Íconos LGBT+ mexicanos que nunca salieron del clóset

Juan Gabriel íconos mexicanos LGBT+
Juan Gabriel es uno de los mexicanos que se convirtieron en íconos LGBT+ sin salir del clóset. / Foto: Hoy Los Ángeles

Algunos famosos cantantes, actores, actrices y activistas famosos dejaron huella en nuestra cultura y se volvieron íconos LGBT+ mexicanos pese a no salir del clóset.

Aunque parezca extraño, muchas celebridades consideradas íconos LGBT+ mexicanos en realidad nunca salieron del clóset.

En la mayoría de los casos, la razón es que durante décadas la diversidad sexual fue tabú en México. Sin embargo, ello no impidió que con su activismo, sus representaciones en pantalla, sus escritos o sus actuaciones en el escenario, algunos famosos visibilizaran a la comunidad LGBT+ de nuestro país.

A continuación te presentamos algunos casos de celebridades mexicanas que no necesitaron salir del clóset para convertirse en íconos de la diversidad.

Juan Gabriel

Sin duda, el de Juan Gabriel es el caso más emblemático entre los famosos mexicanos que no necesitaron salir del clóset para convertirse en íconos LGBT+. Juan Gabriel nunca dijo públicamente que era gay —o bisexual—, aunque tampoco lo negó. En 2002, el periodista Fernando del Rincón cuestionó al cantante sobre su orientación sexual. La respuesta del llamado ‘divo de Juárez’ pasó a la historia:

«Dicen que lo que se ve no se pregunta».

Además, aunque muchos se quedaron con esa frase, en la misma entrevista Juan Gabriel dejó en claro que lo que importa es el talento, no la orientación sexual.

Juan Gabriel nunca habló públicamente sobre su orientación sexual. / Foto: El País

Carlos Monsiváis

Carlos Monsiváis es otro de los íconos LGBT+ mexicanos que nunca salieron del clóset. Sin embargo, el escritor y activista no necesitó hacerlo para dejar en claro su compromiso con la comunidad LGBT+. Hizo de la revista Siempre! una plataforma para el primer manifiesto en defensa de los derechos de los homosexuales. Además, en 1978, formó parte del primer contingente LGBT+ que acudió a una marcha en México. Un año después, en 1979, participó en la primera marcha excesivamente LGBT+ de la historia de CDMX. Por si fuera poco, durante la década de los 80 hizo activismo por los derechos de quienes viven con VIH. Sus aportes para la comunidad fueron tan grandes que en 2010, cuando falleció, el músico Horacio Franco cubrió su féretro con una bandera de arcoíris.

Aunque es uno de los activistas LGBT+ más reconocidos de la historia de México, Carlos Monsiváis nunca salió del clóset. / Foto: Milenio

Mauricio Garcés

Aunque nunca se confirmó que Mauricio Garcés fuera gay, los rumores en torno a su homosexualidad lo convirtieron en uno de los famosos que, sin salir del clóset, se volvieron íconos LGBT+. Más allá de las leyendas en torno a su orientación sexual, Garcés fue uno de los primeros actores que se atrevieron a interpretar personajes con una expresión de género no hipermasculinzada en el cine mexicano.

Mauricio Garcés en la película de 1969 Modisto de señoras / Foto: Mis Caprichos

Sara García

Sara García nunca salió del clóset, pero testimonios de gente cercana a la actriz indican que era lesbiana, por lo que su trayectoria como una de las actrices más prominentes en la Época de Oro del cine de nuestro país la convierte en uno de los mayores íconos LGBT+ mexicanos. De acuerdo con la escritora Ileana Baeza, García era lesbiana y tuvo una relación de 60 años con una mujer llamada Rosario González. Durante décadas, nadie imaginó que la tierna abuelita que aparecía en las películas de Pedro Infante y Joaquín Pardavé era lesbiana.

Al morir, Sara García dejó toda su fortuna a Rosario González, quien fue su compañera de vida durante 60 años. / Foto: Excélsior

Miroslava Stern

Otra actriz de la Época de Oro del cine mexicano que nunca salió del clóset es Miroslava Stern. Hacemos una excepción porque, aunque nació en Checoslovaquia, Miroslava vivió la mitad de su vida en México. Llegó a nuestro país en 1941, huyendo de la Segunda Guerra Mundial. Aquí filmó más de 20 películas al lado de actores como Pedro Infante y Pedro Armendáriz, hasta su trágico suicidio en 1955. Algunas versiones indican que se quitó la vida por un desaire de Luis Miguel Dominguín, pero otras apuntan a que su verdadero amor era Ninón Sevilla, pues en su lecho de muerte se encontró una fotografía de la también actriz. Esta trágica historia hizo de Miroslava uno de los íconos LGBT+ mexicanos que nunca salieron del clóset.

Miroslava Stern, actriz de la Época de Oro del cine mexicano / Foto: Caras

¿Conoces a otros famosos mexicanos que se hayan convertido en íconos LGBT+ sin salir del clóset?

Con información de Excélsior

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.