- Anuncio -
  • Sexualidad
- Anuncio -
Inicio Sexualidad VIH Todo lo que debes saber sobre el VIH

Todo lo que debes saber sobre el VIH

-

Al tratarse de una pandemia, es importante saber esto sobre el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) para estar prevenido.

El sida, que es causado por el VIH, ha sido el responsable de millones de muertes alrededor del mundo. Desafortunadamente, mucho se debió a la falta de información. Por eso, a continuación te hablaremos de todo lo que debes saber sobre el VIH.

Origen del virus

Fue a principios de la década de los 80 cuando médicos estadounidenses observaron que un grupo de personas presentaban enfermedades poco comunes. Los casos se registraron en los estados de Nueva York y California.

Estudios confirman que el VIH había llegado al continente americano desde finales de los 60. Se trataba de un nuevo virus y nadie tenía idea del origen ni del impacto que tendría pocos años después a nivel mundial.

Investigaciones recientes apuntan a la ciudad de Leopoldville —hoy Kinsasa, capital de República Democrática del Congo— como el lugar donde se originó esta pandemia, para luego extenderse por todo el orbe.

Los análisis del material genético del VIH demostraron que era muy similar al VIS (virus de la inmunodeficiencia del simio); sin embargo, el VIS no causa enfermedades en las personas que viven con el virus. ESTAS SON 20 MENTIRAS QUE TE HAN DICHO SOBRE EL VIH.

debes-saber-sobre-VIH
El VIH es muy similar al VIS (virus de la inmunodeficiencia del simio) / Imagen: Especial

El VIH-1 es el responsable de la pandemia mundial. Está relacionado con el VIScpz —cepa del virus perteneciente a los chimpancés—. Por su parte, el VIH-2 está relacionado con el VISsm —cepa del virus perteneciente a los mangabeye gris—, siendo endémica de África Occidental. El VIH-2 tarda más en evolucionar a un cuadro sintomático que el VIH-1.

¿Cómo se transmitió a los humanos?

El VIH pasó a los humanos por zoonosis; es decir, la capacidad que tienen algunos virus para transmitirse entre diferentes especies, en este caso, entre simios y humanos.

Si bien no se sabe a ciencia cierta cómo pasó de los simios al humano, la teoría más extendida es que se contrajo a partir de la caza y el consumo de la carne con VIS de simios desde la década de los 30.

Los avances tecnológicos —como la llegada del ferrocarril a esta zona de África— y el constante movimiento de la población, facilitaron la expansión del virus por todo el mundo en muy poco tiempo.

Según datos de la ONUSIDA, en 2017 más de 37 millones de personas vivían con VIH en todo el mundo (casi 2 millones eran menores de quince años), de los cuales 21.7 millones tenían acceso a una terapia antirretrovírica. Desde el inicio de la pandemia, casi 100 millones de personas han contraído el VIH.

Modo de transmisión

El Virus de Inmunodeficiencia Humana es transportado a través de algunos fluidos como el semen y las secreciones vaginales, así como en la sangre y en la leche materna.

debes saber sobre VIH
Es importante que siempre uses preservativos para evitar la transmisión de ITS y VIH. / Imagen: Sopitas

Las relaciones sexuales sin protección —tanto anal como vaginal— son el principal medio de transmisión, pues los genitales están en contacto directo con los fluidos antes mencionados, por lo que siempre se debe practicar el sexo seguro.

Otras maneras de transmisión son compartir agujas o jeringas que hayan sido utilizadas por personas que viven con el virus, o a través de heridas o cortaduras que estén en contacto con sangre, semen o secreciones vaginales de personas con VIH. TE CONTAMOS QUÉ PUEDES HACER SI TU PRUEBA DE VIH SALE REACTIVA.

En el caso de mujeres, el VIH puede transmitirse al bebé durante el embarazo, el parto o al amamantar. Cabe mencionar que una mujer que vive con el virus puede tomar medicamentos que reducirán las posibilidades de transmitir el virus al bebé.

Es importante aclarar que el VIH no puede transmitirse por medio de la saliva, por lo que una persona no puede contraer el virus por dar un beso, compartir alimentos y bebidas o usar los mismos utensilios. El virus tampoco se transmite por dar un abrazo, estrechar la mano o al estornudar o toser.

El VIH y el sida

El VIH es el causante del —aunque no siempre desencadena en— sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

Una vez que la persona ha contraído el VIH, el virus destruirá las células CD4 —también conocidas como células T— del sistema inmunológico que se encargan de la defensa contra las infecciones.

El sida es la etapa avanzada de la infección. Esta comienza con la manifestación de los síntomas de las enfermedades oportunistas que se aprovechan del sistema inmunológico debilitado. De no tratarse, el VIH puede derivar en sida y ante la debilidad del sistema inmunológico, cualquier enfermedad puede provocar la muerte.

debes saber sobre VIH 1
Puedes realizarse estudios médicos para conocer tu estado de salud. / Foto: NatGeo

Tratamiento para el VIH

Aunque el VIH no tiene cura, existen tratamientos que ayudan a controlar o disminuir el virus. El tratamiento antirretroviral (TARV) es una combinación de medicamentos que disminuye la concentración del virus en la sangre, e incluso reduce el riesgo de transmitir el VIH.

En algunas ocasiones, el TARV reduce la concentración del virus al punto que el VIH se vuelve indetectable en las pruebas de sangre. Sin embargo, no se debe olvidar que el virus continúa presente en el organismo. Si se suspende el tratamiento, la carga viral puede aumentar.

La PrEP y la PEP

La PrEP significa profilaxis preexposición. Consiste en una píldora que se consume diariamente para prevenir el VIH, reduciendo la posibilidad de adquirirlo hasta un 90%. TE CONTAMOS CUÁLES SON TODAS LAS DIFERENCIAS QUE HAY ENTRE LA PrEP Y LA PEP.

La PrEP debe ser utilizado por personas que tienen un alto riesgo de contraer el virus. Es decir, por aquellas personas que tienen una vida sexual activa y no usan preservativo; personas cuya pareja tiene VIH o que tienen muchas parejas sexuales, y personas que recientemente han tenido ITS o se han expuesto a jeringas o agujas que han sido utilizadas por alguien que vive con el virus.

PrEP
Tanto el PrEP como el PEP disminuyen la posibilidad de contraer VIH. / Foto: BBC

Por su parte, la PEP —profilaxis postexposición— es un tratamiento que consiste en el consumo de una serie de píldoras que se deben tomar inmediatamente después de estar expuesto a contraer el VIH.

Dicho consumo debe iniciarse dentro de las primeras 72 horas (3 días) después de la exposición al VIH. Deben tomarse de una a dos píldoras al día durante cuatro semanas para detener la diseminación del virus por el cuerpo.

La PEP puede ser tomado por personas que tuvieron relaciones sexuales con personas que pueden tener VIH o después de haber compartido agujas o jeringas que hayan sido utilizadas por personas que vivan con el virus.

En ambos casos, lo más recomendable es acudir a una clínica especializada para obtener mayor información.

Recuerda que lo mejor siempre es estar informado para saber cómo actuar.

Con información de National Geographic, Gaceta Médica, La Vanguardia, ONUSIDA, InfoSIDA y Planned Parenthood.

Carlos Bautista
(Exredactor) Diseñador que escribe lo que ve, lo que piensa y lo que cree. Fan de la fotografía y de las largas caminatas.
- Anuncio -
- Anuncio -
1,079,868FansMe gusta
135,920SeguidoresSeguir
136,077SeguidoresSeguir
23,300SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -
error: ¡Ya te vimos pillín! 😏 Comparte, no copies.