Sexo en público «afecta reputación de la comunidad»: Vallarta LGBT+

sexo público LGBT+
Captura de pantalla del video de una pareja gay teniendo sexo en la alberca de un hotel de Puerto Vallarta / Foto: Tribuna de la Bahía

El Colectivo Vallarta LGBT+ se pronunció sobre el caso de una pareja gay que fue grabada teniendo sexo en un lugar público.

La semana pasada se viralizó el video de una pareja gay teniendo sexo público en una alberca de Puerto Vallarta. Los hechos ocurrieron en un club de playa y hotel exclusivo para adultos y enfocado a hombres homosexuales. Al respecto, el Colectivo Vallarta LGBT+ expresó su desaprobación por el acontecimiento.

A través de un comunicado publicado este fin de semana, la organización expresó que este tipo de noticias «afectan la reputación de la comunidad». Además, la organización se pronunció a favor de que los involucrados reciban las sanciones correspondientes.

Comunicado del Colectivo Vallarta LGBT+

Piden regulación más estricta

Si bien reconoció que los hechos ocurrieron en un club privado, el Colectivo Vallarta LGBT+ resaltó que el lugar donde la pareja tuvo sexo tiene vista a un lugar público por donde pasan familias y niños. En ese sentido, opinó que la sexualidad puede disfrutarse «siempre y cuando no afecte a terceras personas».

Por ende, la organización dirigió un pronunciamiento a la Dirección de Inspección y Reglamentos del Ayuntamiento. En el documento se expresa la necesidad de que lugares como el club en cuestión tengan «cierto tipo de monitoreo para evitar situaciones engorrosas»:

«Como colectivo hemos exigido respeto para la población LGBT+ y, por lo mismo, decimos que para poder exigirlo debemos empezar a respetarnos nosotros mismos».

¿Qué ocurrió en realidad?

Si bien el video de la pareja gay teniendo sexo en público se viralizó en días recientes, la grabación tiene ya algunos meses de antigüedad, según informó el portal de noticias Tribuna de la Bahía.

Además, todo ocurrió en un club privado exclusivo para adultos que, de acuerdo con el citado medio, permite el sexo en espacios comunes. De hecho, tras el video que se viralizó, Tribuna de la Bahía dio a conocer otras grabaciones en las que se observa a parejas teniendo relaciones sexuales en la misma alberca.

Captura de pantalla de un video que muestra a un grupo teniendo sexo en la alberca de un hotel de Puerto Vallarta / Foto: Tribuna de la Bahía

En efecto, como apunta el Colectivo Vallarta LGBT+, los derechos propios —como el libre ejercicio de la sexualidad— encuentran su límite en el respeto a los derechos de los demás. Sin embargo, en este caso en particular, no hay que perder de vista que también se faltó al respeto a la pareja que aparece en el video al exponer su identidad a través de redes sociales.

En estricto sentido, la pareja gay no tuvo sexo en público. Lo hizo en un club privado, sin faltar al respeto a las reglas del establecimiento. Es decir, quien realmente expuso a la pareja, es quien grabó y difundió el video sin su consentimiento.

Cabe recordar que Jalisco es uno de los estados que ya aprobó la llamada ley Olimpia. Dicha normativa sanciona con entre cuatro y ocho años de prisión a quienes difundan fotos o videos íntimos de alguna persona sin su consentimiento.

¿Contra las ‘buenas costumbres’?

Por lo pronto, la Dirección de Inspección y Reglamentos de Puerto Vallarta inició un procedimiento administrativo para sancionar al establecimiento donde ocurrieron los hechos. Sin embargo, al referirse al caso, el director del área, José Juan Velázquez Hernández, no habló sobre sancionar el hecho de que la pareja gay haya tenido sexo en público. Simplemente se limitó a mencionar que los hechos son contrarios a la moral y las buenas costumbres:

«Dentro de nuestro Reglamento de Comercio hay un artículo que, dentro de sus fracciones, establece que no se deben cometer actos en el Municipio dentro de comercios, que atenten contra la moral o las buenas costumbres».

No obstante, el problema de toda ley que hace referencia a la moral y las buenas costumbres es que es subjetiva y expone a los ciudadanos a ser víctimas de prejuicios de los juzgadores.

¿Estigmatización?

Finalmente, más allá de tecnicismos legales, el caso de la pareja gay que fue captada teniendo sexo en un lugar aparentemente público se presta para la reflexión: ¿se habría suscitado la misma reacción en caso de que la pareja fuera heterosexual?

Y si la pareja hubiera sido heterosexual ¿podría pensarse que el caso afectaría la reputación de todas las parejas heterosexuales?

¿Crees que autoridades y prensa tratan del mismo modo los casos de parejas LGBT+ y heterosexuales sorprendidas teniendo sexo en público? Cuéntanos en los comentarios.

Con información de Tribuna de la Bahía y Antena Noticias

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.