, yo y unos amigos. Había un ambiente muy relajado. Era una persona muy práctica en resolver problemas y era mi consejera. Decía “hay que sonreír y seguir adelante siempre”».

¿Cómo fue que Arturo conoció a Ana Karen?

Arturo conoció a Ana Karen en una ocasión, cuando acudió a la zona de tolerancia en el puerto de Veracruz, en las calles Díaz Mirón y Paso y Troncoso, hace 19 años.

«Fue donde le pregunté a Ana Karen sobre una conocida suya que me había gustado. Así inició nuestro primer acercamiento. Tiempo después nos dejamos de ver y, una noche que iba pasando en una calle con mi pareja, me dijo: “Ven, vamos a saludar a algunas amigas”. Una de ellas era Ana Karen».

Después de terminar con su pareja, la cercanía de Arturo con su «hermana Ana Karen fue mayor». Ella lo «aconsejaba y regañaba».

«Siempre me decía que fuera yo mismo y aceptara mis sentimientos. Eso fue acrecentando nuestra confianza».

¿Quiénes mataron a Ana Karen, mujer trans cuyo asesinato en Veracruz sigue impune?

Según Arturo, él realmente no sabe quién mató a su hermana, pero asegura que Ana Karen le contó que «en ocasiones, unos tipos pasaban y les aventaban piedras a ella y a una compañera». Ambas les dijeron de lo sucedido a quienes les cobraban piso por laborar en la zona de tolerancia. Los tipos fueron y dieron aviso a los que las acosaban de que les dejaran en paz. EN VERACRUZ, LA IMPUNIDAD EN CRÍMENES DE ODIO ES DE 99%.

Arturo se enteró de que habían asesinado a Ana Karen cuando la pareja de ella lo contactó «estando muy nervioso y alterado». Le habían enviado unas fotografías de una mujer muy parecida a Ana Karen y ella no había llegado a dormir.

«Le dije [a la pareja de Ana Karen] que se tranquilizara y que fuéramos al Semefo a ver si era ella. Acudimos y el personal nos enseñó unas fotografías donde tenía varios golpes en la cara y muchos moretones en las piernas, rodillas y varias partes de su cuerpo. Lamentablemente sí era ella».

De acuerdo con Arturo, en el Semefo les dijeron que fueran por familiares consanguíneos para que entregaran el cuerpo de Ana Karen.

«Yo me considero su hermano, pero no soy consanguíneo. Tampoco aceptaron a su pareja como su familiar. Su papá accedió a acudir. Su mamá vivía en Tabasco y llegó después. Su papá dijo que él no reconocía a su “hijo”, al que ahora ya le conocían como Ana Karen. Tenía mucho tiempo que no se veían. Para reconocer el cuerpo entró su pareja, Luis “N”».

¡Ya basta! / Imagen: Movilh Chile

¿Por qué se violenta tanto a mujeres trans en Veracruz, México y Latinoamérica?

«Porque mucha parte de la sociedad no les considera mujeres. Creen que solo son una imitación y creen que no valen», sentenció Arturo, quien siente una gran empatía por las mujeres trans en general. Al preguntarle por qué, él me respondió:

«Porque me he enamorado de ellas. Mis cuatro parejas han sido mujeres trans».

Esta empatía y este amor a mujeres trans le ha costado caro a Arturo. Casi toda su familia consanguínea lo rechazó por enamorarse de una mujer trans.

«Solo mi mamá no me rechazó. Mis primos, tías y hermana no aceptaban que me gustan las mujeres trans. Decían que mi papá era un mujeriego y yo andaba con hombres vestidos de mujer. Yo les argumentaba que eran mujeres y decían que no. Mis amigos igual me decían ‘maricón’ o ‘desviado’, que si no pensaba tener hijos».

A pesar de esto, Arturo no se arrepiente de nada. Y este es el mensaje que él tiene para la sociedad y otros hombres que se enamoran de mujeres trans:

«Es un amor válido como cualquiera y deben respetarlo. A los hombres les diría que quieran y protejan a las mujeres trans. Que si no funciona la relación que lo hablen y que lleguen a buenos términos, sin violencia. Que entiendan que son mujeres que merecen el mismo respeto y amor que cualquier otra».

Mujeres trans y el trabajo sexual

Arturo y yo también conversamos sobre por qué un alto porcentaje de mujeres trans se ven orilladas a ejercer el trabajo sexual. Según él, «porque es más rápido ahí juntar dinero para su tratamiento hormonal, operaciones y para hacerse independientes».

«A muchas les corren desde muy jóvenes de sus hogares. No les dan fácilmente trabajo. Pero el trabajo sexual es muy difícil, según me contaron varias amigas. Y yo veía los peligros».

Si Arturo tuviera a Ana Karen enfrente, le diría que siempre va a estar «agradecido por todo el afecto, cariño y amor» que le dio.

«Le diría: “Te amo mucho. Perdóname si en algún momento te ofendí. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida”. Siempre va a ser mi hermana».

La mirada de Arturo se ve brillosa, con los ojos húmedos. Al hablar, su voz se nota entrecortada. Su mirada es una ventana que expresa tristeza. EN VERACRUZ, POLICÍAS ACOSAN Y ROBAN PERTENENCIAS DE TRABAJADORAS SEXUALES TRANS.

Los momentos más memorables con su hermana Ana Karen

A pesar del trágico asesinato de Ana Karen, Arturo aún recuerda con cariño algunos momentos que compartieron juntos. Una vez, cuando él estuvo enfermo, ella lo acompañó a todos lados cuando estuvo en tratamiento.

«Ella estuvo ahí conmigo cuando recibí los análisis de que ya estaba bien y lloré con ella. Me abrazó».

También recuerda la primera vez que festejaron juntos el cumpleaños de Arturo.

«La pasé muy bien, ya que con mi familia consanguínea casi nunca convivimos. Ella (Ana Karen), a pesar de su situación económica, hizo el esfuerzo para celebrarme. Lloré de la emoción ese día».

Arturo y su hermana Ana Karen, celebrando un cumpleaños / Foto: Cortesía Jazz Bustamante

Para Arturo, los crímenes de odio no deberían ocurrir. Él cree que siguen sucediendo «por la falta de interés de las autoridades» y «por la discriminación que existe en la sociedad». En su opinión, lo que hace falta para que se les preste la debida atención a los crímenes de odio es «mayor educación». Asimismo, considera que «las religiones han difundido mucha ignorancia y prejuicios sobre las personas diversas», lo cual «nos ha llevado a que exista mayor violencia hacia las mujeres trans y en general hacia lxs LGBTI+». CHECA CUÁLES SON LOS 5 ESTADOS DONDE MÁS MATAN A PERSONAS LGBT+.

Asesinato de Ana Karen en Veracruz continúa impune

La mañana del sábado 11 de abril del 2020, en las céntricas calles del puerto de Veracruz, en la zona de mercados populares, Ana Karen Velasco Mundo, de 43 años de edad, fue encontrada bocabajo y con una peluca rubia a su costado. Vecinos del lugar alertaron a la policía sobre detonaciones de arma de fuego y gritos de una persona. El cuerpo de Ana Karen presentaba múltiples agresiones. Su caso consternó a sus familiares y amigos, y varias organizaciones defensoras de derechos humanos se pronunciaron en el país exigiendo justicia.

La Fiscalía General del Estado de Veracruz abrió la carpeta de investigación U1PJ/DXVll/F2/1510/2020, donde el perito forense anexó como causa del deceso «proyectil de arma de fuego en el cráneo», que produjo «fracturas múltiples y laceración del encéfalo».

Ana Karen también presentaba múltiples golpes en el rostro, en las piernas y partes de los hombros. Según me comentó Arturo, una amiga en común acudió como maquillista y tuvo que poner mucho maquillaje para cubrir los golpes ​en su cara, pero aun así eran evidentes. Esto podría significar que también fue torturada, pero eso no viene en la descripción del perito forense.

De enero 2020 a octubre 2020, en el estado de Veracruz, Soy Humano A. C. tiene registrados 23 casos de asesinatos a personas LGBTI+: 2 mujeres lesbianas, 1 hombre trans, 12 mujeres trans y 8 hombres gays. De estos casos, según el informe Impunidad: crímenes de odio por orientación sexual, identidad de género y/o expresión de género —el cual se actualiza todos los años en enero—, solo en 3 casos existieron detenidos, pero ningún consignado.

¿Ya conocías el caso de Ana Karen, mujer trans a quien le arrebataron la vida en Veracruz? ¿Qué opinas de que su(s) asesino(s) siga(n) libre(s)?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.