Curiosidades de la homosexualidad en Tenochtitlan

Aquí te van algunos datos curiosos sobre la homosexualidad en la antigua Tenochtitlan. / Foto: Especial

A que no conocías todos estos datos curiosos de la homosexualidad en Tenochtitlan.

La homosexualidad en Tenochtitlan, capital de los mexicas, cuenta con varios datos curiosos que no todos conocen. Pero aquí te los contamos todos. Recuerda que, de acuerdo con Marcus Garvey, las personas que no conocen su pasado, su cultura y su origen son como un árbol sin raíces.

La fundación de la ciudad de Tenochtitlan es un hecho cuya historia se mezcla con la mitología de los pueblo originarios de México. En caso de que no lo sepas ya, la capital de los mexicas se convirtió en una de las mayores ciudades de su época en todo el mundo. Nunca es un mal momento para empaparnos de algunas curiosidades acerca de nuestro pasado, especialmente si tienen que ver con la homosexualidad en Tenochtitlan.

La homosexualidad según los mexicas

Parte de lo que se sabe con respecto a la homosexualidad entre los mexicas viene de documentos escritos durante la Conquista. Entre ellos está Cartas de relación de Hernán Cortés. La cultura mexica —a diferencia de otras, como la maya— era muy conservadora y respetaba los ‘valores de la familia tradicional’. Además, se trataba de una sociedad altamente militar, por lo que la procreación era muy importante. Por estos motivos, castigaban severamente los actos homosexuales.

Sin embargo, Xochiquetzal, diosa de la belleza y del amor, era regente de quienes ejercían el trabajo sexual, incluyendo a los homosexuales. Los miembros de esta cultura prehispánica relacionaban a los que asumían el rol activo con el género masculino. En cambio, al pasivo lo vinculaban con el género femenino, por «negar» su masculinidad. Independientemente del rol sexual, ambos debían ser castigados. Al pasivo se le extraían las entrañas por el ano, lo cubrían con cenizas y le prendían fuego. Al activo se le enterraba vivo en cenizas y moría por asfixia. Por su parte, las lesbianas morían por garrote.

Muchas representaciones de la sexualidad mexica fueron destruidas por los evangelizadores. / Foto: Contrapunto

Xochipilli, el dios de los mexicas gays

A pesar de que la homosexualidad en Tenochtitlan era, en su mayoría, perseguida y castigada, permítenos contarte acerca de Xochipilli. Se rumora que el dios de la danza, el arte, la poesía y los placeres también era dios de los mexicas gays.

¿Había un dios de la homosexualidad en la antigua Tenochtitlan? Todo parece indicar que es muy probable. La primera persona en proponer la idea de que existía un dios relacionado con la homosexualidad fue el sociólogo David Greenberg. En su libro La construcción de la homosexualidad, él explica las razones por las que Xochipilli pudo haber estado relacionado con las prácticas homosexuales y en especial con los trabajadores sexuales gays de la época.

Desafortunadamente, debido a la destrucción de los textos sagrados, los templos y las culturas del México prehispánico, se perdió mucha información sobre sus tradiciones. Esto, sumado a la posible censura que las autoridades católicas imponían sobre los pueblos indígenas, podría hacer imposible confirmar si Xochipilli era realmente un dios venerado por los gays. Pero démosle el beneficio de la duda.

Xochipilli ‘tiene otros datos’ sobre la homosexualidad en Tenochtitlan. / Foto: Wikipedia

Pecado nefando

Los conquistadores, todos seguidores de la religión católica, aseguraban que los mexicas practicaban el ‘pecado nefando’. Este término señalaba el acto sexual entre dos hombres, mismo que era considerado una aberración contra natura.

Para estas alturas ya estamos más que conscientes de que la religión católica juega un papel crucial en el origen de la represión a la comunidad LGBT+. El pecado nefando, cargo impuesto por el tribunal de la Inquisición, perseguía actos relacionados con temas sexuales. Esto, según la iglesia, era con el fin de ‘alinear la vida moral y religiosa de la sociedad’. Las relaciones sexuales que no eran ‘naturales’ eran fuertemente reprimidas por las autoridades eclesiásticas y se castigaban principalmente los «delitos sexuales» cometidos entre dos hombres.

Si los imputados tenían suerte, simplemente eran quemados; si no, se les sometía a tortura. / Foto: Arcadia

Por supuesto que todo esto surgió cuando Tenochtitlan dejó de ser lo que era tras la llegada de los conquistadores. Las sanciones por ser homosexual eran completamente inhumanas. En el mejor de los casos a los inculpados se les asesinaba, pero en ocasiones su suerte era peor. Antes de llegar a la pena capital, los culpables sufrían golpes, azotes o latigazos, los cuales incluso les provocaban la muerte. La persecución de la homosexualidad continuó hasta el siglo XX.

Ahuilcuicatl, los cantos eróticos de los mexicas

En el mundo náhuatl prehispánico, la sexualidad y su expresión erótica tenían una importancia vital. Estas costumbres establecían la vida cotidiana y eran ritualmente canalizadas para lograr efectos mágico-religiosos. El canto y baile ahuilcuicatl, que se traduce como «canto de placer», constituyó el medio expresivo por excelencia del erotismo náhuatl prehispánico.

Actos (homo)sexuales en los temazcales: otra de las curiosidades de la homosexualidad en Tenochtitlan

El Códice Tudela, elaborado entre 1533 y 1554, menciona los actos sexuales que se realizaban al interior de los temazcales. En estos participaban hombres y mujeres que cometían «actos de fealdad». AQUÍ TE CONTAMOS ACERCA DE LAS ORGÍAS GAY DE LOS MAYAS.

El Códice Tudela también revela datos de la homosexualidad en Tenochtitlan. / Foto: Mediateca Guerrero

Chocolatito para mejorar el desempeño sexual

La lujuria, el amor, el placer y la sexualidad guardaron un papel significativo en la vida cotidiana de los pueblos mesoamericanos. Pero no fue hasta la llegada del cristianismo que todos estos conceptos se empezaron a relacionar con el pecado. Y la percepción de la homosexualidad en Tenochtitlan no fue la excepción. ASÍ ERA LA HOMOSEXUALIDAD EN LA CULTURA AZTECA.

Otro dato curioso que debes conocer es que la cosecha y el consumo del cacao originó distintos rituales relacionados con el emparejamiento y el sexo. Fue así como el chocolate se empezó a relacionar con la sexualidad y, hasta la fecha, es considerado como afrodisíaco.

¿Qué te parecieron todas estas curiosidades sobre la homosexualidad en Tenochtitlan?

Con información de Arqueología Mexicana, BBC, El Español, Matador Network, México desconocido, IPN y La Vanguardia