Hidalgo: Profesor LGBT+ denuncia discriminación en universidad

discriminación violencia digital universidad hidalgo profesor lgbt
Te contamos la historia de Rubén, profesor universitario de Hidalgo que atraviesa por caso de discriminación y violencia digital. / Foto: UNIR

Desde mediados de agosto de 2022, Rubén*, profesor LGBT+ de una universidad del estado de Hidalgo, enfrenta un caso de discriminación y violencia digital.

Rubén*, un profesor abiertamente LGBT+, trabaja en una universidad de Hidalgo que se apoya en los principios de ‘diversidad y respeto’, pero durante la primera quincena de agosto de 2022 atravesó por un caso de discriminación y violencia digital.

La grabación de un video sin su consentimiento ocurrió al interior del aula. En la plática que el docente mantuvo con Homosensual puntualizó que, si bien «no hay un culpable con nombre, sabe en qué clase y fecha se produjo este tipo de agresión que rebasó el entorno escolar».

Mientras impartía la sesión, alguien del alumnado documentó que llevaba zapatos de tacón. Posteriormente, lo subió a redes sociales. Fue en este intervalo en el que una persona externa al plantel violentó su integridad.

*Antes de que continúes leyendo: dado que Rubén optó por tomar acciones legales, este texto incluye modificaciones en datos que pudieran vulnerarlo de manera personal o entorpecer el proceso de denuncia, tales como el nombre de pila y el detalle de la institución educativa implicada. CONOCE POR QUÉ EL DISCURSO DE ODIO EN REDES SOCIALES INHIBE ACTIVISMO LGBT+.

¿Qué sucedió?

Rubén tiene 35 años y desde los 18 se presentó como parte de la población LGBT+. Su familia siempre lo ha apoyado. Vive en Hidalgo, una entidad en la que «todavía se escuchan comentarios muy machistas». A él «nadie le cuenta la discriminación que se vive» cuando se es sexodisidente. Lo ha «vivido en carne propia». Lo han «agredido físicamente» y le han «lanzado insultos en la calle».

Este tipo de recuerdos son los que le vinieron a la mente cuando se enteró de que un «pseudoperiodista» circuló el video que una/o de sus estudiantes subió con la finalidad de burlarse e incitar al discurso de odio.

Pese a ser habitante de un estado en el que «aún no se respetan todas las realidades», hasta antes de agosto de 2022 no había experimentado episodios de violencia al interior de su espacio de trabajo. Al ser parte de una institución educativa que «se basa en un modelo que busca inclusión, aceptación, diálogo y participación de las diversidades», no había encontrado motivo para no ser él mismo.

«Nunca me he escondido. Siempre me había sentido tranquilo de arreglarme como yo me percibiera. Traigo el cabello largo; he usado delineador y me gusta portar joyería».

Según recuerda en entrevista con Homosensual, «no había recibido una actitud negativa». No obstante, durante la semana del 15 de agosto de 2022, una de sus compañeras de trabajo se le acercó para preguntarle si «ya sabía de la existencia de un video» que circulaba por Facebook.

¿Por qué se habla de un caso de discriminación y violencia digital contra una persona LGBT+ en una universidad de Hidalgo?

Este caso de discriminación hacia un docente LGBT+ de una universidad de Hidalgo comenzó entre el alumnado. En el clip —ya denunciado por acoso y revelación de información sensible— se veía a Rubén con un par de zapatos de tacón.

Cuando fue subido y difundido estuvo acompañado de un mensaje estigmatizante y violento. Conforme a lo que comparte Rubén en la charla, se sabe que la persona responsable de la grabación escribió:

«Para que vean el tipo de maestros que dan clase en la universidad».

Seguido de estas palabras y de la filtración de datos personales (nombre completo y espacio de trabajo), quien le agredió expresó que «le daba asco y pena ajena» que alguien como Rubén estuviera al frente de un grupo.

Con todo y la violencia que estos actos implican de por medio, el docente «pensó que no iba a pasar de una publicación tendenciosa». Sin embargo, el video también fue compartido por una persona que se dice ‘profesional’ de la comunicación. Al respecto, Rubén detalla que «el pseudoperiodista» fue quien se encargó de publicarlo en grupos de Facebook locales.

La circulación de fotos, videos y datos sensibles entra en el repertorio de la violencia digital. / Imagen: Gaceta UNAM

Respuesta por parte de la institución educativa

Fue en ese momento en el que Rubén, profesor LGBT+, decidió acudir a la universidad de Hidalgo por el evidente caso de discriminación y violencia digital. El personal le dijo que no había problema si decidía proceder de manera legal. Pero le «recomendaban llegar a un acuerdo con la/el alumna/o».

El docente solicitó una sanción acorde al reglamento interno de la escuela. Pero no se ha atendido más allá de la sugerencia de acudir con el abogado general para tratar el asunto y lograr un acuerdo con la persona responsable. De proceder la denuncia, se sabe que tendrá que darse con quien comenzó la divulgación del video antes mencionado

Además, a una semana de los acontecimientos, se pregunta por qué no se ha organizado y llevado a cabo «una reunión del consejo escolar para ver qué soluciones le daban». En cierta parte entiende que la institución evita «un escándalo», pues se tendría que «interrogar a una por una de las personas del grupo implicado». MIRA ESTOS OTROS CASOS DE DISCRIMINACIÓN LGBT+ EN UNIVERSIDADES.

¿Por qué hacer de la discriminación y violencia digital contra una persona LGBT+ en una universidad de Hidalgo una denuncia pública?

Según apunta Rubén, la razón por la que se acercó a Homosensual para denunciar este caso de violencia digital y discriminación LGBT+ en una universidad de Hidalgo fue su angustia de que alguien del ambiente escolar esté pasando por una situación igual o similar.

«Me preocupan quienes vienen detrás de mí. Si las personas no ven las consecuencias de lo que es exponer a alguien, todo el mundo va a seguir teniendo miedo. En este momento no sé si algún alumno esté pasando por lo mismo que yo».

La respuesta insatisfactoria no solo fue por parte del personal universitario. Desde que se enteró del actuar poco ético del ‘periodista’, el profesor buscó apoyo del Registro Estatal de Prevención, Atención y Erradicación de la Violencia Escolar (Repave). Empero, hasta el 23 de agosto de 2022 no había recibido ayuda de esta área de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH).

Otra de las situaciones que provocan desasosiego en Rubén es que el proceso se está viendo retrasado por el factor económico. El paso que sucede al levantamiento de la denuncia ante la Policía cibernética es acudir al Ministerio Público.

El docente quiere hacerlo en compañía de un abogado. Para ello necesita dinero que, por «circunstancias de salud y personales», no tenía contemplado. EN ESTA UNIVERSIDAD SE OBLIGÓ A QUE ESTUDIANTES ESCUCHARAN DISCURSO HOMOFÓBICO.

¿Cuáles serían las medidas de reparación?

En ningún momento Rubén echa en saco roto llegar a un acuerdo con la persona responsable de la grabación del video. Sin embargo, piensa tomar acciones legales contra quien se encargó de la circulación del material en Facebook. En este caso, el «pseudoperiodista».

Después de comunicarse con el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), el maestro sabe que las medidas de reparación de daños tienen que contemplar acciones en concreto, mismas que dependen del marco legal para evitar y eliminar la discriminación en el estado de Hidalgo.

A pesar de que la respuesta universitaria no fue la esperada, Rubén reconoce que hay algo que le hace sentir tranquilidad. En «un 90%» de los comentarios que se hicieron respecto a él se le mostró apoyo.

Logró identificar que varios estudiantes le agradecen por inspirarles a expresarse libremente y a mostrarse como parte de la población LGBT+. Asimismo, algunos recordaron que, como menciona Rubén:

«Estamos en el siglo XXI. Un par de zapatos no definen el profesionalismo, la capacidad ni la calidad de las personas».

El de Rubén es un caso que actualmente se encuentra en proceso. Homosensual se mantendrá en contacto con el docente para dar seguimiento a esta denuncia por discriminación y violencia digital a una persona LGBT+ en una universidad de Hidalgo.