La vez que Da Vinci fue a la cárcel acusado de ser gay

Leonardo da Vinci (1452-1519) fue enviado a la cárcel por 'ser gay'. Entérate de la historia aquí. / Foto: Pinterest

Esta es la historia de cómo un joven y principiante Da Vinci fue acusado en Florencia de ser gay y cómo esto le ganó dos meses en la cárcel.

Que fuera un genio en muchísimas áreas del conocimiento y las artes le valió de poco a Leonardo da Vinci para evitar que lo enviaran a la cárcel por ‘ser gay’.

Mantener las buenas costumbres en la Italia renacentista parecía ser una de las tareas más importantes del gobierno. Por eso el estado florentino había colocado buzones llamados ‘agujeros de la verdad’ en diferentes puntos de la ciudad. Ahí se recibían denuncias sobre cualquier acto sexual considerado disidente. Y fue ahí que en abril de 1476 se recibió una carta anónima donde se acusaban a Leonardo da Vinci por sodomía.

La denuncia ante los ‘oficiales de la noche’

Los encargados de atender las denuncias recibidas en el ‘agujero de la verdad’ eran los llamados ‘oficiales de la noche’. Se les dio este nombre porque, debido a que la homosexualidad estaba prohibida en Florencia, los hombres gays utilizaban la oscuridad de la noche para concretar encuentros secretos.

El tribunal de los oficiales de la noche estaba compuesto por seis hombres casados mayores de 40 años. Se distinguían por ser hombres benévolos, puesto que normalmente se conformaban con darle una multa o con encarcelar por un corto tiempo a los acusados que llegaban a su Corte.

Este dibujo de la Florencia renacentista por Lorenzo de Medici nos muestra que antes la ciudad era mucho más pequeña de lo que es ahora. Por eso, los chismes corrían mucho más rápido. / Foto: Revista de Historia

Fue una suerte para Da Vinci, quien solo tenía 24 años en ese momento, que estos hombres fueran benévolos, puesto que la denuncia contra él decía lo siguiente:

«Jacopo Saltarelli, hermano de Giovanni Saltarelli, vive con este último en la orfebrería de Vaccereccia enfrente del tamburo [el ‘agujero de la verdad’]: viste de negro y tiene unos diecisiete años. Este Jacopo ha sido cómplice en muchos lances viles y consiente en complacer a aquellas personas que le pidan tal iniquidad […] Ha servido a varias docenas de personas acerca de las cuales sé muchas cosas y aquí nombraré unos pocos… ».

Leonardo fue acusado junto con otros dos hombres de mantener relaciones con Saltarelli, un hombre que vivía en Florencia. Debido a esto, Da Vinci enfrentó un juicio y pasó dos meses en la cárcel, mientras se decidía si se le declaraba culpable o no.

El juicio

Cuando a alguien se le acusaba de sodomía, los castigos eran atroces y llenos de deshonor para el hombre gay y su familia. Por eso debía haber pruebas o al menos un testigo que confirmara que sus acusaciones fueran ciertas. Debido a que la denuncia contra Da Vinci fue anónima, luego de dos meses se decidió dejarlo en libertad. Lo anterior siempre y cuando no volviera a haber una denuncia acerca de él en el tamburo.

Autorretratos de Da Vinci joven y viejo. / Foto: Fopunkt

Pero una nueva denuncia llegó con los nombres de Saltarelli y Da Vinci. Sin embargo, se rumora que fue gracias a la gran reputación y poder de la familia Saltarelli que este segundo caso volvió a declararse nulo. Y no hubo necesidad de encarcelar a ninguno de los involucrados.

¿Entonces Da Vinci sí era gay?

Muy poco se sabe de la vida privada del pintor. En sus cuadernos, el artista toca el tema muy poco y de manera muy vaga. Sin embargo, biógrafos como Giorgio Vasari, su contemporáneo, mencionan muy superficialmente que al menos dos de sus alumnos también eran ‘queridos’ de Da Vinci.

Otros, como Sigmund Freud o la investigadora Elizabeth Abbott, aseguran que si bien Da Vinci fue homosexual, nunca actuó en sus deseos, llevando una vida completamente célibe. No obstante, algo que queda claro en los propios diarios de Da Vinci es su terrible aversión a procrear.

«El acto de la procreación y todo lo que tiene alguna relación con ella es tan desagradable que los seres humanos morirían pronto si no hubiesen caras bonitas y disposiciones sensuales».

Da Vinci no parece haber dejado una confesión de su homosexualidad. Por ello, es posible que nunca sepamos con seguridad cuál era la verdadera orientación del pintor. Pero, sin importar si era en verdad homosexual, bisexual o asexual, Da Vinci nunca pareció estar atraído hacia los cuerpos de manera sexual.

Gian Giacomo Caprotti da Oreno, llamado coloquialmente Salai, fue el modelo para esta pintura de San Juan Bautista y se rumora que también fue amante de Da Vinci. / Foto: El Exprés

En sus dibujos y en sus diarios parece estar mucho más interesado por la anatomía y movilidad del cuerpo que por su belleza. Sus retratos de mujeres, a diferencia de otros pintores de la época, no las sexualizaban. Tampoco mostraban su ‘blanca hermosura’, sino que simplemente parecían ser retratos anatómicamente detallados y correctos.

Sin duda alguna, gracias a su gran secretismo y silencio sobre su intimidad, la vida personal de este genio del arte y la ingeniería sigue siendo un misterio que quizá nunca podamos resolver. CONOCE TAMBIÉN SOBRE LA SUPUESTA HOMOSEXUALIDAD DE MIGUEL ÁNGEL BUONARROTI.

¿Ya habías escuchado de esta escandalosa acusación hacia Leonardo da Vinci por ser gay? ¿A qué letra del LGBT+ creen que verdaderamente haya pertenecido este genio?

Con información de De 10 y Yahoo Noticias

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.