No hubo homofobia, pero sí moretones: Fiscalía

Según la fiscal, lo que hizo Pedro Acosta solo fue parte de una 'gresca'. / Foto: Vanguardia

La Fiscalía de Colombia determinó que en la agresión a dos chicos gays en el Centro Comercial Andino no hubo homofobia, pero sí investigará los moretones.

El 15 de abril del 2019 una pareja gay en Bogotá, Colombia denunció haber sufrido una agresión homofóbica en el Centro Comercial Andino. Los afectados, Esteban Carrillo y Nicolás Téllez, presentaron ante la Fiscalía General de la Nación una denuncia en contra de Pedro Acosta. Luego de cinco meses de investigación, la Fiscalía determinó que no había pruebas suficientes para calificar las acciones de Acosta como homofobia. TE CONTAMOS TODO LO QUE SUCEDIÓ EN EL CENTRO COMERCIAL ANDINO.

La Fiscalía investigó los videos de 15 cámaras de seguridad. Además, también recolectó varios testimonios hablados y en video de gente que estuvo cerca del altercado entre Acosta, su pareja y los dos chicos gays. Luego de cinco meses, fue la fiscal Naime del Carmen Flórez la que firmó la orden de archivo en donde viene esta resolución.

«Este despacho se encuentra en la imposibilidad de establecer responsabilidad alguna en contra del denunciado Pedro José Acosta Ríos […] teniendo en cuenta que de los elementos materiales probatorios recolectados, se deduce que tal conducta no reviste como delito».

No obstante, la Fiscalía también determinó que sí hubo una agresión física por parte de Acosta. Esta tuvo como resultado que aparecieran moretones en el cuerpo de Pedro Carrillo. Debido a esto último, la fiscal concluyó que investigará a Acosta por el delito de lesiones personales. MIRA LOS VIDEOS DE LAS CÁMARAS DE SEGURIDAD QUE CAPTURARON LA AGRESIÓN A ESTA PAREJA.

¿Por qué la Fiscalía dice que no hubo homofobia?

Cuando recién se dio el altercado, las versiones de los testigos se dividían en dos. Por un lado, algunas personas apoyaban a Acosta diciendo que los jóvenes gays estaban tocándose indebidamente cerca del área de niños.

No obstante, hubo más personas que, en redes sociales, se pronunciaron a favor de Carrillo y Téllez. Incluso una mujer que estaba frente a la pareja cuando Acosta los abordó, aseguró que esto había sido un acto puro de intolerancia.

Al tomar las dos versiones de la historia, la fiscal Naime del Carmen Flórez juzgó que no había homofobia, sino un ‘conato de gresca’. Es decir, un intento no exitoso de riña. Utilizando estos términos, tal parece ser que la Fiscalía ha deducido que este simplemente fue un desacuerdo o una discusión entre dos parejas. Y si bien se está investigando a Acosta por lesionar a Carrillo, legalmente no se está tomando en cuenta que su agresión vino de un lugar sumamente intolerante.

Esto da como resultado no solo que el castigo de Acosta sea mucho menor de lo que debería ser, sino que manda un mensaje claro a la sociedad de que la justicia sigue sin reconocer que la comunidad LGBT+ es vulnerada simplemente por existir y por mostrar afecto en público, igual que hacen las parejas heterosexuales.

Si la justicia hace su trabajo a medias, ¿realmente es justicia?

Con información de El Tiempo y Publimetro