Investigadores identifican proceso cancerígeno del VPH

Te platicamos sobre la relación del VPH y el cáncer cervicouterino. / Imagen: VIA Empresa

Integrantes del Instituto de Investigaciones Biomédicas y el Instituto Nacional de Cancerología identificaron el proceso por el cual el virus del papiloma humano (VPH) incide en el cáncer cervicouterino.

Pese a que el VPH es una ITS tratable, no podemos perder de vista que su presencia en nuestro organismo puede incidir en el desarrollo de cáncer cervicouterino. El 1 de enero de 2022, el Observatorio Global de Cáncer informó que en 2020 México contabilizó 9 400 casos de mujeres con este tipo de cáncer.

Según se notificó, la reproducción de células anómalas está relacionada con el VPH. En el boletín circulado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se alertó sobre la incidencia de esta problemática sanitaria. Se estima que para 2040 el cáncer cervicouterino motivado por VPH «podría cobrar la vida de 13 900 mujeres de nuestro país».

Sumado a esta cifra, se cuenta con las observaciones de las y los integrantes del Instituto de Investigaciones Biomédicas e Instituto Nacional de Cancerología. De acuerdo con las y los especialistas, la relación entre el VPH y el proceso de cáncer cervicouterino se debe a «un grupo de virus de alto riesgo».

La familia del VPH se encuentra compuesta por 221 variantes. De ellas, son las número 16 y 18 «las responsables del 70% de los casos registrados». Al respecto, Alejandro Manuel García Carrancá (Instituto de Investigaciones Biomédicas) comentó que en edades tempranas la variante 16 puede permanecer dormida. MIRA TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA VACUNA CONTRA EL VPH.

Sin embargo, la situación cambia cuando se registra actividad en las células. En palabras sencillas se explicó que lo que hace el VPH es aprovecharse de los elementos que no utiliza la célula.

A pesar de que las estadísticas causan cierto desaliento, no todas las noticias son negativas. Así como lo puntualizó García Carrancá, los más recientes hallazgos sobre carcinogénesis les han puesto a trabajar en más alternativas de tratamiento.

¿Qué tiene que ver el VPH con el cáncer?

Por más de 30 años, la comunidad científica ha realizado investigaciones sobre el vínculo entre el VPH y proceso por el que una persona desarrolla cáncer. Por ejemplo, en 1985 se informó sobre la incidencia de la proteína 53 (P53) en los tumores. Una de las primeras investigaciones al respecto fue la del médico alemán Harald zur Hausen.

Para la década de los 90 se dio continuidad a los estudios que pusieron en el centro la relación entre el cáncer y la persistencia del VPH. Desde entonces se tomaron 3 factores a considerar: susceptibilidad de los organismos, interacción entre los virus y progresión independiente en cada tipo viral. A esto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) agregaron:

«Quienes tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer cervicouterino son aquellas mujeres que tienen una infección de VPH persistente. Y las que tienen otros factores de riesgo como tener relaciones sexuales desde muy jóvenes».

Otras de las condiciones que se reconocen como potenciales de riesgo (pero no por sí mismas) son afectaciones al sistema inmunológico, embarazos y partos antes de los 17 años y consumo de tabaco.

Datos que no puedes olvidar

Esta nota se enfoca en la relación entre el cáncer cervicouterino y el VPH. No obstante, es importante recordar que este no es el único. Así como lo puntualiza la organización VPH Humans, el virus —de ser considerado de alto riesgo— puede causar cáncer en otras partes del cuerpo. Por ejemplo: boca, garganta, ano, vulva, vagina y pene.

Con ello, queremos decirte que es una ITS que afecta sin importar orientación sexual o identidad de género. El VPH es una familia de 150 virus que atacan a la piel y las mucosas. Entre 30 y 40 de ellos se transmiten por contacto sexual.

Por tanto, es importante que si tienes una vida sexual activa te hagas los exámenes de laboratorio correspondientes. Actualmente se cuenta con la prueba de VPH, misma que busca la «presencia de la infección cervical con los tipos de alto riesgo del VPH». Se recomienda complementarla con citología vaginal; es decir, la prueba de Papanicolaou. AQUÍ PUEDES RESOLVER TUS DUDAS SOBRE EL VPH.

Así se ve el virus del papiloma humano desde un microscopio. / Foto: Policlínica Metropolitana

¿Te fue útil esta información sobre VPH y cáncer cervicouterino? Recuerda que estos textos únicamente tienen fines informativos. Para información más detallada o dudas en específico, acude con tu especialista de confianza.

Con información de Unidad de Investigación Biomédica en Cáncer (UNAM), Gaceta UNAM y Prevención de cáncer cervicouterino en América Latina y el Caribe