Pin parental en Nuevo León: agravio a la comunidad LGBTQ+

Ya aprobaron una reforma que permite a los médicos negar atención a la comunidad LGBTQ+… y ahora, buscan implantar un pin parental en Nuevo León.

En los próximos días, el Congreso del Estado de Nuevo León podría votar la iniciativa del pin parental en Nuevo León. En ella se propone modificar la Constitución local para censurar la educación sexual. Y es que, según se argumenta, los padres de familia pueden oponerse a que sus hijos aprendan sobre contenidos contrarios a «sus convicciones éticas morales o religiosas». 

Con ello, los estudiantes podrían ser privados de participar en actividades, talleres o charlas relacionados con identidad de género, feminismo y derechos de las personas LGBTQ+.

Diputado homófobo ataca de nuevo

La propuesta sobre el pin parental en Nuevo León es de autoría del diputado Juan Carlos Leal Segovia. Se trata del mismo legislador que se quejó de que las televisoras busquen «normalizar la homosexualidad» mediante sus contenidos.

También se trata del mismo que propuso eliminar el delito de feminicidio porque en su opinión «discrimina al hombre». Y por supuesto, también impulsó la reforma a la ley de salud local que permite negarse a atender a personas LGBTQ+ alegando objeción de conciencia.

Confunden derecho a la educación

La iniciativa sobre el pin parental en Nuevo León ha sido calificada como «inconstitucional» por activistas y defensores de los Derechos Humanos. 

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim) aseguró que se trata de un «atentado» contra la educación. Por su parte, el Movimiento por la Igualdad en Nuevo León consideró que los niños y niñas podrían recibir una educación basada en prejuicios religiosos.

Mientras tanto el colectivo #NOAlPinParental advirtió que la medida podría derivar en el aumento de embarazos adolescentes, infecciones de transmisión sexual, invisibilización de las identidades diversas y aumento de la violencia contra la comunidad LGBTQ+.

Razón no les falta. Por un lado, la iniciativa del pin parental en Nuevo León contradice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En el artículo 3 de la Carta Magna se establece que «los planes y programas de estudios tendrán perspectiva de género y una orientación integral, lo que incluirá el conocimiento de las ciencias y humanidades, la educación sexual y reproductiva». Además se establece que la rectoría de la educación «»corresponde al Estado», no a los padres de familia.

Y sin duda, lo más grave es que se pretende vulnerar el derecho de los niños a la educación. La propuesta de Carlos Leal busca satisfacer los prejuicios de los padres, pero parece ignorar que los titulares de ese derecho son los niños.

¿Es demasiado tarde?

Si bien el Congreso de Nuevo León ha demostrado poco respeto hacia los derechos de las minorías, todavía hay barreras para frenar la iniciativa.

La presidenta del Senado, Mónica Fernández, ya anunció que podría interponer un recurso de inconstitucionalidad si la reforma avanza. Asimismo, legisladores de varios partidos políticos ya se manifestaron en contra.

Y tú, ¿qué opinas del pin parental en Nuevo León?