Condenan a hombre que abofeteó a joven gay

La justicia española ha decidido darle 1 año y 7 meses de cárcel a un hombre que abofeteó e insultó a un joven gay. / Foto: Euroresidentes

Tras cuatro años de que se levantara la denuncia contra un hombre que abofeteó a un joven gay, la justicia al fin ha decidido condenarlo por sus acciones.

Un joven gay, cuya identidad se mantiene anónima, se encontraba en una piscina comunitaria dentro de un inmueble de Castelldefels, Barcelona, cuando otra persona lo empezó a molestar. El hombre insultó por ser gay y luego lo abofeteó y continuó atacándolo físicamente.

Entre las cosas que el homofóbico le gritó al chico fue que era «una escoria», un «baboso», «maric*n» y un «deshecho de persona». Igualmente, lo amenazó con ‘quitarlo de en medio’. Posteriormente, el hombre lo abofeteó por el simple hecho de ser gay, le dio un puñetazo en el pecho y lo empujó para tirarlo contra los arbustos que rodeaban la piscina. A ESTE CHICO SU AGRESOR LE GRITÓ LOS MISMOS INSULTOS ANTES DE DESTROZARLE EL OJO.

Derivado de esta agresión, el joven sufrió un trastorno de ansiedad que lo llevó a cambiarse de domicilio por miedo a su agresor. Además, tuvo que someterse a intervenciones quirúrgicas luego del golpe recibido en el pecho. Por esta razón, el chico decidió meter una denuncia en contra de su agresor ante el juzgado de Vilanova i la Geltrú, en Barcelona. De acuerdo a lo que informa La Vanguardia, los hechos y la denuncia ocurrieron en junio del 2015. No obstante, la justicia española tardó cuatro años en dar una sentencia al hombre homofóbico.

Los juzgados de Vilanova i la Geltrú / Foto: Gemma Sánchez

¿Cómo castigaron este acto de intolerancia?

El juzgado de Vilanova i la Geltrú decidió, en un inicio, condenar al hombre a 1 año, 7 meses y 16 días de prisión. Esto por su «actitud despectiva y agresiva» contra el joven gay. Además de las vejaciones e insultos dirigidos a su víctima que, de acuerdo con el juez, fueron hechos con «ánimo de menoscabar la dignidad» del chico.

Los cargos que se le imputaron al hombre fueron los de lesiones con el agravante de discriminación por orientación sexual. Además del tiempo de cárcel, también se le obligó a pagar los costos judiciales e indemnizar a la víctima con 8,000 euros. Esto para poder solventar las «secuelas, daños morales y perjuicios económicos derivados» de la agresión. Igualmente, se levantó una prohibición para que el agresor no se acerque a menos de 500 metros de la víctima. CONOCE EL CASO EN DONDE UNA JUEZA DIJO QUE NO HABÍA HOMOFOBIA EN EL ATAQUE A UNA PAREJA GAY.

España está intentando una nueva estrategia para acabar con la homofobia y los crímenes de odio: la educación en vez de la condena. / Foto: Actuall

A pesar de que las consecuencias económicas y la orden de alejamiento se mantuvieron iguales, en una decisión de último minuto, el juez decidió revocar el tiempo de cárcel. Lo hizo bajo la condición de que pague la multa, que no vuelva a cometer un delito parecido y que asista a programas formativos en materia de igualdad, no discriminación y de control de conductas violentas.

Celebramos el hecho de que, en vez de un castigo, se haya decidido por educar al agresor para evitar futuros ataques de este tipo. Solo esperamos que estos programas de educación verdaderamente cumplan su cometido y que pronto haya un homofóbico menos en este mundo.

¿Crees que es justa la decisión final de este juez o preferirías que encarcelaran al agresor?

Con información de La Vanguardia y Crónica Global