Como hombre trans me sentí representado por Mulán

Mulan es trans
Gracias a Mulán, me sentí representado como hombre trans por primera vez. / Foto: Fotogramas

Al ver la película de Disney, Mulán (1998), por primera vez me sentí representado como hombre trans.

Uno de los personajes por los que me sentí representado como hombre trans cuando era chico fue Mulán. Esta película animada de Disney se estrenó en 1998 y cuenta la historia de una chica china que se viste como un chico para enlistarse en el ejército. Así, lucha contra los hunos en lugar de su padre enfermo.

La representación de personas trans en el cine y la televisión sigue siendo muy poca, pero era aún menos cuando se estrenó Mulán. Sobra decir que la representación es importante para la construcción de la identidad.

Cuando sos un chico intentás verte reflejado en alguien, puede ser un personaje de una serie, un artista, un futbolista o quien sea. Pero cuando sos un nene o una nena trans se pone más difícil porque casi en ningún lado muestran a una persona que esté pasando por lo mismo. Es como si no existieras, entonces intentás encontrarte en donde podés.

Pero ¿Mulán era trans?

Todo el mundo sabe que Mulán en la historia original es una mujer cis porque siempre la única posibilidad en el imaginario de la gente es que alguien sea cisgénero. Pero la lectura que cada persona hace sobre el arte puede ser diferente a la intención original. La obra no es solo lo que el artista hizo, sino lo que la gente interpreta de ella. MIRA QUIÉN FUE MULÁN EN LA VIDA REAL.

En el último tiempo fueron apareciendo más personajes que son trans o lo dan a entender. Eso no solo ayuda a visibilizar, sino también a acompañar a la gente que los ve. Muchas personas trans adultas vivimos una infancia sin representación, sin ser nombradas. Incluso, muchas veces crecimos sin saber que ser trans era una posibilidad e hicimos lo que pudimos con lo que había. Intentamos vernos en un mundo que nos escondía.

Por eso, algunos hombres trans como yo nos sentimos representados por Mulán. Yo la veía igual a mí: como si fuera un hombre trans, pero sin siquiera saber que existían los hombres trans. Me sentía representado antes de saber quién era yo, ya que lo único que veía en Mulán era una persona que en teoría era ‘una chica que se vestía de chico’ y de golpe para todo el mundo era chico.

La posibilidad de Mulán como reflejo de un hombre trans

No me sentía representado por la forma de vestir, sino por el hecho de que todo el mundo veía a Mulán como hombre, usaba pronombres masculinos y recibía trato de hombre. Yo quería eso. Mi representación incluso escapaba de la figura de Mulán en sí, pues yo quería que me trataran como chico. Ese es el punto central: era un niño y me daba igual todo lo demás de la historia.

Por otro lado está la canción “Reflejo”, que habla sobre lo que está sintiendo Mulán mirándose en diversas superficies. Tanto la letra como la animación muestran esa desconexión y confusión con su imagen, que era lo mismo que yo sentía ya desde chico. Incluso una parte de la letra es:

«¿Quién es la chica que veo aquí tras de mí? Guarda el mal reflejo de alguien que no soy. ¿Qué tengo que intentar? ¿Cuánto habrá que ocultar?».

En mi caso, siempre sentí que ocultaba algo, que era otro el reflejo que veía y que no era yo. CHECA ESTAS 3 MALAS REPRESENTACIONES TRANS EN EL CINE.

Así, ese fue el primer lugar en el que me sentí representado como hombre trans. Hasta ese entonces siempre me sentía representado por hombres cis, pero esa era la primera vez que sentía algo diferente en la pantalla. Nadie me había dicho que era posible que la gente me tratara como un hombre y que me hablara en masculino.

Aunque claramente no fue la mejor representación para un hombre trans —porque la historia de Mulán es la de una mujer—, es la única que tuve. Y me ayudó a sentirme un poco mejor conmigo mismo.

¿Cisgénero hasta que se demuestre lo contrario?

Más allá de la lectura individual que pudiera hacer, la realidad es que como no existen casi personajes que digan que son trans tampoco existen personajes que digan que son cis. Entonces, ¿por qué presuponemos que todes son cis? ¿Por qué cada vez que alguien dice que un personaje es trans mucha gente se enoja? Es porque la gente ve lo cis como lo común y ve lo trans como ‘lo raro’. En esa interpretación del mundo, nadie es trans hasta que se anuncie que lo es. Siempre se espera la salida del armario. En otras palabras, al decir que alguien es trans sin que lo diga la historia estamos rompiendo con ese pacto cisnormativo.

Por eso es que casi nadie aclara si un personaje es cis. Y, a pesar de eso, todo el mundo sabe que son cis porque lo que existe es una suposición de que todas las personas —y por ende todos los personajes— son cisgénero hasta que se demuestre lo contrario. Ya que nadie puede ser trans hasta que se especifique, eso hace parecer que nunca estamos presentes

Cada persona es libre de interpretar una obra como quiera. La conexión de algunas personas trans con Mulán nace de la necesidad de sentirse reflejadas en el exterior, de sentirse representadas en algún lado y poder posicionar nuestras experiencias en el mundo externo.

Por supuesto, a los hombres trans nos hubiera gustado que en nuestras infancias hubiera representaciones que apuntaran a nuestras vivencias y nos hicieran sentir acompañados, pero no fue así. La verdad es que no le hacía mal a nadie sintiéndome identificado con Mulán. ¿En qué cambia que algunos hombres trans hayan tenido esa vivencia? En nada, solo marca una realidad: falta más representación trans. Y la falta de esta en la infancia hace que nos veamos en donde podamos para sobrevivir y sentirnos parte del mundo

Gracias a Mulán, me sentí representado como hombre trans. ¿Cuál fue la primera vez que sentiste esa representación?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.