Ejercicios Kegel: te ayudarán a ser una bestia en la cama

Unos cuantos ejercicios Kegel son suficientes para desatar a la bestia que puedes ser en la cama. / Foto: IMDB

Los ejercicios Kegel te ayudarán a ser el mejor en la cama, solo hace falta que te decidas y liberes tu bestia interior.

En la red encontrarás mil y un consejos que prometen convertirte en una bestia incontrolable en la cama, pero no todas son tan sencillas y efectivas como los ejercicios Kegel.

Y es que se sabe que cuando nuestro ‘amiguito’ no anda pilas, es porque no le está llegando suficiente flujo de sangre. Por eso no hay nada mejor que el ejercicio para contrarrestarlo.

Sin embargo, estos ejercicios no son como te los imaginas, pero en definitiva te ayudarán a tener erecciones más duraderas y un mejor control de tus eyaculaciones. 

Una breve explicación

Ser una bestia en la cama con ejercicios no es un acto de magia. A mediados del siglo XX, el ginecólogo Arnold Kegel recomendó la práctica de una serie de ejercicios con la pelvis para evitar la incontinencia urinaria y el prolapso pélvico en las mujeres.

No obstante, los llamados ejercicios Kegel han demostrado también ser muy benéficos para los hombres y hasta son recomendados para ayudar a personas que sufren de disfunción eréctil.

Entre los beneficios que puedes conseguir con los ejercicios Kegel, están: erecciones más largas, mejor control de tus eyaculaciones, orgasmos más intensos y más fuerza en la próstata.

A continuación te dejamos una guía para hacer los ejercicios y que seas el rey de tu cama y domines los momentos de pasión como todo un campeón.

Toda esta información está sostenida por la ciencia. / Foto: Know Your Meme

1. Al orinar

Antes de comenzar a full con los ejercicios Kegel, que te harán una bestia en la cama, debes identificar el músculo pubocoxígeo. 

Sí, suena bastante raro, pero no es tan difícil de encontrar. Cuando vayas a al baño, intenta detener el flujo de la orina unos segundos. Esa parte de tu cuerpo que se contrae es la que debemos trabajar.

Ya que hayas dominado esto, intenta hacer lo mismo cuando tengas una erección. Tranquilo, con la práctica eventualmente lo podrás lograr.

Controlar la forma en la que orinas es el primer paso. / Foto: Vlipsy

2. Sentado

Ahora sí vamos con los ejercicios que harán que te conviertas en una bestia en la cama. Primero debes encontrar una superficie cómoda, una silla o la orilla de tu cama funcionan bien.

Siéntate separando ligeramente las piernas y coloca gentilmente tus manos en las rodillas. Inclina el tórax hacia delante para que no te recargues en ningún respaldo.

Hecho esto debes contraer con fuerza la pelvis, igual que como tratabas de contener la orina. Haz esto durante 5 segundos y al soltar hazlo muy lentamente, si no no servirá de nada. Con 5 minutos al día de esto ya estarás haciendo un gran cambio.

Los ejercicios de Kegel son sencillos y los puedes hacer a cualquier hora del día. / Foto: Naver

3. Invertido

Ya que dominaste la modalidad sentado, ahora puede ir un paso más allá con los ejercicios para ser una bestia en la cama.

Recuéstate boca arriba sobre el piso u otra superficie firme. Con tu espalda alta y los pies en el suelo, alza tu pelvis formando un arco con tu cuerpo. Al mismo tiempo que hagas el movimiento, contrae la pelvis como antes. 

Sostén la postura por unos 5 segundos y luego relaja. Lo recomendable es hacer 15 repeticiones diarias durante tu rutina para ver resultados.

Ejemplo de cómo hacer el ejercicio / Foto: Boston Medical

¿Qué te parecieron estos ejercicios para ser una bestia en la cama? Compártenos tus resultados en los comentarios.

Con información de Boston Medical y Treated.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.