Tec de Monterrey restringe grupos LGBT+ y permite antiderechos

Tec de Monterrey restringe grupos estudiantiles LGBT+
Los estudiantes de preparatoria no pueden crear grupos estudiantiles LGBT+ en el Tec de Monterrey. / Foto: Tec de Monterrey

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), mejor conocido como Tec de Monterrey, autoriza la creación de grupos estudiantiles antiderechos, pero impone restricciones a organizaciones LGBT+.

El escándalo de Vitae, grupo antiderechos avalado por las autoridades del Tec de Monterrey, hizo salir a flote las restricciones que la institución educativa impone a la formación y el funcionamiento de grupos estudiantiles LGBT+.

En universidades públicas, la formación de organizaciones estudiantiles es más libre. Sin embargo, el Tec de Monterrey establece en su reglamento que los grupos estudiantiles deben ser reconocidos por la Dirección de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE) del campus respectivo.

El problema es que el reglamento restringe la actividad de los grupos LGBT+ del Tec de Monterrey al nivel académico profesional y de posgrado. De ese modo, niega a los estudiantes LGBT+ de bachillerato la posibilidad de organizarse en grupos estudiantiles. Además, colectivos de estudiantes a favor de la diversidad sexual han denunciado que se les da un trato diferenciado en la institución educativa. CONOCE LAS EXPERIENCIAS DE ESTUDIANTES LGBT+ EN EL REGRESO A CLASES.

Alarma creación de grupo antiderechos

El 3 de septiembre de 2021 sucedió un hecho que alarmó a la comunidad estudiantil del Tec. Durante un evento de bienvenida a nuevos grupos estudiantiles en el campus Monterrey se presentó a Vitae, una organización que se define como provida. De acuerdo con sus redes sociales, el colectivo se opone a la interrupción legal del embarazo. CONOCE EL CASO DEL PROFESOR HOMOFÓBICO Y ANTIABORTO DE LA UNIVERSIDAD VERACUZANA.

Integrantes del grupo estudiantil Vitae / Foto: Proceso

Lo anterior suscitó cuestionamientos por parte de grupos estudiantiles feministas y LGBT+ del Tec de Monterrey. Con el hashtag #TecAntiDerechos, los colectivos consideraron que la presencia del grupo antiderechos Vitae en el Tec de Monterrey transgrede los derechos de las mujeres. Además, opinaron que pone en tela de juicio el compromiso de la institución con la equidad de género.

Tec antiderechos

La preocupación de los grupos estudiantiles radica en que, al permitir la existencia de Vitae, su casa de estudios está avalando ideas que atentan contra los derechos humanos. De acuerdo con el Reglamento General de Estudiantes del Tec de Monterrey, los grupos estudiantiles deben estar registrados y autorizados por la Dirección de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE). Asimismo, deben ceñirse a los principios y valores de la institución.

El problema es que el Tec de Monterrey está avalando la creación de un grupo antiderechos, pero al mismo tiempo impone restricciones a la formación de grupos estudiantiles feministas y LGBT+.

De acuerdo con el artículo 14 del mencionado reglamento, solo se permite la formación de grupos que abordan la diversidad sexual para estudiantes de nivel académico profesional y de posgrado. El argumento es que el tema «corresponde en su práctica y ejercicio a estudiantes mayores de edad». De este modo, se niega a los estudiantes de bachillerato la posibilidad de formar grupos LGBT+.

Tec de Monterrey limita y restringe a grupos LGBT+

Aunado a ello, grupos estudiantiles feministas y LGBT+ denunciaron que el Tec de Monterrey les impone otras restricciones adicionales. A través de un comunicado, la organización feminista Alianza Grito Violeta acusó a LiFE de censurar a grupos que abordan temas relacionados con diversidad sexual y género:

«La Dirección de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE) del Tecnológico de Monterrey, órgano que coordina a los grupos y sociedades estudiantiles, ha censurado previamente y de manera repetida a grupos estudiantiles de diversidad, inclusión y género. Esta censura ha incluido la prohibición de usar las palabras ‘aborto’, ‘lucha (feminista)’ y ‘machista’, entre otras».

Comunicado de Alianza Grito Violeta sobre la censura a grupos feministas y LGBT+ en el Tec de Monterrey / Foto: Twitter (@gritovioleta)

En el mismo sentido, grupos estudiantiles LGBT+ del Tec de Monterrey emitieron un comunicado. En su pronunciamiento denunciaron que los colectivos de la diversidad sexual suelen sufrir amenazas de clausura o cancelación de eventos por parte de la institución. También consideraron que los reglamentos restringen a grupos cuyos objetivos van dirigidos hacia promover equidad, diversidad e inclusión. Por ello, recriminaron la facilidad con la que se autorizó la creación de un grupo antiderechos. En comparación, resaltaron las restricciones impuestas a organizaciones LGBT+:

«La aprobación institucional que legitimiza a un grupo que busca lidiar con temas de género, sexualidad e igualdad desde una perspectiva antiderechos sin someterle al mismo escrutinio regulatorio que se les muestra a agrupaciones LGBTIQ+ y las colectivas feministas demuestra incongruencia por parte del Tec de Monterrey al tratar los temas anteriormente mencionados».

Pronunciamiento de colectivo LGBT+ del Tec de Monterrey / Foto: Instagram (@aireqro)

Organizaciones firmantes del comunicado / Foto: Instagram (@aiereqro)

Doble discurso y falsa inclusión

Irónicamente, uno de los ejes en que LiFE dice basar su actividad es la generación de una comunidad incluyente en la institución. Sin embargo, el hecho de que esta área imponga restricciones a la formación de grupos LGBT+ en el Tec de Monterrey indica que la inclusión solo está en el papel. En los hechos, la inclusión está condicionada y restringida.

Por el contrario, el hecho de que el Tec de Monterrey haya permitido la creación de un grupo antiderechos como Vitae habla de un doble discurso. Al parecer, los valores de la institución se inclinan más hacia la negación de derechos humanos que hacia el reconocimiento de la diversidad. Por lo pronto, la institución emitió un comunicado donde menciona que revisará la misión, visión y el plan de trabajo de Vitae. CONOCE EL CASO DE LOREN DANIEL, MAESTRO DESPEDIDO POR TRANSFOBIA DE LA UANL.

Si el Tec de Monterrey no facilita la creación de grupos estudiantiles LGBT+, quedará marcado como una institución antiderechos.

 

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.