Discurso de odio en redes inhibe activismo LGBT+: estudio

Discurso de odio contra personas LGBT+ en redes sociales
Todas las personas entrevistadas en un estudio reportaron ser víctimas de violencia en redes sociales por su activismo feminista o LGBT+. / Foto: Adobe Stock

El estudio ¿Es posible debatir en medio de discursos de odio? analiza el discurso de odio contra quienes realizan activismo feminista y LGBT+ en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

La Asociación Civil Comunicación para la igualdad publicó el 19 de agosto de 2021 un estudio que analiza las prácticas del activismo LGBT+  y feminista en redes sociales, así como la forma en que el discurso de odio afecta sus acciones.

El estudio titulado ¿Es posible debatir en medio de discursos de odio? se realizó a través de entrevistas con 24 activistas LGBT+ de 4 países latinoamericanos: Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. Además, analizó as estadísticas de las interacciones de 12 cuentas de redes sociales de organizaciones feministas y LGBT+.

Como resultado, el estudio encontró un hallazgo preocupante: el discurso de odio inhibe el activismo feminista y LGBT+ en redes sociales. Sin embargo, también existen fenómenos positivos que ayudan a potenciar las voces a favor de las mujeres y las personas LGBT+.

Violencia en redes sociales

De acuerdo con el estudio, se entiende por discurso de odio aquel que utiliza lenguaje discriminatorio o peyorativo hacia una persona o grupo debido a su religión, etnia, nacionalidad, raza, color, género u orientación sexual. CONOCE LA DIFERENCIA ENTRE DISCURSO DE ODIO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

El discurso de odio contra activistas feministas y LGBT+ se manifiesta en redes sociales a través de ataques y comentarios sobre el cuerpo de las personas, su idoneidad para desempeñar ciertas funciones u ocupar espacios sociales con funciones relevantes.

En ese sentido, el 100 por ciento de las y los activistas que participaron en el estudio reportaron haber recibido algún tipo de violencia en redes sociales. Las personas con identidades de género no normativas fueron quienes recibieron mayo número de ataques. Al respecto, se identificaron 3 modalidades de violencia: estigmatización, agresiones e insultos y amenazas directas.  Por lo anterior, el 50 por ciento de las y los activistas redujeron el diálogo con otras personas a través de sus redes sociales. Asimismo, el 60 por ciento eligió dejar de leer las notificaciones que recibe en sus redes sociales. CONOCE TAMBIÉN LOS DATO SOBRE EL IMPACTO DE LA COVID-19 EN PERSONAS LGBT+.

Estadísticas sobre discurso de odio contra activistas en redes sociales / Foto: Asociación Civil Comunicación para la Igualdad

Efecto burbuja

En un texto publicado en Página 12 para explicar los resultados del estudio, Sandra Chaher, presidenta de la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad, señaló que el discurso de odio en redes sociales está provocando que activistas feministas y LGBT+ se retiren del debate público.

Como ejemplo, citó el caso de Ofelia Fernández, legisladora feminista argentina. Desde 2018, cuando inició el auge de la discusión sobre la despenalización del aborto en Argentina, Fernández comenzó a recibir ataques a través de sus redes sociales. El 40 por ciento de las cuentas que realizaron expresiones de odio contra la legisladora eran de reciente creación, coincidentes con el periodo de surgimiento de grupos antiderechos en Argentina. Ante la ola de ataques, Ofelia decidió cerrar su cuenta institucional de Twitter.

Otra consecuencia del discurso de odio contra activistas feministas y LGBT+ es la creación de una especie de «burbuja de afinidad». Según el estudio, los usuarios de redes sociales silencian a quienes les envían mensajes agresivos. Lo anterior provoca que solo interactúen con quienes comparten su universo ideológico. En consecuencia, se limita el intercambio de argumentos con quien piensa distinto, elemento fundamental en la democracia.

El lado positivo de las redes sociales

Sin embargo, no todo es negativo. A pesar del discurso de odio, las redes sociales también pueden potenciar las voces de quienes se dedican al activismo feminista y LGBT+. El estudio cita dos ejemplos: el debate sobre la legalización del aborto y el debate sobre la ley de cupo laboral trans. En ambos casos, celebridades como Lali Espósito, Florencia Peña y Luciana Salazar se sumaron al debate, amplificando el discurso de las y los activistas.

Si quieres consultar los resultados completos del estudio, puedes hacerlo a través de este enlace.

Mira la charla sobre libertad de expresión vs. discurso de odio que tuvo Alex Orué, director ejecutivo de It Gets Better México, con el oficial del programa de derechos digitales para Artículo 19, Vladimir Cortés, en Así que quieres hablar de…, un programa de Homosensual.

Sin duda, las redes sociales ofrecen muchas oportunidades al activismo feminista y LGBT+, pero también son caldo de cultivo para el discurso de odio.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.