El blackface sigue causando polémica en el mundo drag

El controvertido look de Aviesc Who que usó blackface.

En el último episodio de La más draga 3, una concursante decidió hacer lo que muchos catalogaron como blackface y la polémica resurgió.

El blackface no es una cosa exclusivamente drag o LGBT+. En realidad, esta práctica ha sido sumamente reprobada desde los años 60.

A pesar de eso, a lo largo de las últimas décadas se han dando casos de actores o artistas que utilizan este recurso sin darse cuenta del daño que pueden causar. Y el día de ayer, esto sucedió en un episodio del reality show La más draga, en el que la concursante Aviesc Who apareció con la cara maquillada de negro.

En Homosensual, te explicamos un poco cómo es que afecta a la sociedad el blackface y algunos ejemplos en el mundo LGBT+.

El actor Bert Williams haciendo blackface

Un poco de historia negra

Si no eres familiar con el término, el blackface se refiere al maquillaje teatral que utilizan los actores o intérpretes para hacer personajes afrodescendientes.

Era muy popular en el siglo XIX, cuando la esclavitud aún no había sido abolida en los Estados Unidos y era utilizado principalmente por los blancos para invisibilizar las voces de la población afroamericana, que aún sufría del dominio racial.

Fotograma de la cinta The Jazz Singer, con el actor Al Jolson

Además, su práctica perduró por varios años e incluso películas tan importantes como The Jazz Singer hicieron uso de este maquillaje para parodiar a la raza negra.

Por esta razón, y a la par del surgimiento de los movimientos sociales que abogaban por la equidad racial, se posicionó en la opinión pública la idea de que esta práctica perpetraba estereotipos racistas y comenzó a ser mucho menos común.

Cartel de un show del actor Billy Van

El racismo no desaparece

A pesar de esto, a lo largo de los años, muchos cómicos y actores continuaron ocupando el blackface, sobre todo en contextos en los que el racismo contra los afrodescendientes no es un tema prioritario o suficientemente visible.

Por ejemplo, en México está el caso de El Negro Tomás, un personaje del programa ¿Qué nos pasa? y que fue interpretado por el cómico Héctor Suárez.

El papel era el de un niño cubano que vivía en la costa y que se la pasaba contándole adivinanzas —que aparentemente tenían una connotación sexual— a su tía. El gag del segmento era que la mujer siempre se disculpaba por «su mente cochambrosa de negra», pues las respuestas de Tomás eran muy inocentes.

Héctor Suárez en su personaje de El Negro Tomás

Esta situación también aplica para la representación de personas de raza negra en los medios. Por ejemplo, en 1943 salieron a la luz las tiras cómicas de Memín Pinguín, creadas por Yolanda Vargas Dulché, quien es blanca. Dentro de la historieta, el personaje principal es descrito como «negro, pero de buen corazón» y constantemente es la burla de las personas blancas.

Historieta de Memín Pinguín

Blakface y el drag

Durante el segundo episodio de La más draga 3, la concursante Aviesc Who eligió usar un look con la cara pintada de negro para el reto de “La más prehispánica”. Sin embargo, en redes levantó mucha indignación, pues algunos usuarios, incluyendo a Pepe de Pepe y Teo, señalaron que la drag queen había hecho blackface.

El look de Aviesc Who, que fue catalogado por muchos como blackface

De inmediato, la participante lanzó un comunicado disculpándose y explicando que jamás había sido su intención ofender a nadie. Además, aclaró que incluso se puso en contacto con la asociación México Negro A. C., quienes le explicaron lo grave de sus acciones.

Usuario criticando el maquillaje de Aviesc Who

Esta situación no es la primera que ha involucrado a las drag queens con el blackface. Muchas alas conservadoras de Estados Unidos han hecho paralelismos entre el drag y el maquillaje oscuro, pues afirman que el primero también se mofa y exagera los estereotipos de las mujeres.

La hija del expresidente Dick Cheney, Mary Cheney, hizo la siguiente afirmación:

«¿Por qué es socialmente aceptable para un hombre ponerse vestidos, maquillaje y tacones y actuar estereotipos muy ofensivos para las mujeres, pero no es socialmente aceptable que una persona blanca haga blackface y actúe estereotipos muy ofensivos de los afroamericanos? ¿No deberían estar ambas bien o ambas mal?».

Sin embargo, este discurso no es aprobado por la mayoría del público y el Huffpost aclaró la situación a través de un artículo de

«El blackface es inherentemente racista. No puedes separar el racismo de él. El drag, por otro lado, puede separarse de la misoginia. La mayoría del drag, de hecho casi todo, se trata de representar personajes femeninos fuertes y admirables. Con el blackface, la gente negra no es más que una broma».

Sin embargo, cabe preguntarnos, ¿qué opinión debemos tener cuando se mezclan drag y blackface?

Bob The Drag Queen haciendo una burla del blackface

¿Qué opinas de cómo se ve el blackface hoy? ¿Son justificables las críticas contra él?

Con información de Huffpost y Coolhunter MX.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.