Flee: así es el documental LGBT+ nominado a 3 Premios Óscar

Flee cuenta la historia real de un hombre gay que huyó de Afganistán durante la guerra con los muyahidines. / Foto: El Mundo

Flee es una cinta con temática LGBT+ que estuvo nominada a mejor documental, mejor película de animación y mejor producción internacional en los premios Óscar 2022.

Será el 25 de mayo de 2022 cuando se estrene en todo México la película Flee, un documental animado con temática LGBT+ dirigido por Jonas Poher Rasmussen que ha impresionado a la crítica a tal grado que estuvo nominado en 3 categorías en los premios Óscar de 2022.

Pero ¿de qué trata este documental y por qué es tan aclamado por la crítica? ¿Cuál es la historia de su protagonista y de su director? A continuación te contamos. CONOCE EL RESTO DE LAS NOMINACIONES LGBT+ DE LA EDICIÓN 94 DE LOS PREMIOS ÓSCAR.

Una historia real

Todo lo relatado en el documental Flee es real, excepto una cosa: el nombre de su protagonista. La cinta cuenta el caso de Amin Nawabi, un refugiado gay de origen afgano que vive en Dinamarca y está a punto de casarse con su novio danés. A lo largo de la cinta, el protagonista cuenta la historia de cómo tuvo que huir de su país en la década de los 80.

Amin vivió su infancia en Kabul, donde llamaba poderosamente la atención de sus vecinos por su expresión de género. Aunque en su idioma natal no existe la palabra para designar a la homosexualidad, Amin supo que le gustaban los hombres desde que veía las películas de Jean-Claude Van Damme y se sentía atraído por el protagonista.

La vida del hombre que inspiró el documental Flee cambió por completo cuando su país entró en guerra civil. Luego de que su padre fuera desaparecido por los muyahidines, la familia de Amin se vio obligada a escapar a Rusia, único país que otorgaba visa a turistas afganos. Sin embargo, en Rusia la familia sufría extorsiones y persecuciones, por lo que intentaron escapar. Amin pudo huir a Dinamarca, a donde llegó cuando tenía 15 años, gracias a que pagó a unos traficantes de personas. Allí logró establecerse finalmente. CHECA MÁS SOBRE LA HISTORIA DE MIGRACIÓN FORZADA QUE RETRATA FLEE.

La animación como técnica narrativa

Como ya se mencionó, todo lo relatado en el documental Flee es real excepto por el nombre del protagonista. Esto se debe a que el protagonista de la historia, quien compartió su experiencia con el director Jonas Poher Rasmussen, prefirió mantener en secreto su identidad. MIRA TAMBIÉN IMPERDONABLE, EL DOCUMENTAL SOBRE LA HISTORIA DE AMOR ENTRE PANDILLEROS GAYS.

En realidad, ‘Amin’ es amigo de Rasmussen desde hace más de 20 años. El director lo conoció cuando llegó a Dinamarca a los 15 años de edad. En entrevista con El País, Rasmussen contó que desde que conoció a su amigo le propuso contar su historia en un documental, pero este no se animaba:

«Sabía que lo tenía que contar en algún momento pero no estaba preparado, por eso cuando le propuse contarlo en animación se sintió seguro».

La razón por la que el protagonista del documental Flee reservó su nombre y se protege su identidad contando su historia a través de una película animada está relacionada con su pertenencia a la comunidad LGBT+. ‘Amin’ tiene todavía familia en Afganistán, misma que acepta su identidad como hombre gay, pero que podría verse amenazada si otras personas en el país se enteran de ello.

De este modo, el director hizo de la animación una forma de proteger a su amigo, pero también una técnica narrativa. La animación permite recrear algunas escenas del pasado de ‘Amin’. Además, aunque el público no puede conocer ni el nombre ni el rostro del protagonista, sí puede escuchar su voz. Rasmussen grabó 40 horas de entrevista con su amigo, quien terminó por convertirse en el narrador de su propia historia.

Aunque la película de animación Flee no fue una de las producciones LGBT+ que resultaron triunfadoras en los premios Óscar, es un documental que sin duda debes ver.

Con información de El Mundo, El País, Fotogramas y Espinof