Jorge Luis Martínez, patinador gay, sorprende con TED Talk

Jorge Luis alcanzó sus sueños con disciplina y apoyo de su madre. / Foto: Instagram (@jorgemarmor)

Jorge Luis Martínez, medallista mundial en patinaje de velocidad, dio una TED Talk y compartió algunos tips para alcanzar tus sueños.

Además de apoyar a la comunidad LGBTQ+ durante la pandemia, Jorge Luis Martínez, medallista mundial, compartió en sus redes sociales una TED Talk sobre cómo alcanzar tus sueños. En ella, Jorge Luis narra sus inicios en el deporte hasta llegar a ese momento que muchos miembros LGBTQ+ recuerdan en los Juegos Panamericanos de Lima de 2019.

Aquí, en Homosensual, te compartimos algunos datos y consejos que Jorge Luis mencionó en su TED Talk y que seguramente serán de utilidad para más de uno. MEDALLISTA MUNDIAL MEXICANO GANA DURANTE PANDEMIA.

De pequeño no quería ir a la escuela…

Como cualquier ser humano durante las mañanas, Jorge Luis solo quería dejar la alarma sonar por cinco minutos más antes de prepararse para ir a la escuela. Cuando esto no funcionaba, él fingía tener dolor de cabeza. Afortunadamente, su madre siempre lo ayudó a cumplir con sus obligaciones diciéndole: «Levántate, ahorita se te va a quitar…».

Era malo en los deportes…

Por increíble que parezca, este guapo no era bueno en los deportes hasta que encontró el patinaje de velocidad. De pequeño, cuando estuvo en clases de beisbol, él quería salirse. Pero de nuevo su madre lo invitó a continuar con la práctica de este deporte. Ella le dijo: «Pues ahora vas y desquitas el uniforme porque ya me hiciste pagarlo…». CONOCE A LOS DEPORTISTAS TRANS QUE HAN CONMOCIONADO AL MUNDO.

Fue su madre quien lo inspiró a alcanzar sus sueños…

Tal y como él lo dice en la TED Talk, este apoyo y disciplina que le inculcó su madre fueron esenciales para que él se convirtiera en el medallista mundial que hoy conocemos. «Con su ejemplo y sus acciones me enseñó lo que tengo que hacer…», comentó Jorge Luis.

Sufrió bullying

Incluso cuando ya había encontrado en el patinaje de velocidad algo que le apasionaba, Jorge Luis tuvo que aguantar el bullying de los hombres que no entendían el uniforme de estos deportistas. Como el medallista mundial lo explica, era raro para los machos de Hermosillo, Sonora ver a otros hombres en licra y esto ocasionaba burlas. Fue así que Jorge Luis aprendió a que esto no le importara en absoluto y, en cambio, prefiriera enfocarse en su deporte. CONOCE AL PROFESOR FITNESS QUE DEJA A TODOS SUDANDO CON SUS FOTOS.

También tuvo derrotas…

En uno de sus primeros intentos por destacar, en 2011 él hizo «un desastre de carrera» cuando menos lo imaginó. Él no quiso escuchar nada sobre el patinaje durante todo ese día y, para echarle más sal a la herida, él se enteró de que, al mismo tiempo de su derrota, su mejor amiga había hecho historia en los Juegos Panamericanos. Auch.

Al final, todo valió la pena…

Pero como Jorge Luis se dio cuenta, la disciplina de su madre, la disciplina que él siguió por muchos años y las derrotas que tuvo, lo llevaron finalmente a llegar a su décimo campeonato del mundo en China. Ahí, Jorge se convirtió en campeón del mundo y todo tuvo sentido.

Pero lo más importante…

Aún faltaba algo para Jorge. En Lima, en 2019, él se «convirtió en la mejor versión de sí mismo» al dejar el mensaje más importante de su vida. Él empezó a vivir una «vida plena» y comprendió que ninguna medalla lo haría sentir mejor que «ser él, ser Jorge». ¿A qué se refiere? Te dejamos la imagen que lo resume perfectamente:

Jorge Luis en los Juegos Panamericanos de 2019. / Foto: Getty Images

En esta cuarentena, además de inspirarnos con su TED Talk a alcanzar nuestros sueños, Jorge Luis se ha dedicado a compartir tips de nutrición y una que otra foto bastante hot para deleitarnos la pupila. Sin duda, este medallista mundial no solo se ganó a los mexicanos con su plática, sino también a nuestros corazones.

Mira la TED Talk de Jorge Luis Martínez, patinador gay y campeón mundial:

¿Qué opinas de la TED Talk de Jorge Luis Martínez, medallista mundial?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.