Obligan a futbolistas a ejercer trabajo sexual

Jóvenes futbolistas fueron engañados para ejercer trabajo sexual (foto ilustrativa). / Foto: Twitter

Siete futbolistas sudamericanos fueron liberados en España, luego de descubrirse que eran obligados a ejercer trabajo sexual.

La Guardia Civil española liberó a siete futbolistas que eran obligados a ejercer trabajo sexual, en Prado del Rey, provincia de Cádiz.

De acuerdo con los informes oficiales, los muchachos fueron traídos a España con engaños, prometiéndoles pruebas para iniciar su carrera como futbolistas en ese país. 

Sin embargo, al llegar, los jóvenes eran despojados de todo su dinero y obligados a ejercer el trabajo sexual con otros hombres para ‘pagar las cuentas de su alojamiento’.

La operación Promises

Hacia fines del año pasado, un hombre alquiló una casa en las afueras de Cádiz para llevar a cabo un supuesto proyecto futbolístico, cosa que levantó sospechas entre los vecinos.

Esto porque los jóvenes que ahí se mudaron solo entrenaban en la azotea y las pocas veces que eran vistos en las calles, fueron sorprendido mendigando para poder comer. Personas locales trataron de acercarse a ellos y ganar su confianza para descubrir el hilo negro del asunto.

La Guardia Nacional llevó a cabo entonces la operación Promises, en la que varios de sus elementos irrumpieron a la fuerza en el lugar. Ya al interior descubrieron a siete futbolistas viviendo en condiciones infrahumanas y siendo obligados a realizar trabajo sexual. Tras la acción, hubo tres detenidos y siete chicos que fueron rescatados y puestos a disposición de servicios sociales.

La investigación reveló que uno de los futbolistas era de origen argentino, mientras que el resto venía de Colombia. Uno era menor de edad. 

Futbolistas bajo explotación sexual

La Guardia Nacional declaró que llevaba más de año y medio tras el caso y que solo era cuestión de tiempo para encontrar evidencia que comprobara sus teorías.

De acuerdo con sus informes, los futbolistas llegaban a España por medio de un supuesto entrenador, quien los contactaba con un teórico ojeador. Ellos le ofrecían alojamiento y una plataforma para probarse en clubes del país.

Sin embargo, esto no ocurría. En cuanto llegaban, a los jóvenes se les privaba de su documentación y del poco dinero que tenían. Días después se les obligaba a participar en sitios de chat gay, con la excusa de que no había equipos disponibles por el momento y que esa era una forma de poder costear su estadía con ellos.

La situación solo escalaba cada vez más y, al final, los futbolistas eran obligados a ejercer el trabajo sexual en círculos homosexuales, independientemente de su orientación sexual. Tras cobrar, sus captores les quitaban el dinero y los amenazaban con contarles a sus familias sobre su situación actual. Los jóvenes permanecían recluidos y solo convivían entre ellos. 

Actualmente, la investigación continúa y ahora se extenderá hasta Argentina, pues se cree que organismos de ese país tiene implicaciones directas con esta red de trata de personas.

Los futbolistas fueron engañados con promesas de una carrera en el deporte, para terminar siendo obligados a ejercer trabajo sexual.

Con información de La Voz de Cádiz

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.