Saturnalia: Historia de la ‘Navidad gay’ de la Antigua Roma

Te contamos qué eran las saturnales y por qué se les asocia con la 'Navidad gay'. / Imagen: BBC

Saturnalia (saturnales) hace referencia a las festividades que forman parte de la llamada ‘Navidad gay’.

Entre sus legados, la Antigua Roma nos dejó las saturnales (Saturnalia, en latín), celebraciones decembrinas que suelen englobarse bajo el concepto de Navidad gay’. Pese a ser una de las civilizaciones más estudiadas, el abordaje de estos festejos desde la perspectiva sexodiversa ha sido poco explorada. Uno de los materiales más recientes al respecto es la entrevista Part One: Keep the Yuletide Gay: Saturnalia & the Puritan War on Christmas”, del podcast Cool People Who Did Cool Stuff.

En los últimos años se ha popularizado la idea de que Halloween es la ‘Navidad gay’, pero las saturnales vuelven a la Antigua Roma uno de los focos de interés para las personas sexodisidentes. Incluso, Saturnalia se considera un antecedente de la forma en la que conmemoramos el 24 y 25 de diciembre. Además, en las sociedades occidentales marcó la historia del sistema jurídico. Este dato resulta un tanto paradójico, pues estas fiestas se tomaban como parte de las costumbres paganas.

Una dedicatoria al Sol Negro

Como lo sugiere el nombre, dichas verbenas estaban dedicadas a Saturno. La historia del arte (especialmente las obras de Giulia Lama y Francisco de Goya) lo ha colocado en nuestra memoria como el dios que devoró a su hijo, un paralelismo con la Antigua Grecia y el mito de Cronos.

“Saturno” (1820-1823, Francisco de Goya) / Imagen: Museo del Prado

En otras leyendas, también recibe el nombre del Sol Negro. Antes de que existiera el día y la noche, Saturno era el centro del sistema conformado por la Tierra, Marte y Venus.

Según se cuenta, en uno de los movimientos en espiral, Saturno fue desplazado y expulsado. Este evento marcó el inicio de la Era Dorada. Al ser presentado como el astro que alguna vez guio el destino de la Tierra, Saturno ha sido adorado por distintas civilizaciones. Por ello, otros de sus alias son Baal Moloch, Utuh/Shamash y El.

En la cosmovisión romana, Saturno fue deidad de la agricultura y cosecha. Paralelo a dar la bienvenida al invierno, con las saturnales los campesinos y esclavos de la Antigua Roma podían aplazar los deberes, ya que el Sol se ocultaba más temprano.

En estos lapsos, los trabajadores visitaban a sus familiares. Durante las reuniones gozaban de grandes banquetes e intercambiaban regalos. En el caso de los esclavos, se les permitía usar las prendas de sus señores.

Si en la Antigua Roma las saturnales (Saturnalia) estuvieron dedicadas a Saturno, ¿qué tiene que ver con una ‘Navidad gay’?

Con todas las reservas que existen sobre la astrología, es la rama que ha contribuido con algunos datos sobre Saturno. El más relevante fue su compañía a Capricornio durante la creación del mundo. Asimismo, se le ha descrito como la contraparte de Mercurio. Por supuesto, se presume que estas posiciones tienen un trasfondo moral.

Pero sin detenernos más en ello, te explicamos que una de las razones por las que las saturnales se consideran parte de una ‘Navidad gay’ es que el 25 de diciembre también se hace alusión al nacimiento de Apolo. A este día se le conoce como Natalis Solis Invicti (Sol Invictus), mismo que, según especialistas en Historia, marcó el comienzo del Imperio Romano tardío.

Sin embargo, debemos recordar que Apolo es columna vertebral de la mitología de la Antigua Grecia. Hermano gemelo de Artemisa, fue el dios más influyente de la era clásica. CONOCE A ESTAS OTRAS DEIDADES LGBT+.

Uno de los romances que marcaron la cultura grecolatina

Divinidad de las artes y el arco —también el más querido— Apolo conoció a Jacinto (Hacinto), hijo del rey de Esparta (Amiclas), cuando daba sus paseos por el río Eurotas (ubicado en la vertiente del mar Jónico​). A comparación de Apolo, Jacinto llevaba una vida tranquila. Le gustaba ir al bosque y practicar gimnasia.

En un intento por sorprender al arquero, Jacinto se esforzó por atrapar un disco de bronce, pero se lesionó. Al ver la herida, Apolo corrió a auxiliarlo, pero se desangró. AQUÍ PUEDES LEER MÁS DETALLES DE LA HISTORIA DE APOLO Y JACINTO.

Al morir, Apolo le prometió que siempre viviría en su corazón. La muerte de Jacinto inspiró obras que marcaron el legado de pintores como Giovanni Battista Tiepolo, Nicolas-René Jollain, Benjamin West y Jean Broc. MIRA ESTAS OTRAS PINTURAS CON UN ROMANCE LGBT+.

“La muerte de Jacinto”, Nicolas-Rene Jollain, 1769 / Foto: Wikipedia

¿Ya sabías estos datos de la mitología grecolatina?

Con información de BBC, National Geographic, Cool People Who Did Cool Stuff y ADN Cultura.