Por bandera LGBTQ+, buscan destitución de defensor de Derechos Humanos

Jordan Rodas, Procurador de los Derechos Humanos de Guatemala / Foto: Twitter

El Congreso de Guatemala busca la destitución del Procurador de los Derechos Humanos, Jordan Rodas, por defender los derechos de la comunidad LGBTQ+.

Intervenir un logo institucional utilizando los colores de la bandera LGBTQ+ podría ser el pretexto para la destitución del Procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Jordan Rodas. El Congreso busca removerlo del cargo por apoyar los derechos de la diversidad sexual durante el Mes del Orgullo.

El pasado 6 de junio, el órgano legislativo llamó a Rodas a una comparecencia para explicar sus declaraciones de apoyo a los derechos de las personas LGBTQ+. De acuerdo con la diputada conservadora, Lucrecia Marroquín de Palomo, el funcionario muestra una «deferencia muy peligrosa» hacia un «movimiento minoritario» como el de la diversidad sexual.

Motivación homofóbica

Como Procurador de los Derechos Humanos, Jordan Rodas es responsable de proteger los derechos individuales, sociales, cívicos, culturales y políticos de los ciudadanos guatemaltecos. Pero irónicamente, el Congreso intenta removerlo por hacer su trabajo.

Jordan Rodas enfrenta una posible destitución por exhortar al Estado guatemalteco a cumplir con los estándares internacionales en materia de derechos de las personas LGBTQ+. En junio pasado —Mes del Orgullo— la institución a su cargo difundió videos solicitando al gobierno prevenir la violencia y la discriminación.

En realidad Rodas no cometió falta alguna. El problema es que el Congreso guatemalteco está conformado por una mayoría homofóbica y conservadora. El órgano legislativo ya intentó destituir al funcionario en 2018. ¿El motivo? Su participación en una marcha feminista pacífica. Además, a Rodas se le acusa de apoyar el aborto, presentarlo como un derecho y promover su legalización.

Peligro de retroceso

Aunado al intento de destitución contra Jordan Rodas por su apoyo a la comunidad LGBTQ+, el Congreso de Guatemala impulsa un proyecto conocido como «Ley para la Protección de la Vida y la Familia». Esta propuesta incluye la prohibición del matrimonio igualitario. También ampliaría la penalización del aborto y limitaría la educación sexual.

De acuerdo con la organización Humans Right Watch, lo anterior representa un riesgo de retroceso para Guatemala en materia de derechos humanos. José Vivanco, director para las Américas de la organización, dijo en un comunicado que el Congreso debe frenar el intento de destituir a Rodas:

«Que algunos legisladores busquen destituir a la máxima autoridad de derechos humanos por hacer su trabajo muestra que no entienden qué significa proteger los derechos humano. Despedir al procurador Rodas porque expresó el compromiso de defender los derechos de minorías y de las mujeres sería un gravísimo retroceso para Guatemala».

El problema es que el intento de destitución contra Jordan Rodas es sólo la «punta del iceberg», pues el tema de fondo es que en Guatemala elaboran las leyes son personas abiertamente hostiles hacia las personas LGBTQ+.