Hombre trans da a luz y le niegan la paternidad

Freddy McConnell, un hombre trans, quiso ejercer su derecho de paternidad. No obstante, la corte inglesa se lo ha negado. / Foto: Matchbox Cineclub

Luego de un año de pelea contra la Corte inglesa, se le ha negado a un hombre trans la paternidad de su hijo, pero no la maternidad.

Freddy McConnell salió del clóset como un hombre trans en 2013. Desde ese momento comenzó a transicionar tanto físicamente como legalmente, cambiando sus identificaciones. A pesar de pasar por diversos procesos de cambio de sexo, este hombre trans conservó sus órganos reproductivos intactos, por si algún día quería ejercer la paternidad.

Convertirse en padre no fue un proceso fácil. En 2016, McConnell tuvo que suspender su tratamiento hormonal para poder ser fecundado. Esto lo llevó a pasar por un fuerte proceso emocional al volver a menstruar y perder rasgos masculinos que el tratamiento le había dado.

El difícil proceso que vivió Freddy McConnell junto a su madre durante su embarazo puede verse en el documental ‘Seahorse’. / Foto: Seahorse

McConnell por fin logró embarazarse en 2017, gracias a un donante de esperma. En 2018 dio a luz, pero el sistema público de salud de Reino Unido se negó a registrarlo como el padre del menor. Cuando intentó tramitar el acta de nacimiento de su bebé, a este hombre trans se le negó la paternidad de su hijo. En vez de eso, fue asignado como la madre debido a que la ley inglesa obliga a aquellos que gestaron al bebé a ser registrados como la ‘madre’ de este.

La apelación y la derrota

McConnell no dudó en apelar a la Corte para pedir que se cambiara el certificado de nacimiento de su hijo para indicar qué él era el padre. Durante su apelación, presentó todos los documentos que legalmente lo muestran con un hombre. Además, argumentó que tanto para su estabilidad psicológica y emocional, como para la de su hijo, era imperante reflejar su realidad: que la relación que tienen es la de un padre y su hijo, no la de una madre e hijo.

Andrew McFarlane, el presidente de la división familiar de la Alta Corte Inglesa, fue el que tomó la última decisión sobre el caso.

«Hay una diferencia material entre el género de una persona y su estatus como padre o madre. Ser una madre, aunque siempre se ha asociado con ser mujer, es el estatus que se le da a una persona que pasa por el proceso físico y biológico de llevar a cabo un embarazo y de dar a luz».

McFarlane continuó su sentencia diciendo que la Corte reconoce el género masculino de McConnell. Sin embargo, debido a su «rol biológico» se le continuará legalmente considerando la ‘madre’ de su hijo.

Freddy McConnell y su hijo, del cual no muestra su rostro en fotos por cuestiones de seguridad. / Foto: The Times

¿Por qué es tan problemática esta decisión?

Un representante legal de Freddy McConnell dijo ante la Corte que llamar a su cliente cualquier cosa que no fuera ‘padre’, sería dar la impresión de algo secretivo o humillante. Y esto podría llevar al niño a sentirse excluido de la sociedad por ser diferente o ‘raro’.

Igualmente, al saber sobre la negativa de la Corte a cambiar el certificado de nacimiento del bebé, McConnell dijo a través de su Twitter estar preocupado por las implicaciones que esta decisión tiene sobre muchas familias diversas. En exclusiva para The Guardian, periódico donde trabaja, el hombre trans comentó lo siguiente sobre la decisión de la Corte.

«Tiene serias implicaciones para las familias con estructura no tradicional. Perpetúa la creencia de que solo las formas más tradicionales de la familia pueden ser propiamente reconocidas o tratadas igualitariamente. Simplemente no es justo».

Además, no podemos pasar por alto que asegurar que el título de ‘madre’ puede ser asignado a cualquier persona que lleve a término un embarazo invisibiliza dos cosas sumamente importantes. En primer lugar, el derecho que tienen las personas trans de formar una familia a pesar de que sus órganos reproductivos y su género no corresponda con las estructuras binarias de la sociedad.

Freddy McConnell, luego de su embarazo, durante un chequeo de rutina por ultrasonido. / Foto: Mirror

En segundo lugar, y mucho más importante, reducir el papel de madre a quien lleva a cabo un embarazo invisibiliza la violencia social e histórica que han sufrido las mujeres por cubrir el rol de ‘madres’. Trabajo que conlleva no solo dar a luz, sino el quedarse en casa haciendo las tareas domésticas y cubrir los cuidados de la familia. Es decir, siendo lo que tradicionalmente se llama ‘el soporte del hogar’.

Sin duda alguna, es necesario que tanto socialmente como legalmente nos empecemos a cuestionar las estructuras que tenemos. Esto porque los estándares binarios de la sociedad solo sirven para invisibilizar a todos aquellos que se salgan de estas estructuras. Como sucede con las familias homoparentales y a los padres y madres trans.

Para avanzar, necesitamos cuestionar todo aquello relacionado con la familia que alguna vez creímos ‘único y natural’. Pero que, como todo, en realidad solo es una construcción social que se está quedando corto para las nuevas sociedades del siglo XXI.

¿Estás de acuerdo con la decisión de la Corte de negarle a este hombre trans la paternidad de su hijo? ¿Crees que en verdad cambiaría algo si las actas de nacimiento respondieran también al género de los padres?

Con información de The Guardian y CNN