domingo, mayo 26, 2024

Activista LGBTQ+ pide ayuda para vencer al cáncer

Ender Manuel Martínez es un activista LGBTQ+ que necesita apoyo para pagar su tratamiento contra el cáncer de colon tras el rechazo a su solicitud de asilo.

Luchó contra la homofobia en El Salvador. Luego, siguió haciéndolo en México, donde también tuvo que luchar contra la discriminación hacia los migrantes. Hoy, la lucha del activista LGBTQ+, Ender Manuel Martínez es contra el cáncer.

A través de la plataforma donrbox.org, Ender solicita apoyo para financiar sus necesidades básicas y un tratamiento de quimioterapia.

Migrantes LGBT+ que llenan a México de diversidad

La historia de Ender

Ender Manuel Marínez es un activista LGBTQ+de origen salvadoreño que huyó a México para salvar su vida de la homofobia, y actualmente intenta sobrevivir al cáncer.

Se define como aliado de las causas feministas. Además, se dedica a apoyar a las víctimas de violación, crimen del que él mismo fue víctima de acuerdo con un texto autobiográfico publicado en el portal Tercera Vía:

«A los ocho años fui violado sexualmente por tres hombres mayores de edad. Decidí transformar ese dolor en lucha, y me dediqué a defender a ví­ctimas sobrevivientes de violación sexual».

Antes de enfermarse de cáncer, Ender Martínez se dedicó al activismo LGBTQ+ en El Salvador. Sin embargo, se vio obligado a huir de su país debido a amenazas de muerte provenientes de su propia familia:

«Por cinco años me vi forzado a exiliarme en México, debido a amenazas de muerte en mi contra por parte de mi hermano, quien me quería lastimar por el simple hecho de ser gay y admitirlo públicamente».

Matan a Scarleth, jovencita trans, y violentan su identidad de género

En México, más discriminación

Ender llegó a México en 2014. Su paso por nuestro país quedó registrado en una nota del diario La Jornada, fechada el 17 de mayo ese año. El Colectivo Migrantes LGBTQ+ denunció que Elder fue retenido en la estación migratoria Las Agujas, en Iztapalapa, cuando intentaba dirigirse a Chiapas para solicitar ayuda a la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado.

El activista permaneció en reclusión durante siete meses. Agentes del Instituto Nacional de Migración intentaron intimidarlo para que renunciara a su derecho de amparo. Además, le negaron tratamiento médico. Y por si fuera poco, lo mantuvieron en el área de confinamiento especial, reservada para personas con enfermedades mentales.

Tras salir de la estación migratoria, Ender pasó cinco años en México. Colaboró con el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A. C., en Tapachula, Chiapas. Sin embargo, en mayo del año pasado le diagnosticaron cáncer de colon.

Por bandera LGBTQ+, buscan destitución de defensor de Derechos Humanos

La lucha contra el cáncer

Tras cinco años de lucha, el activista LGBTQ+ Ender Martínez perdió la batalla para obtener asilo en México, pero todavía continúa dando la batalla contra el cáncer:

«Los cinco años que estuve en México la pasé luchando para ser reconocido como refugiado, pero sin poder lograrlo. Ahora, de regreso a mi paí­s, deseo seguir mi tratamiento. Para ello me han pedido un ultrasonido abdominal (que ya fue hecho) y tengo pendiente una colonoscopia para poder saber en qué grado de avance se encuentra el cáncer».

Cualquier persona puede apoyar a Ender a través de la plataforma donorbox.org. Se pueden realizar donaciones desde 5 dólares en adelante, y se puede usar PayPal.

Para cubrir sus necesidades, Ender necesita reunir 600 dólares mensuales. Esa cantidad es suficiente para pagar su quimioterapia y los medicamentos que necesita para aliviar el dolor causado por la hemorragia rectal que ocasiona la enfermedad.

Al momento en que se elabora este texto, Ender sólo ha recibido 242 dólares, producto de 10 donaciones.

Todo lo que debes saber del cáncer de próstata

Si está dentro de tus posibilidades apoya al activista LGBTQ+ Ender Martínez, o ayuda a difundir para que pueda derrotar al cáncer.

Edgar Ulises
Edgar Ulises
Hago periodismo y comunicación política. Sigo la actividad legislativa: ahí nos representan o nos joden. El cambio está en los movimientos sociales.

Artículos Relacionados

Lo más reciente