Especies que demuestran que la homosexualidad es natural

pingüinos homosexualidad especies reino animal gay pareja
Te compartimos algunas especies que comprueban que la homosexualidad es natural. / Foto: Xataka

Hay más de 450 especies del reino animal que demuestran que la homosexualidad es natural.

Todo grupo antiderechos afirma que la homosexualidad no es natural, pero la existencia y el comportamiento de distintas especies del reino animal arrojan otro tipo de información. Aunque aún no hay un consenso sobre el número exacto, se estima que la homosexualidad está presente entre 450 y 1500 especies. Este último dato corresponde a los resultados de “An alternative hypothesis for the evolution of same-sex sexual behaviour in animals”, una investigación publicada en la revista Nature, Ecology and Evolution en 2019.

Un tema que lleva siglos en la discusión

De acuerdo con el biólogo Søli Geir Einar Ellefsen, el índice de homosexualidad en el reino animal varía entre el 2% y 15%. La cifra depende de la especie. La discusión no es novedosa. Desde la Antigua Grecia Aristóteles habló sobre la posibilidad de que las hienas hembras copularan entre ellas. Para 1912, el zoólogo George Murray Levick observó la homosexualidad entre los pingüinos de la Antártida, misma que calificó como «una increíble depravación». Los dichos homofóbicos fueron una de las causas por las que se censuraron algunos estudios relacionados con el tema.

Si bien este eje temático ha sido del interés de especialistas en biología y zootecnia, el recuento de animales que tienen prácticas homosexuales ha sido —en su mayoría— competencia de quienes siguen de cerca las discusiones en torno a la selección natural. Entre las y los científicos que parten de la teoría de la evolución natural encontramos al biólogo y lingüista Bruce Bagemihl.

A partir de su investigación Exhuberancia biológica: homosexualidad animal y diversidad natural (1999), Bagemihl reconoce que 300 especies (primordialmente de mamíferos y aves) «se encuentran involucradas en conductas homosexuales y otras conductas no procreativas». A partir de esta y otras investigaciones, en 2006 el Museo de Historia Natural de Oslo (Noruega) fue sede de una exposición titulada: “¿Contrario a la Naturaleza?”. En ella se exhibieron fotografías de insectos, perros, gatos, loros, arañas, gusanos y pulpos en las que se observó la homosexualidad dentro de las especies animales.

Nociones a tomar en cuenta

Antes de que continuemos con esta publicación tenemos que dejar claras algunas cuestiones. Una de las ramas científicas que más ha abonado al planteamiento de la homosexualidad como una conducta natural es la psicología comparada. Varios de sus planteamientos han sido adoptados por biólogos, zoólogos, etólogos y genetistas del comportamiento.

Compartir este texto no tiene la finalidad de hacer una comparación entre las prácticas sexuales de los seres humanos y los animales. Como bien sabemos, en nuestro caso la sexualidad y sus prácticas están atravesadas por construcciones sociales. Otra de las cosas que no podemos perder de vista es que el sexo no es binario. Una vez establecido lo anterior, te presentamos algunas de las especies que han puesto en entredicho el carácter ‘antinatural’ de la homosexualidad.

Uria aalge

El arao común es una de las primeras especies que Bruce Bagemihl destacó en su estudio sobre la homosexualidad en el reino animal. Esta ave habita en los acantilados del Atlántico y Pacífico. Pertenece a la familia Alcidae y se caracteriza por tener un pico sumamente puntiagudo.

El arao común / Foto: eBird

Rumiantes

De acuerdo con una investigación realizada por especialistas del Departamento de Biología Molecular y Celular y el Departamento de Fisiología (Universidad de la República, Montevideo), se ha reportado la existencia de la homosexualidad en varias especies de rumiantes machos. Entre ellas encontramos a la cabra montés (Capra pyrenaica, también conocida como íbice ibérico) y al antílope blanco.

Antílope blanco / Foto: Naturalista

Pingüinos, una de las primeras especies en demostrar que la homosexualidad está presente en el reino animal

Como mencionamos en párrafos anteriores, los pingüinos fueron una de las primeras especies que demostraron la homosexualidad en la ciencia moderna. A principios de los 2000, este hallazgo cobró más popularidad por la pareja de pingüinos gay que vivía en el zoológico de Nueva York. Tras llevar 6 años juntos, los encargados les dieron un huevo para que lo criaran. El bebé pingüino se llamó Tango. Al ver la respuesta de esta adorable familia neoyorquina, otros zoológicos del mundo hicieron lo mismo. Las familias homoparentales de pingüinos viven en Berlín, Japón y Dinamarca. CONOCE A JONATHAN, EL ANIMAL MÁS VIEJO DE LA TIERRA, QUE ES GAY.

Jirafas y leones

Según apunta DW, la actividad sexual entre jirafas es más común entre parejas del mismo sexo (90%). Quienes se llevan el protagonismo son los machos, pues tienen una técnica muy especial para coquetear: frotar sus cuellos.

En el caso de los leones, la homosexualidad responde a algo más allá que el frotamiento de los cuellos. Para este mamífero de la familia Felidae, la lealtad es lo más importante. Se documenta que, para cortejar a una hembra, los leones machos suelen tener relaciones sexuales entre ellos. Muy amigues, los leones. MIRA CUÁNTOS ANIMALES PUEDEN SER HOMOSEXUALES.

Monos, bonobos (chimpancé pigmeo) y macacos japoneses

Entre los primates hay varias especies que más ha asombrado por su comportamiento homosexual, ya que entre machos y hembras hay una notoria diferencia. Mientras los machos tienen actividades con parejas del mismo sexo durante la noche, las hembras lo hacen de día y suelen ser monógamas. Las hembras permanecen juntas para acicalarse y protegerse de sus enemigos.

Los macacos japoneses son otra de las especies que demuestran la homosexualidad. / Foto: BBC

Moscas

Las moscas han sido una de las especies más estudiadas. De acuerdo con genetistas del comportamiento, abren nuevas perspectivas para comprender los mecanismos de atracción sexual. Además de este hallazgo, algo que llama la atención de las moscas es que también pueden ser bisexuales. MIRA CÓMO ESTE CIENTÍFICO NOMBRÓ OPALUMA RUPAUL A NUEVA ESPECIE DE INSECTO.

Escarabajos rojos

Se estima que al menos 100 especies de insectos han comprobado que la homosexualidad es natural. Entre ellos se encuentra el escarabajo rojo (Rhynchophorus ferrugineus o picudo rojo). En un principio se tenía la hipótesis de que la homosexualidad en los escarabajos obedecía a una tendencia evolutiva. En 2018 se llevó a cabo un estudio con 300 escarabajos machos. Se les separó por grupos. En uno pusieron más machos que hembras y viceversa. Según los resultados de esta investigación encabezada por el biólogo Kris Sales:

«El comportamiento homosexual en insectos, especialmente en estos escarabajos, no es una adaptación evolutiva, porque cuando existe la presión de la competencia la homosexualidad se vuelve menos común».

Estos son los escarabajos rojos. / Foto: BBC

Albatros está dentro de las especies que comprueban que la homosexualidad es natural

En el grupo de las especies en las que la homosexualidad encuentra una razón evolutiva está el albatros. Tal y como documenta la BBC, «un macho con comportamiento homosexual aprovecha para fertilizar a más hembras». Sin embargo, la homosexualidad es más frecuente en las hembras. Conforme a un estudio de 2008 publicado en la revista Biology Letters, en la isla de Oahu (Hawái) la tercera parte de las parejas reproductoras estaba formada por hembras a cargo de la crianza de los polluelos.

Albatros / Foto: Ladera Sur

Cisne negro, ganso y gaviota occidental

Dentro de las aves, una de las especies que ha demostrado que la homosexualidad es natural es el cisne negro. Según apunta un reportaje realizado por la corporación Radio y Televisión Española (RTVE), el 25% de las parejas de cisnes negros son homosexuales. Hay una mayor incidencia en los machos, quienes roban los huevos de otros nidos y los crían por su cuenta. Uno de los hallazgos que más llaman la atención al respecto es que los cisnes criados entre machos sobreviven en mayor proporción.

En una cifra similar (30%) se encuentran los gansos. Se presume que el ganso es una especie totalmente monógama. Por su parte, en el caso de las gaviotas occidentales, es más probable que la atracción homosexual se dé en las hembras.

Los cisnes negros crían a los polluelos. / Foto: Quo

¿Qué otras especies recuerdas que comprueben que la homosexualidad es natural? Te leemos en los comentarios.

Con información de ABC, Revista Mexicana de Ciencias Pecuarias (2014), Swiss Info, BBC, El Mundo, RTVE, El Español, Nature, Ecology and Evolution (2019), DW

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.