Marinos arruinan aniversario de esta pareja gay

Esta pareja gay quería disfrutar de su aniversario con una cena romántica. Desafortunadamente, cuatro marinos borrachos arruinaron su noche gracias a sus insultos homofóbicos. / Foto: Cortesía de Gabriel Cerda

Una pareja gay disfrutaba su cena de aniversario cuando cuatro marinos comenzaron a insultarlos. Al pedir ayuda a los dueños del local, todo empeoró.

Gabriel Cerda y su novio querían disfrutar de su aniversario con una cena romántica. Para esto acudieron al restaurante Fuego Austral, que acababa de abrir sus puertas al público. Todo iba bien en la velada hasta que cuatro marinos borrachos empezaron a insultar a la pareja gay por el simple hecho de estar en el lugar. Homosensual contactó a Gabriel para que nos contara todos los detalles de la agresión homofóbica que vivió.

Los hechos sucedieron en la comuna de San Antonio, Chile, el 12 de diciembre. Gabriel y su novio llegaron al restaurante y se encontraron con un grupo de amigos que estaban celebrando un cumpleaños. Los hombres saludaron a sus conocidos y luego fueron a sentarse a su mesa. Una vez ahí, se dieron cuenta de que había cuatro hombres alcoholizados junto a ellos. A través de sus redes sociales, Cerda denunció los insultos que profirieron contra ellos.

«Al percatarse de nuestro ingreso comenzaron a efectuar agresiones verbales por nuestra orientación sexual. Dentro de los insultos emitieron cosas como: “Oye, ¿en este restaurante aceptan maracos?” y “¿Cómo dejan entrar maricones a este lugar?“».

Gabriel a través de Facebook

De acuerdo con el afectado, dos de sus amigas en la otra mesa se dieron cuenta de lo que estaba pasando. Y, cuando uno de los marinos comenzó a vomitar junto a ellas, llamaron al dueño del restaurante. Alberto Lazo fue quien se presentó para atender la queja. Sin embargo, este se puso del lado de los cuatro hombres.

Fue en el restaurante Fuego Austral en donde esta pareja gay tuvo que escuchar repetidos insultos homofóbicos por parte de cuatro marinos ebrios. / Foto: El ciudadano

¿Por qué Lazo se puso del lado de los marinos?

Gabriel comentó en entrevista exclusiva con Homosensual que luego de que su cena fuera arruinada por los comentarios de los cuatro hombres, él mismo quiso hablar con el dueño. Nuevamente, Lazo se presentó para escuchar su queja, pero no hizo mucho por ayudarlo. MIRA CÓMO EL HILTON SALIÓ AL RESCATE DE UNA PAREJA GAY LUEGO DE QUE EL SHERATON LA RECHAZÓ.

«En un comienzo, cuando yo hice el reclamo al restaurante, Alberto Lazo me dijo que ellos eran unos buenos clientes suyos, que eran sus amigos, que estaban en estado de ebriedad. Me dijo que debía de perdonarlos y que él me ofrecía en compensación dos copas de vino. Una para mI novio y otra para mí».

Gabriel Cerda para Homosensual

El afectado no aceptó lo que Lazo le ofrecía, por lo que pagó la cuenta y se retiró. No obstante, él no estaba dispuesto a que las cosas terminaran sin las consecuencias debidas. Por esta razón, Cerda llamó al restaurante al siguiente día con la intención de identificar a los marinos y tomar las acciones necesarias.

Gabriel y su novio, ‘Bertis’. / Foto: Cortesía de Gabriel Cerda

«Ellos son una pareja de dueños: Alberto Lazo y Carola Maturana. Cuando yo le pido a Alberto que me entregue la información del voucher para poder rastrear quiénes habían sido mis agresores, él me dijo que estaba intentando lucrar con la situación. Que era un enfermo y que cómo yo le podía creer a una mesa donde había personas que consumieron tres botellas de alcohol».

Gabriel para Homosensual

Cerda no se dejó intimidar por las palabras de Lazo. Le aseguró que continuaría con las acciones legales y luego colgó. Aproximadamente veinte minutos después de lo sucedido, Carola Maturana lo llamó. De acuerdo con el afectado, Maturana se encontraba llorando y preocupada por lo que había sucedido.

«Después me di cuenta de que ellos eran parte de lo que había pasado porque Carolina Maturana trabaja en la delegación marítima donde trabajan todos estos marinos. Todos ellos son amigos y conocidos. Lo que a mí me habían inventado de que todos ellos eran clientes era una manera de distraer la atención para no llegar a los agresores reales».

Gabriel para Homosensual
Este es el comunicado que lanzó el restaurante luego de fallar en arreglar las cosas con Gabriel. / Foto: Facebook

¿Qué pasó después?

Al ver que Gabriel estaba haciendo ruido sobre lo sucedido en sus redes sociales, los dueños del restaurante no tuvieron más que aceptar su error. Maturana y los cuatro marineros acudieron al Centro de Formación Técnica (CFT) en donde Cerda es docente. Ahí, según lo que Gabriel contó a Homosensual, tres de los hombres se excusaron diciendo que estaban bajo los efectos del alcohol y que no recordaban lo sucedido. Por otro lado, el cuarto marinero decidió no identificarse ni hablar con él.

Los nombres de los marinos que lo agredieron a él y a su pareja son Erwin Kopp Duhart, Cristian Martis Ibaceta y Cristian León Zabala. Y, luego de conocerlos, la pareja recibió una llamada por parte del Gobierno Marítimo para agendar una reunión y arreglar las cosas. Aunque, desafortunadamente, esto no sucedió así. ASÍ FUE COMO DOS POLICÍAS GOLPEARON Y HUMILLARON A UNA PAREJA GAY POR DIVERSIÓN.

Estas son las fotografías de sus agresores que Gabriel compartió a través de redes sociales. / Foto: Gabriel Cerda (Facebook)

«Fuimos a la reunión y finalmente no hubo ninguna disculpa del caso. Se nos quitó credibilidad del asunto y, por otro lado, se nos pseudoamenazó que iban a querellar contra nosotros por difamación».

Por ahora, Gabriel sigue luchando para llevar su demanda a los tribunales chilenos. Desafortunadamente, ni el restaurante ni el Gobierno Marítimo de la región se han querido hacer responsables por el caso. Y, si bien la guarnición naval de San Antonio ya emitió un comunicado de prensa en donde dice que están investigando el asunto, las verdaderas consecuencias que enfrentarán estos cuatro marinos siguen siendo inciertas.

Ningún gobierno o institución debería tener el poder de proteger a agresores mientras revictimizan e invalidan el testimonio de los afectados por ellos.