Gay

Pareja gay huye de CDMX por acoso de su propia familia

Desde hace meses vecinos y familia de Eric y su pareja los acosan lanzando fibra de vidrio dentro de su casa. / Foto: Twitter (@unvaconvih)

Durante meses Eric Otto, un joven gay originario de la alcaldía Azcapotzalco de CDMX, ha sufrido el acoso homofóbico de su propia familia, por lo que tuvo que huir junto con su pareja, pues los llegaron a atacar con fibra de vidrio.

«Lo único que sabemos es que no quieren que 2 jotos se casen», relató Eric, un joven gay que ha sido víctima de acoso homofóbico junto a su pareja en la alcaldía Azcapotzalco de CDMX y describe a Homosensual su vida como «un verdadero infierno» desde que hace más de 2 meses integrantes de su propia familia comenzaron a lanzar fibra de vidrio cada madrugada a través de la puerta y la ventilación de su casa.

En entrevista con Homosensual, Eric contó que a raíz del acoso él y su pareja tuvieron que huir de su hogar. Sin embargo, el acoso no se detuvo. Por el contrario, sus agresores los persiguieron hasta el municipio de Nicolás Romero en Estado de México, donde acudieron a refugiarse.

«Quieren encarrilarme a sus tradiciones machistas»: Eric

Detrás del acoso que llevó a la pareja gay a huir de CDMX hay un tema económico, pero sobre todo machista y homofóbico.

Eric Otto cuenta que forma parte de una familia con más de 100 años de tradición en la alcaldía Azcapotzalco. Sus familiares contaban con varios lotes que se fueron dividiendo. Además, fueron una especie de benefactores de la zona, pues ayudaron a construir una escuela, una iglesia y hasta un campo de béisbol. Se trata de una familia sumamente tradicional.

En este contexto, parte del acoso se debe a que Eric y su pareja gay ocupaban una pequeña propiedad que perteneció a su abuelo en la alcaldía ubicada al norte de CDMX. Pero principalmente se debe al machismo y la homofobia de familiares indirectos, ya que además de ser gay, Eric vive con VIH:

«Hay una motivación económica de fondo, pero también hay un tema de tradición en la familia y de homofobia […] Lo que busca mi familia es que mi pareja no esté en la escena. Lo quieren desaparecer por completo y a mí encarrilarme a lo que quieren, de tradiciones muy machistas, de formas muy antiguas».

Ataques con fibra de vidrio

La fibra de vidrio está compuesta por partículas minúsculas que se pueden incrustar en los ojos, nariz y boca, llegando hasta el sistema respiratorio y alojándose en los pulmones, donde su eliminación puede tardar hasta 60 días. Por ello, se recomienda que quienes trabajen con estos materiales lo hagan con guantes, cubrebocas y lentes protectores.

En plena CDMX, supuesto oasis de los derechos LGBT+, la pareja gay sufrió durante 2 meses acoso por parte de personas que, sabiendo lo peligrosa que puede ser la fibra de vidrio, lanzaban fragmentos al interior de su casa todos los días. «Llegó a ser tanta la saturación de fibra en el ambiente que la orinábamos», contó Eric a través de Twitter. El joven incluso mostró imágenes en las que se observan fragmentos de fibra de vidrio en sus párpados, sus globos oculares y sus partes íntimas. ENTÉRATE DEL CASO DE LA AGRESIÓN POLICIAL HOMOFÓBICA EN LA COLONIA ROMA DE CDMX.

Fibra de vidrio incrustada en ojo de Eric / Foto: Cortesía de Eric Otto

Eric contó que desde 2017 vivía en una pequeña casa sin ventanas que perteneció a su abuelo. Él es ingeniero mecatrónico, por lo que con sus conocimientos y sus propias manos decidió remodelar el lugar.

El acoso comenzó cuando al poco tiempo empezaron a aparecer partículas de fibra de vidrio dentro del inmueble que Eric y su pareja gay habitaban en la alcaldía Azcapotzalco de CDMX. En un principio, los jóvenes pensaron que las partículas podrían provenir de alguna empresa cercana con un mal manejo de residuos. Sin embargo, el problema era tan grave que decidieron colocar cámaras para averiguar lo que pasaba.

«Por muchos esfuerzos que pusiéramos en limpiar y contener seguía apareciendo fibra. Fue necesario colocar cámaras en la puerta y las ventilas para entender cómo y porqué pasaba esto. Fue cuando entendimos que el problema era el acoso».

Un video publicado en Twitter muestra el techo del inmueble ubicado en CDMX, a través del cual los perpetradores del acoso a la pareja gay lanzaban fibra de vidrio cada madrugada. Eric Otto comentó a Homosensual que quienes perpetraron la agresión fueron personas pagadas por su propia familia indirecta. CONOCE LAS ESTADÍSTICAS DE AGRESIONES A PERSONAS LGBT+ EN CDMX.

En entrevista con Homosensual, Eric Otto contó cuáles son los daños que la fibra de vidrio causó a él y a su pareja. «Nuestra capacidad pulmonar está muy disminuida», aseguró. Agregó que afortunadamente los exámenes de química sanguínea parecen normales. Sin embargo, han tenido que disminuir a la mitad su actividad física y no saben cuáles serán los efectos a largo plazo.

Escape y persecución

Debido al acoso, la pareja gay tuvo que huir de CDMX. Sin embargo, Eric Otto contó a este medio que los agresores les persiguieron hasta los municipios de Nicolás Romero y Tlalnepantla, donde intentaron ocultarse:

«Hemos tenido que estar brincando de un lugar a otro. Pasamos a Tlalnepantla y de Tlalnepantla de regreso a Azcapotzalco. De Azcapotzalco fuimos a Nicolás Romero, de Nicolás Romero a Toluca y de Toluca de regreso a Nicolás Romero. En Nicolás Romero tuvimos un ataque con gas pimienta».

Además de las agresiones con fibra de vidrio y gas pimienta, Eric cuenta que también les lanzaron asbesto, que es una sustancia cancerígena. «Tuvimos que huir de la comunidad donde intentamos pertenecer», agregó. Más allá de las consecuencias para su propia salud y la de su pareja, el joven contó que uno de sus gatos falleció.

«No sabemos si esto va a parar algún día, no sabemos si nos dejarán en paz. Lo único que sabemos es que no quieren que 2 jotos se casen».

Autoridades los ignoran

Pero lo más indignante del caso es que las autoridades parecen ser parte del acoso hacia esta pareja gay que tuvo que huir de CDMX. Eric Otto contó que, tras el ataque con gas pimienta, los médicos de un hospital en Nicolás Romero, Estado de México, maltrataron a su pareja. CONOCE EL CASO DE DISCRIMINACIÓN CONTRA UN RESIDENTE QUE VIVE CON VIH EN UN HOSPITAL DE TOLUCA.

Además, lejos de ayudarle, las autoridades judiciales lo violentaron. Así lo demuestra la grabación de una transmisión en vivo donde él y su pareja acudieron al Ministerio Público a denunciar las agresiones. El video muestra que fueron empujados por un sujeto que asegura ser el fiscal a cargo.

Ante el acoso, esta pareja gay de CDMX pidió a la comunidad condenar los hechos, pues «la neutralidad ante semejante maldad es complicidad».

Con información de Twitter y Certicalia