Gay

Matthew Shepard: Quién fue y cómo movilizó a población de Wyoming

Él fue Matthew Shepard. / Foto: Gina van Hoof

A sus 21 años, el estudiante de la Universidad de Wyoming Matthew Wayne Shepard (1 de diciembre de 1976-12 de octubre de 1998) fue brutalmente atacado el 7 de octubre de 1998. Su muerte, a raíz de la homofobia, indignó a la población de Laramie.

El de Matthew Shepard fue uno de los crímenes de odio que expusieron la homofobia en Wyoming, Estados Unidos. A raíz de su muerte, su madre, Judy, y padre, Dennis, exigieron justicia a través de diversas actividades de Matthew Shepard Foundation. Erasing Hate Since 1998.

El joven, cuya historia está en algunos documentales y películas, siempre fue abierto respecto a su orientación sexual. Era un chico gay. Para 1998, cursaba su primer año como alumno de la Universidad de Wyoming. Estaba en la matrícula de la carrera de Ciencia Política. Quería convertirse en diplomático.

Dennis y Judy Shepard / Foto: Matthew Shepard Foundation

El de Matthew Shepard fue uno de los asesinatos que colocaron a Wyoming en la mira por los altos niveles de homofobia

El 6 de octubre de 1998, Matthew visitó el bar Fireside Lounge en Laramie. Antes de ir a tomar unas cervezas, se vio con su grupo de amistades. La reunión tuvo como motivo organizar las actividades para la Semana de la Concientización LGBT+ en la universidad.

Por distintos motivos, sus amigos y amigas no lo acompañaron al bar. Mientras disfrutaba de unos tragos, Matthew estuvo con 2 jóvenes de también 21 años, Russell Henderson y Aaron McKinney. Según la declaración otorgada a Dave O’Malley, alguacil del condado de Albany y responsable de la investigación, los muchachos se hicieron pasar por gay para engañar a Matthew y así poder robarle. A base de mentiras, llevaron a Matthew a una camioneta.

Ahí, la agresión no solo consistió en privarlo de sus pertenencias. Al llegar al vehículo, Henderson y McKinney lo golpearon. Le destrozaron la cara y cabeza con un revólver. O’Malley estimó que Matthew recibió entre 19 y 20 golpes. Las lesiones fueron equivalentes a las que se tienen después de un accidente de tránsito. En condiciones de gravedad, Russell y Aaron ataron a Matthew en una cerca para ciervos.

Al día siguiente, un ciclista llamado Aaron Kreifels daba un paseo por Laramie. En su trayecto se encontró con Matthew. Al inicio pensó que se trataba de un espantapájaros o un adorno de Halloween. Pero instantes después se dio cuenta de que se trataba de un hombre de 1.58 metros de altura y con un peso estimado en los 48 kilogramos. MIRA QUÉ PERSONAS LGBT+ TIENEN UNA LEY PARA HONRAR SU MEMORIA.

¿Qué más se sabe de la noche en la que Russell y Aaron violentaron a Matthew?

Conforme a los reportes policiales, se sabe que el joven estuvo atado y expuesto al frío durante 18 horas. Al llegar, la oficial Reggie Fluty intentó socorrerlo con respiración boca a boca. De inmediato lo trasladaron al hospital de Poudre Valley, en Fort Collins, Colorado.

Pero los primeros auxilios y la asistencia médica no tuvieron resultado. Matthew Shepard falleció en el área de terapia intensiva el 12 de octubre de 1998. En la madrugada en la que engañaron, asaltaron y golpearon a Matthew, Russell Henderson y Aaron McKinney se vieron envueltos en otro altercado. Estuvieron en una riña con otros jóvenes de Laramie, Jeremy Herrera y Emiliano Morales.

Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos, los homicidas huyeron. No obstante, los oficiales encontraron la tarjeta de crédito de Matthew y la pistola con la que le ocasionaron los traumatismos cerebrales. En cuanto se tuvieron detalles de su identidad, la policía se puso en contacto con la familia de Matthew. Por motivos de trabajo, Judy y Dennis se encontraban en Arabia Saudita.

Presencia de grupos homofóbicos en el funeral

Tras el deceso, el matrimonio Shepard se enfrentó a múltiples dificultades para despedirse de su hijo. La muerte de Matthew Shepard expuso la homofobia de Wyoming no solo por la brutalidad y el odio con el que Henderson y McKinney lo asesinaron.

Durante el funeral, familiares y seres queridos de Matthew presenciaron protestas de grupos homofóbicos. Las amenazas y los comentarios discriminatorios provocaron que la familia desistiera de un entierro. Tenían miedo de que el cuerpo del joven fuera exhumado. Optaron por cremarlo y conservar las cenizas.

Así como otras víctimas de crímenes de odio, Matthew Shepard atravesó por situaciones de homofobia previas al ataque que le arrebató la vida. Según reportó ABC News, durante un viaje a Marruecos, Matthew fue agredido sexualmente. Los meses siguientes sufrió de depresión. Antes de fallecer, habló con uno de sus amigos, Tim ‘Doc’. Le diagnosticaron VIH. Matthew consideró terminar con su vida.

Después del entierro, las personas cercanas a la víctima aseguraron que se había tratado de un crimen en razón de orientación sexual. Al respecto, su amigo Walt Boulden comentó:

«En el fondo de mi corazón sé que sucedió porque reveló que era gay. Es escalofriante. Lo atacaron porque era gay».

Walt no fue el único que mostró convencimiento sobre este dato. En la cobertura hecha por ABC News se dio a conocer que otras amistades se comunicaron con el fiscal Rerucha para insistir. También solicitaron a los medios que no omitieran que Matt era gay.

Dave O’Malley, el alguacil que exigió que no se pasara de largo que Matthew Shepard era gay

Sin embargo, algunas autoridades se negaron a catalogarlo como tal hasta que Kristen Pierce —expareja de McKinney, que también fue acusada por complicidad y entorpecer la investigación— declaró que el odio pudo ser un motor. Pero tiempo después, la mujer negó tales palabras y aseguró que lo único que había que tomar en cuenta eran las drogas y el dinero.

En los meses subsecuentes, la prensa circuló testimonios que, supuestamente, daban cuenta de que Matthew y Aaron se conocían. El tema de la metanfetamina fue descartado por Dave O’Malley para poner el foco nuevamente en que podría haber sido un asesinato en razón de orientación sexual. En la misma línea, la madre de Matthew expresó:

«Simplemente no me creo eso. Pasaron muchas cosas esa noche. El odio fue una de ellas. Asesinaron a mi hijo. Cualquier otra cosa que descubramos no cambia ese hecho».

Los juicios de Henderson y McKinney se llevaron por separado. Fue en abril de 1999 cuando Henderson se declaró culpable y testificó contra su compañero. Eso evitó que, en lugar de pena de muerte, se le dictara prisión.

Respecto a McKinney, se le nombró culpable del homicidio de Matthew. Con él también consideraron si se aplicaba la pena capital. Pero tras conversar con la madre y padre de Matthew también se le sancionó con dos cadenas perpetuas.

En un inicio, ambos jóvenes fueron recluidos en la Penitenciaría del Estado de Wyoming en Rawlins. Luego los trasladaron a otra prisión.

Homofobia en Wyoming

Uno de los datos que suelen quedar relegados y mantiene la denuncia del asesinato de Matthew Shepard como una cara de la homofobia en Wyoming es la preocupación de uno de los chicos de su grupo de amigos, Jim Osborn.

Jim fue uno de los chicos que estuvo presente en la reunión para organizar la semana de la concientización LGBT+. Durante la jornada, el joven manifestó que había sido agredido mientras caminaba por la universidad. Por su complexión, Jim logró defenderse. No levantó declaración ante la policía, pero compartió su testimonio con el grupo de estudiantes.

Ante dichas denuncias, 2 días después del fallecimiento de Matt, representantes políticos —entre ellos el expresidente Bill Clinton— expresaron sus condolencias a la familia y se pronunciaron contra «el odio y el miedo». Las cenizas de Matthew Shepard fueron depositadas en la Catedral Nacional de Washington hasta el 26 de octubre de 2018, 2 décadas después de este crimen que indignó a gran parte de la población estadounidense.

Una de las figuras clave en el entierro de Matthew fue Gene Robinson, obispo abiertamente gay que mantuvo gran cercanía con Matthew Shepard Foundation. Erasing Hate Since 1998. La ceremonia para darle un último adiós fue sumamente relevante. Además de una postura en contra de la discriminación por orientación sexual, representó un acto muy simbólico para la familia. Matthew era muy devoto de la religión. ESTOS SON ALGUNOS MEMORIALES LGBT+ ALREDEDOR DEL MUNDO.

Entierro de Matthew / Foto: Washington National Cathedral

¿Ya sabías la historia de este caso?

Con información de Matthew Shepard Foundation. Erasing Hate Since 1998, The New York Times, BBC, ABC News, The Guardian y El País