¿Qué hacer si tu pareja no es tan caliente como tú?

¿Qué pasa cuando tu pareja no quiere tener sexo con tanta frecuencia como tú?

¿Tu pareja es menos caliente que tú? Debes saber que esto le pasa a muchas parejas y que no necesariamente significa que it’s over.

¿Tu pareja no quiere tener sexo con tanta frecuencia como tú? Tranquis, que no cunda el pánico, esto puede deberse a muchas cosas y también existen soluciones.

Aunque por supuesto que nos encantaría, la realidad es que nuestro deseo sexual no siempre estará al 100%.

Es completamente normal pasar por etapas en las que nuestra libido nos hace un cambio de jugada. Y si estamos en una relación, estos cambios se pueden convertir en todo un tema.

Entonces, ¿qué haces cuando tu pareja es menos caliente que tú o cuando tu pareja suele andar más ‘jariosa’ que tú? Acá te damos algunos consejos que pueden servirte.

¡Hablen del tema!

En lugar de recurrir a las excusas, mismas que se pueden convertir en malentendidos o falsas interpretaciones, hablar del tema sin demasiados rodeos es lo mejor que pueden hacer.

Si tu pareja parece estar constantemente menos caliente que tú, ¡platíquenlo!

¿Qué hay detrás? ¿Hay alguna razón por la que tu pareja no quiere tener sexo con tanta frecuencia? Aunque abordar estos temas puede llegar a ser incómodo o sensible, es importante hablarlo, especialmente cuando está afectando la relación.

Hay muchas maneras de hacerlo y no tiene por qué convertirse en un torbellino. La comunicación es clave. Y más que buscar culpables o hacer aseveraciones como ‘ya no te gusto’ o cosas por el estilo, tratar de llegar ‘al meollo del asunto’ puede ser un approach más inteligente.

Evalúen por qué hay esta discordancia

Platicamos con la sexóloga Zhannat Álvarez y respiramos un poco al enterarnos de que eso de «las parejas disparejas» es más común de lo que muchos se imaginan.

De hecho, los psicólogos y sexólogos le llaman «sexualidad discordante» y es algo a lo que muchísimas parejas se enfrentan. Esta discordancia sexual o disminución de la química sexual entre una pareja puede deberse a un sinfín de circunstancias.

Y precisamente es por esta razón que la comunicación es importantísima, porque ya saben que luego ‘nos alucinamos’ o creamos historias en nuestra cabeza que ni al caso.

Puede tratarse de algún trauma, inseguridades, monotonía o —let’s face it— también pasa que, de plano, ya no te gusta cómo coges con tu pareja y es muy válido, peeero…

«Cuando sucede todo esto en la pareja se hiere el ego, se llegan a hacer más vulnerables, pueden hasta sentir culpa o miedo».

—Sexóloga Zhannat Álvarez en entrevista con Homosensual

Una vez que logren entender de dónde viene esa discordancia sexual, entonces pueden trabajar en pareja. Sí, como equipo, nada de ‘soluciona tus pedos y ahí me avisas’.

¿Mucho sexo = la pareja perfecta? Not really.

Nos han enseñado —erróneamente— que una pareja funciona en relación a la cantidad de sexo que tiene, pero la realidad es que eso solo es un mito que está muy alejado de la realidad.

Claro que para muchas personas el sexo es una parte importante, especialmente cuando estás en una relación estable. Pero el ‘sexo abundante’ no necesariamente significa que una relación es mejor, o sana, o perfecta.

De hecho, nuestro ‘apetito sexual’  —sin importar qué tan ‘calenturientos’ seamos— pasará por momentos en los que nuestro sex drive disminuye.

Y todos sabemos que el sexo en pareja no siempre va a ser como al principio. Cuando estás en una nueva relación, es muy común que quieran coger 24/7, pero cuando ya llevas un tiempito con tu pareja… las cosas cambian, ¡es normal!

«Hay que empezar a reconocer que así como tenemos distintos gustos, inclinaciones, necesidades… nuestra sexualidad nunca va a ser horizontal, va a ir cambiando».

—Sexóloga Zhannat Álvarez en entrevista con Homosensual

Pregúntense: ¿se puede solucionar?

Si tu pareja no es tan caliente como y tú eres una persona muy ‘jariosa’, definitivamente llegarán a un punto en el que se darán cuenta de que son discordantes. Pero esto no quiere decir que la relación no funciona en lo absoluto o que deben mandar todo al carajo inmediatamente. 

Seguro encontrarán una manera de solucionarlo.

Si algo es un hecho, y Zhannat Álvarez nos lo confirmó, es que «el sexo atrae más sexo». Entonces, no hay que dejar a nuestras hormonas en pausa demasiado tiempo. Con que les prestemos un poquito de atención, es más que suficiente.

El que alguien en la relación no esté tan caliente como la otra persona no quiere decir que it’s over o que se tienen que separar. Si pueden hacer algo para solucionarlo… ¡háganlo! Exploren, intenten, prueben.

Si tu pareja no siempre quiere tener sexo, exploren otros tipos de ‘cachondeo’

A ver, es que también hay que entender que existen otras maneras de hacer cositas sexosas y que no todas y cada una de las veces el sexo tiene que ser inminente.

Hay muchos tipos de intimidad que, de hecho, pueden ser igual —y a veces hasta más— de satisfactorias que el acto sexual en sí.

Exploren con otros tipos de intimidad.

Imagínate algo así como un foreplay extendido en el que la persona más ‘caliente’ de la relación puede quedar más que satisfecha.

También es natural que algunas de las cosas que por mucho tiempo les funcionaron en la cama ya no tengan el mismo efecto que antes. Y tampoco te asustes demasiado si antes tu pareja y tú eran más calientes y ahora no tanto, el cambio en la libido es algo normal.

«Hay que estar conscientes de que nuestro mapeo sexual, nuestra sexualidad, va cambiando. Tiene muchos matices a lo largo de nuestra vida».

—Sexóloga Zhannat Álvarez en entrevista con Homosensual

Honestidad ante todo

Aunque —idealmente— sería lo máximo, la realidad es que no siempre vamos a coincidir sexualmente con nuestras parejas en todo momento.

Si tu pareja es menos caliente que tú, es importante que le comuniques lo que necesitas y viceversa. Tampoco se trata de ‘como yo no estoy caliente o como yo soy más caliente, te chingas’.

Si de plano, después de hablarlo, entenderlo e intentarlo, el tema del sexo sigue siendo uno de los problemas más recurrentes en la relación, entonces tendrían que replantearse si en verdad eso va a funcionar.

Si ningunx de lxs dos está feliz… tal vez sea tiempo de let go.

Y recuerda: ser honestxs cuando algo no nos está funcionando o cuando no estamos felices puede ser difícil… pero necesario.

Si eres una persona muy sexual o si tu pareja es una persona muy caliente y tú no tanto… y eso no te está funcionando, necesitas decírselo.

Si ya llevan un buen rato dándole vueltas al asunto y ningunx parece estar satisfechx… tal vez sí sea momento de tomar caminos distintos. Especialmente si es un tema tan recurrente que ha puesto en riesgo la felicidad de ambxs.

¿Te ha pasado que tu pareja es menos caliente que tú o viceversa?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.