Te contamos por qué te apendejas cuando estás enamorado

¿Te 'apendejas' cuando estás enamorado! No te preocupes, no eres el único y hay muchas razones por las que esto sucede. / Foto: Especial

¿Te apendejas cuando estás enamorado? ¡Tranqui! Estar enamorado y actuar como si estuvieras ‘drogado’ tiene una razón y ¡es normal!

Enamorarse es bellísimo y existe una ciencia detrás de por qué te ‘apendejas’ cuando estás enamorado. Después de que te enteres de las razones por las que el amor nos hace actuar de formas inimaginables, te sentirás más tranquilo.

¿Has escuchado la canción “Love is in the air”? Bueno, pues resulta que esa canción es fake news. Breaking news: el amor NO está en el aire… ni en el corazón. El amor… ¡está en el cerebro! Love is in the brain! 

Love is in the brain! / Foto: The Daily Beast

La ciencia detrás de por qué te ‘apendejas’ cuando estás enamorado

¿Has escuchado la canción “Love is the drug”? Bueno, pues, efectivamente, el amor es —como— una droga en muchos aspectos. Y aquí nos vamos a poner un poquito poéticos porque citaremos a Shakespeare:

«El amor no ve con los ojos, sino con la mente».

—Helena en Sueño de una noche de verano

Y sí. Aunque parezca que el amor trabaja de formas misteriosas, en realidad, la neurociencia ha resuelto los ‘misterios’ del amor en más de una ocasión. Afortunadamente, hoy tenemos una idea bastante clara de cómo es que el amor afecta a nuestro cerebro y es por eso que existe una explicación por la cual te ‘apendejas’ cuando te enamoras.

Verás, la razón principal por la que te ‘apendejas’ cuando estás enamorado es porque tu cerebro se inunda de químicos naturales, mismos que pueden llegar a tener efectos similares a los de algunas drogas. Para que quede un poquito más claro, enlistamos 5 maneras en las que el amor afecta a tu cerebro, según la neurociencia.

1. Liberación de hormonas como dopamina y norepinefrina

La primera es la encargada de regular muchas funciones en nuestro cerebro, pero cuando hay más dopamina de ‘lo normal’, puede afectar nuestra cognición, el sueño, el humor, el aprendizaje ¡y hasta nuestros movimientos!

Y la norepinefrina es un químico que nos proporciona adrenalina, por lo tanto, cuando liberamos esta sustancia en exceso porque estamos enamorados… ¡nos sentimos eufóricos! Esto explica el high que podemos llegar a sentir cuando andamos in love.

Es culpa del amor, ¿ok? / Foto: Adobe Stock

2. Cuando estás enamorado… estás drogado, literally

Entonces, el sinfín de sustancias en exceso que nuestro cerebro produce cuando estamos enamorados, literalmente, nos drogan. ¡Por eso actuamos como actuamos! Y por eso a veces ni siquiera entendemos ‘kestapasandaaa’. Es más, en ocasiones, ni siquiera nos damos cuenta, en serio… ¡nos cegamos por completo! Y es que es como si nos hubieran inyectado una gran dosis de morfina, entonces… flotamos.

¡Nos cegamos durísimo! / Foto: Netflix

 

3. Bombeo de sangre

Estar enamorado hace que el bombeo de sangre aumente su ritmo, entonces nuestro cerebro empieza a recibir más sangre de lo normal en su centro de placer o núcleo. ¡Y luego no sabe qué hacer con tanta sangre, oigan! Esto también nos ‘apendeja’.

Ay, mucha sangre… wuuuu / Foto: Pinterest

4. Un poquito de compulsividad

Asimismo, cuando estamos ‘enculados’ con alguien, debes saber que es muy común que los niveles de serotonina se reduzcan. Esto puede causar que empecemos a tener comportamientos obsesivos y compulsivos, por lo tanto, nuestra atención se centra en la persona de la que estamos enamorados.

Otra de las razones por las que te ‘apendejas’ cuando estás enamorado es porque desarrollas compulsividad. / Foto: Adobe Stock

5. Las hormonas ocasionan cierto tipo de fijación

Sip. Todas las hormonas y químicos que producimos en nuestro enamoramiento, hacen que nos sintamos bien. Es decir, actúan como un tipo de placebo que nos mantiene over the moon. Y todos sabemos que cuando nos sentimos bien, ooobviamente queremos permanecer en ese mood… aunque nos ‘atontemos’.

Ay sí, gimme that (love) drug. / Foto: PSU

En conclusión, no es nuestra culpa actuar como actuamos cuando estamos enamorados. Ahora que ya lo sabes, si alguien se llega a burlar de ti porque te ‘apendejas’ cuando estás enamorado, puedes decirle: ‘no soy yo, es mi cerebro’.

Estar enamorado es muy bonito y ‘apendejarnos’ cuando estamos enamorados no es precisamente nuestra culpa, así que… ¡mejor disfrutémoslo!

Con información de Harvard Medical SchoolThe Daily Beast,

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.