Madame: historia de la masacre en antro gay de Veracruz

Masacre en Madame, antro gay de Xalapa Veracruz
Protesta por la masacre en Madame / Foto: La Jornada

La masacre en el antro gay Madame es un cruel testimonio de la forma en que la violencia y la impunidad afectan a la comunidad LGBT+ en Veracruz desde hace más de 5 años.

La madrugada del 22 de mayo de 2016 ocurrió una masacre cuando un grupo de 4 personas ingresó a Madame, un antro gay ubicado en Xalapa, Veracruz, y comenzó a disparar indiscriminadamente en contra del personal y los clientes del establecimiento. En el lugar murieron 4 personas. Con el paso del tiempo, el número de víctimas aumentó conforme los heridos fallecían en el hospital a causa de las heridas ocasionadas por las balas de ‘cuernos de chivo’ y metralletas AR-15.

Ya pasaron más de 5 años desde entonces. A la fecha no existen detenidos por la masacre que cobró la vida de 10 integrantes de la comunidad LGBT+. Aunque 24 horas después de la masacre ya había detenidos, todo se trató de un montaje que sumió el caso en un laberinto de impunidad.

Un giro de colores

Así describió la clientela de Madame al popular antro gay a través de una petición de Change.org para exigir justicia por la masacre.

«Era un club donde entraban hombres, mujeres, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgénero, intersexuales y heterosexuales, personas que sienten como tú […] Madame era un espacio libre y sin discriminación, para divertirse, bailar, disfrutar de buena música, distraerse y convivir con los amigos; expresar amor a su pareja sin importar géneros; donde no te sacarían por besar o tomar de la mano a esa persona que amas o simple y sencillamente por tu aspecto».

Tras la masacre en Madame, las autoridades de Veracruz se apresuraron a ‘informar’ que los hechos se debieron a una disputa entre grupos criminales por el control de la venta de droga en el antro gay. No obstante, la organización LGBT+ Todos somos de colores, que agrupaba a clientes del lugar, aclaró que allí no entraban narcotraficantes ni se vendían drogas. A través de la petición de Change.org, la clientela del lugar aseguró que «Madame no es un giro negro, es de colores». Además, exigió castigo para los responsables:

«Pedimos justicia. No queremos un carpetazo, no queremos seguir llorando más a nuestros muertos, no queremos seguir con miedo, no queremos que se deslinden de culpas ni nos culpen a nosotros por la inseguridad que se vive. No queremos cargar con más muertes impunes en este estado, no con nuestra gente, no con nuestros colores, no con nuestra bandera».

Testimonios

El día de la masacre, alrededor de 200 personas se encontraban divirtiéndose en el antro gay Madame de Veracruz. Pasada la medianoche, sujetos encapuchados llegaron al lugar y abrieron fuego indiscriminadamente. Luis Manuel Rivera Aguilar, uno de los sobrevivientes, dio al blog Expediente un conmovedor relato de los hechos:

«Abrieron las puertas con violencia y desenfundaron sus armas largas. Hubo gritos. Éramos como 200 personas en la disco. No tuvieron piedad. Las balas rebotaban por todos lados. Los mosaicos blancos se mancharon de rojo. Y los que querían escapar se resbalaban con la sangre».

Por desgracia, Luis Donaldo, sobrino de Luis Manuel, no logró sobrevivir a la masacre en el antro gay Madame de Veracruz. El joven estudiante de la Universidad de Xalapa se tiró boca abajo para protegerse de los disparos. A los agresores no les importó. Le dispararon por la espalda. Una bala le dio en el tobillo, otra le perforó el riñón y otra le golpeó la yugular. Luis Donaldo luchó por su vida durante 48 horas en un hospital. Sin embargo, no logró sobrevivir.

Por su parte, los asesinos huyeron en un vehículo negro y en una motocicleta. Tras de sí dejaron 27 cartuchos de balas para ‘cuernos de chivo’ y fusiles tipo AR-15.

Escena del crimen en Madame / Foto: Sin embargo

Impunidad

Veracruz, estado donde ocurrió la masacre del antro gay Madame de Xalapa, es la entidad que registra más crímenes de odio contra personas LGBT+ en todo el país. De acuerdo con datos de la organización Letra S, entre 2015 y 2020 se cometieron 520 crímenes de odio en México. De esa cantidad, 84 casos ocurrieron en Veracruz.

Además, la impunidad es la constante en Veracruz. De acuerdo con datos de la activista Jazz Bustamante, 99% de los crímenes de odio ocurridos en Veracruz quedan impunes. Por desgracia, el caso de Madame no fue la excepción.

Tan solo 24 horas después de lo ocurrido en el antro gay Madame, el entonces titular de la Fiscalía General de Veracruz, Luis Ángel Bravo, informó que se detuvo a 2 de los responsables de la masacre. Uno de los detenidos fue el empresario Aurelio Valencia, dueño de strip clubs en Xalapa. Otro fue Gabriel Martínez Godos, un joven de 20 años. Sin embargo, todo se trató de un montaje del fiscal para acallar las críticas por la inseguridad en el estado.

Tan solo 2 meses después del ataque, Valencia fue liberado luego de que un juez determinó que existían irregularidades en la carpeta de investigación que la Fiscalía integró en su contra. Por su parte, el joven Gabriel Martínez Godos logró demostrar que al momento de la masacre se encontraba en casa, del otro lado de la ciudad, cuidando a su abuela.

Posteriormente, en 2018 Luis Ángel Bravo, el fiscal encargado de investigar la masacre en Madame, antro gay de Xalapa, Veracruz, fue detenido en CDMX. Sobre él pesaban acusaciones de desaparición forzada y alteración de escenas del crimen de otros casos. El hecho expuso la podredumbre en las instituciones de procuración de justicia en Veracruz.

Tras 5 años, sigue sin haber justicia para las víctimas de la masacre en Madame, el antro gay de Xalapa, Veracruz.

Con información de Change.org, Expediente y e-consulta

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.