Carta de Madrid de PAN y Vox afecta a LGBT+

carta de madrid PAN Vox comunismo LGBT Julen rementería santiago Abascal
Juan Rementería (izquierda) del PAN y Santiago Abascal (derecha) de Vox firmaron la Carta de Madrid, un acuerdo para 'combatir al comunismo' en México. / Foto: Twitter (@vox_es)

La firma de la Carta de Madrid entre el Partido Acción Nacional (PAN) y Vox deja claro lo que ya sabíamos: no les interesa la comunidad LGBT+.

El 2 de septiembre de 2021, integrantes de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) se reunieron con Santiago Abascal Conde, líder del partido español ultraconservador Vox, para ‘combatir al comunismo’ y firmar la Carta de Madrid, acuerdo con el que se da un mensaje muy concreto a las personas LGBT+ y activistas de diferentes movimientos sociales.

La elaboración de este documento estuvo a cargo de la Fundación Disenso, un grupo de extrema derecha que presume «disentir de la opinión dominante». Ante todo, la Fundación Disenso es una plataforma que ha ayudado a movilizar y posicionar una postura antiderechos entre las generaciones más jóvenes.

¿En qué consiste la Carta de Madrid?

De manera muy resumida, en la plataforma del PAN se advierte que la Carta de Madrid es para dejar claro que «México nunca será comunista». A su vez, el senador de Veracruz Julen Rementería del Puerto detalló que la firma es por «la defensa de la democracia, libertad y propiedad privada».

En la propia plataforma de la Fundación Disenso se detalla que las acciones circunscritas en la Carta de Madrid son para salvaguardar el futuro de países en los que «el comunismo es una amenaza para la prosperidad y desarrollo».

A la región comprendida por 700 millones de personas que, según ellos, están bajo el «proyecto ideológico y criminal» la llaman ‘Iberosfera’. Las personalidades firmantes de Vox y el PAN argumentan que sus acciones están dirigidas a defender el Estado de derecho (ya nos conocemos esa cantaleta), la justicia (selectiva, seguramente) y la libertad de expresión (su concepto favorito para justificar el discurso de odio).

Reunión en la que se firmó la Carta de Madrid / Foto: Twitter (@vox_es)

¿Por qué afecta a la comunidad LGBT+?

Si bien la Carta de Madrid no enuncia textualmente acciones en contra de la comunidad LGBT+, lo que causa malestar es la formalización de acuerdos entre partidos que históricamente han puesto trabas para el avance de derechos.

Desde su fundación (2013), Vox ha sido señalado por sus constantes incitaciones al discurso de odio contra distintos grupos de la población. La semilla de este partido germinó gracias a quienes replican conceptos como ‘ideología de género’. ESTE ES EL ORIGEN DE LA LLAMADA ‘IDEOLOGÍA DE GÉNERO’.

Está de más decir que su presidente, Santiago Abascal, ha tenido numerosas declaraciones homófobas. Eso sí: ha aclarado que «no hay ningún tipo de homofobia en Vox», sino que están «en contra de una ideología LGBT que no representa a los homosexuales». Este personaje de la ultraderecha española también se ha jactado al decir que tiene amigos y familiares gay.

La trayectoria e incidencia pública de Abascal han sido descritas por su tajante oposición al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental y lesbomaternal. TE EXPLICAMOS CUÁNDO DECIR FAMILIA LESBOMATERNAL U HOMOPÁRENTAL.

Dentro de su repertorio LGBTfóbico también encontramos que, a través de Vox, amenazó con tomar acciones legales contra Juan Carlos Monedero (Podemos).

¿La razón? El fundador del partido naciente del Movimiento de los Indignados (mejor conocido como el 15M) dio a entender que el asesinato de Samuel Luiz Muñiz ponía en evidencia la gravedad de los pronunciamientos antiderechos de Vox. Además de la querella, la respuesta por parte de Santiago Abascal consistió en exponer, una vez más, su islamofobia al decir que el verdadero enemigo de los homosexuales era el islamismo radical.

No nos sorprende, pero estamos en todo el derecho de explicar por qué nos indigna la firma de la Carta de Madrid

Al tener como antecedente la postura antiderechos y anti-LGBT que caracteriza al PAN, en realidad no resulta sorpresivo su acuerdo con VOX a partir de la Carta de Madrid. Frente a los señalamientos de su alianza con uno de los personajes y partidos más homofóbicos, el PAN aclaró que «no es un asunto de extrema derecha». Ante el ‘avance’ del ‘comunismo’, la Carta de Madrid es una cuestión «de extrema necesidad».

Si de por sí expresar públicamente el orgullo respecto a un proyecto señalado como homófobo, xenofóbico, transfóbico y misógino es algo que causa indignación, debemos pensar sobre las repercusiones que puede tener en la política local.

Es cierto, el PAN —en alianza con el PRI y PRD (concentrados en la coalición Va por México)— perdió terreno en 11 entidades, mismas que dirigía desde 2016. Sin embargo, este partido es considerado la segunda fuerza política en el país. Los estados en los que tiene mayor presencia son Querétaro y Chihuahua.

¿Qué implicaciones podría tener para los derechos LGBT+?

Otra de las razones por las que nos debe hacer ruido la firma de la Carta de Madrid entre Vox y el PAN es la actual presencia partidista. En 2021, el PAN mantuvo su posición en Yucatán, Aguascalientes, Durango y Guanajuato. También tiene un porcentaje considerable en el congreso de Nuevo León. Tras las elecciones del 6 de junio, logró mayor presencia en los congresos locales.

Asimismo, el PAN superó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en cuanto a la ocupación de lugares en la Cámara de Diputados. Con el 26.2% de los votos emitidos en junio de 2021 retomó una posición considerable en el Congreso capitalino. De hecho, fue la única fuerza partidista que logró 5 diputaciones locales.

Que no se nos olvide que el tema del matrimonio igualitario sigue pendiente en 10 entidades de la República Mexicana. Durango y Guanajuato son 2 de ellas. A su vez, nuestro país mantiene un rezago considerable en la prohibición de los Ecosig y en la despenalización del aborto.

De los 32 estados, solo 5 tienen explícitas sanciones y prohibiciones para las mal llamadas ‘terapias de conversión’: CDMX, Estado de México, Baja California Sur, Yucatán y Zacatecas.

Si mujeres lesbianas, bisexuales, pansexuales, hombres trans y personas no binarias, queers y genderfluid con capacidad de gestar queremos interrumpir nuestro embarazo de manera voluntaria, nos tenemos que trasladar a CDMX, Veracruz, Oaxaca o Hidalgo.

Aunque veamos a la firma de la Carta de Madrid entre el PAN y Vox como una acción separada de nuestra comunidad, es importante que dimensionemos en qué puntos este acuerdo ‘en contra del comunismo’ puede afectar el avance de las agendas LGBT+ estatales.

Con información de Tiramillas, El Independiente, La Izquierda Diario, El Plural, Expansión y Animal Político

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.