Papá gay mexicano es separado de sus bebés en Namibia

papá gay Mexicano que vive en Namibia
Guillermo vive en Namibia y se ha visto separado de su esposo e hijos por las autoridades que no reconocen ni el matrimonio entre parejas del mismo sexo ni la paternidad gay. En la imagen aparece Guillermo con su hijo Yona. / Foto: Cortesía de Guillermo Delgado

Guillermo Delgado, un papá gay mexicano que vive en Namibia, se encuentra separado de sus dos hijas debido a que el Gobierno no les permite entrar desde Sudáfrica.

Guillermo Delgado es un ciudadano mexicano que vive en Namibia, es abiertamente gay y es papá de tres hijos. Además, Guillermo está casado con Phillip Lühl, ciudadano namibio con quien comparte la paternidad de un niño y dos gemelas.

Sin embargo, actualmente la familia se encuentra separada debido a la homofobia del Gobierno de Namibia. Guillermo y su hijo mayor, Yona, están ‘atrapados’ en ese país. Mientras tanto, las autoridades niegan la entrada a las recién nacidas Maya y Paula, pues aunque son hijas de un ciudadano namibio, en el país no se reconoce a las familias homoparentales.

En entrevista exclusiva para Homosensual, el arquitecto mexicano relató su historia desde Namibia y contó los problemas que vive un papá gay en el país africano. CONOCE TAMBIÉN EL CASO DE LA PAREJA GAY QUE CASA FRIDA RESCATÓ DE LA HOMOFOBIA EN JAMAICA.

Una familia diversa

Guillermo Delgado es un arquitecto mexicano que desde joven salió del país para estudiar una maestría en Holanda. Allí conoció a Phillip Lühl, un ciudadano namibio con quien se casó.

Pronto, el arquitecto y su esposo empezaron a pensar en convertirse en papás, pero las dificultades para las adopciones gays en México y Holanda postergaron sus planes:

«Nosotros queríamos tener hijos desde el tercer año en que estábamos juntos. Fue muy rápida la conversación sobre tener una familia, pero era muy difícil hacerlo en Holanda. En México, para la adopción, son muchos trámites. Luego vinimos a Namibia a vivir y se congeló un poco el tema».

Sin embargo, en 2014 la pareja se mudó a Sudáfrica, donde Phillip Lühl tiene un permiso de residencia permanente. Allí, el arquitecto mexicano logró convertirse en papá gracias a que la legislación permite a las parejas gay emplear el método de la maternidad subrogada:

«Empezamos a ver la cuestión de la maternidad subrogada, que se permite en Sudáfrica. Es básicamente un mecanismo para parejas heterosexuales que sufren de infertilidad, pero como la legislación LGBT en Sudáfrica está muy desarrollada, nosotros pudimos tener acceso a ese mecanismo gracias al permiso de residencia de Phillip».

Finalmente, el 6 de marzo de 2019 nació en Sudáfrica Yona, el primer hijo de Guillermo y Phillip. Poco después, la pareja tomó la decisión de regresar a Namibia. El arquitecto mexicano y papá primerizo solicitó el permiso de residencia que se otorga a los cónyuges de los ciudadanos, pensando que le sería negado por tratarse de una pareja gay. Para su sorpresa, el permiso le fue otorgado. ENTÉRATE DE QUÉ ESTADOS RECONOCEN EL MATRIMONIO IGUALITARIO EN MÉXICO.

Problemas en Namibia

Sin embargo, los problemas comenzaron poco después, cuando las autoridades de Namibia se negaron a renovar el permiso de residencia de Guillermo:

«Después me dijeron que ese permiso no me lo iban a renovar, que fue un error y que no lo iban a hacer para una pareja del mismo sexo. Aquí no se reconocen las uniones entre personas del mismo sexo. Cuando nos lo dieron pensamos que esto era un indicio de que el Gobierno iba a ser más tolerante, pero en realidad no fue así. Dicen que fue un error».

A partir de ese momento, el papá gay mexicano inició una pelea legal con el Gobierno de Namibia en torno a su estatus migratorio. Pero no solo eso. Al no reconocerse las uniones entre parejas homosexuales, la pareja también inició otro proceso legal para que Yona pueda obtener la ciudadanía namibia.

Las autoridades exigen a la familia demostrar que existe un lazo genético entre Yona y un ciudadano namibio. Sin embargo, se trata de un claro caso de discriminación. A ningunos padres heterosexuales se les exige demostrar el lazo genético con sus hijos para otorgarles la nacionalidad namibia. La batalla legal de Phillip y Guillermo para darle una nacionalidad a Yona continúa todavía después de dos años. CHECA QUÉ ESTADOS PERMITEN LA ADOPCIÓN HOMOPARENTAL EN MÉXICO.

Las dos nuevas caras de la familia

Pero mientras todo esto ocurría, Guillermo Delgado y Phillip Lühl tuvieron la oportunidad de tener un segundo bebé por maternidad subrogada en Sudáfrica. La pareja no lo pensó dos veces, debido a que es la única forma para que el bebé sea reconocido como hijo de ambos. En Namibia, la única opción que habrían tenido era ocultar su orientación sexual y que uno u otro tratara de adoptar como papá soltero.

Finalmente, a principios de marzo de 2021, el arquitecto mexicano y su esposo volvieron a convertirse en papás. Sin embargo, en esta ocasión el destino les tenía preparada una sorpresa. En lugar de un bebé, tuvieron dos gemelas: Maya y Paula. CONOCE TAMBIÉN A LOS DADDIES, PRIMERA FAMILIA HOMOPARENTAL DE GUANAJUATO QUE PARTICIPARÁ EN LAS ELECCIONES DE 2021.

Phillip, esposo de Guillermo, cargando a Maya y Paula / Foto: Cortesía de Guillermo Delgado

Separados por la homofobia

El problema es que, debido al proceso legal por su estatus migratorio, Guillermo no pudo salir de Namibia. El arquitecto mexicano está metafóricamente atrapado. Si sale de Namibia, no tiene certeza de que se le vuelva a permitir la entrada al país donde construyó su vida y patrimonio. Además, no puede llevar consigo a Yona porque no tiene documentos de viaje. Por su parte, Phillip Lühl se encuentra en Sudáfrica con las dos recién nacidas. No obstante, las autoridades de Namibia no reconocen su paternidad, por lo que las gemelas no pueden ingresar a ese país.

Por el momento, el papá gay mexicano se encuentra en Namibia con su hijo Yona. Mientras tanto, su esposo está en Sudáfrica con Maya y Paula:

«Nos damos cuenta de que nos van a tener separados. Phillip es ciudadano de Namibia y tiene derecho de entrar al país. Pero básicamente el Gobierno está diciéndole: “Tú sí, pero no tus hijas”. Está como diciéndole: “Deja a tus hijas en Sudáfrica”. Además, Yona y yo no podemos salir del país por la pelea legal».

Al conocer el caso, Namibia Equal Rights Movement, un movimiento por los derechos humanos en Namibia, hizo suya la lucha de los papás gays. Posteriormente, colectivos LGBT+ se sumaron a la exigencia de que las autoridades permitan a Maya y Paula entrar al país mientras se resuelve la situación legal de Guillermo y Yona. El caso terminó transformándose en una lucha histórica por los derechos de la diversidad sexual en Namibia.

Por desgracia, la lucha de este papá gay mexicano y su esposo parece lejos de terminar. El 19 de abril de 2021 el juez Thomas Masuku rechazó la petición para permitir a Paula y Maya obtener los documentos necesarios para ingresar a Namibia. Una vez más, el juez pidió a Phillip demostrar que tiene un vínculo genético con las gemelas. Lo anterior sucedió a pesar de que la ley de Namibia no especifica que para tener derecho a la nacionalidad por descendencia sea necesario demostrar un vínculo genético.

Por su parte, la organización Namibia Equal Rights Movement inició una petición en Change.org en la que pide al Gobierno de Namibia frenar su política homofóbica y pensar en el bienestar de Yona, Paula y Maya. La petición detalla que los tres menores están siendo discriminados solo por la orientación sexual de sus padres, negándoles la posibilidad de tener una nacionalidad. La petición ya supera las 5000 firmas.

El papá gay mexicano Guillermo Delgado y su esposo Phillip Lühl siguen luchando por reunir a su familia. Además, son conscientes de que su lucha ya no es solo familiar. Ahora, con todo el movimiento que se articuló en Namibia para apoyarlos, se trata de una batalla simbólica para toda la comunidad LGBT+ en el país africano.

Sin duda, ninguna frontera separará a este papá gay mexicano de su esposo y sus hijas.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.