Conapred sanciona a un arzobispo por homofóbico

Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí que fue acusado de homofobia ante la Conapred. / Foto: El Sol de San Luis

Luego de que un activista haya denunciado a la Arquidiócesis de San Luis Potosí por homofobia, Conapred ha intentado intervenir en sus discursos de odio.

Paul Ibarra Collado, vocero de la Red de Diversificadores Sociales, denunció ante el Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Conapred) a la Arquidiócesis de San Luis Potosí por la homofobia que muestra en cada uno de sus discursos a los feligreses. A casi cuatro meses de la denuncia, Conapred al fin se ha pronunciado a favor del activista. TE CONTAMOS SOBRE LAS INSTITUCIONES QUE TE DEFENDERÁN DE LA HOMOFOBIA.

Ibarra presentó ante el organismo una lista de incidentes en donde el arzobispo, Carlos Cabrero Romero, y el vocero de la Arquidiócesis, Juan Jesús Priego Rivera, emitían comentarios en contra de la comunidad LGBT+. Entre ellos estaba un incidente el 16 de mayo, luego de que se aprobara el matrimonio igualitario en San Luis Potosí.

Ese día, el sacerdote dijo que: «la que pierde es la sociedad, porque hieren en el corazón a su célula fundamental, que es la familia». Igualmente, Priego Rivera, ante los medios de comunicación aseguró que la unión entre parejas del mismo sexo no podía ser llamada matrimonio.

Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí / Foto: Plano Informativo

El Conapred emitió una sanción escrita para los dos clérigos

Quien contactó a los dos religiosos fue Enrique Ventura Marcial, Director de Admisibilidad, Orientación e Información del Conapred. En la carta enviada, el director muestra datos de la Encuesta sobre Discriminación por motivos de Oritentación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG) del 2018.

En esta se reveló que 90% de los adolescentes LGBT+ escondían su orientación o identidad de género. Igualmente, el 80% había sufrido de burlas o acoso debido a su identidad. Luego de exponer el contexto de violencia de la comunidad LGBT+ mexicana, Ventura Marcial declaró que la postura de la Arquidiócesis no puede ser defendida como ‘libertad de expresión’.

«El ejercicio de la libertad de expresión individual no es absoluto. Tiene como límite el respeto a los derechos humanos de las personas. Incluyendo la no discriminación y, cuando la libertad de expresión tiene contenidos discriminatorios, deja de ser una forma de lucha contra el poder, reforzándolo».

Por esta razón, el directivo de Conapred extendió una solicitud para que la Arquidiócesis deje de emitir un discurso de odio ante los feligreces.

Enrique Ventura Marcial, Director de Admisibilidad, Orientación e Información del Conapred / Foto: YouTube

¿Es suficiente la respuesta del Conapred?

El organismo gubernamental se declaró a favor de la denuncia de Ibarra Collado. No obstante, las acciones que tomó para resolver esta problemática fueron casi nulas. En su misiva al arzobispo y al vocero de la Arquidiócesis, Ventura Macial se limitó a invitar a la organización eclesiástica a eliminar la homofobia y la intolerancia dentro de sus pláticas y pronunciamientos públicos.

«Atentamente solicito su colaboración para que en el discurso se consideren los preceptos y razonamientos citados en los párrafos que anteceden y se privilegie la inclusión y respeto a los derechos humanos y libertades de las personas de la diversidad sexual. Entre ellos, su derecho a la igualdad y no discriminación».

En sus redes sociales, Ibarra Collado celebró esta acción por parte del Conapred como un gran precedente legal en el estado. Esto debido a que, si la Arquidiócesis de San Luis continúa esparciendo mensajes llenos de homofobia e intolerancia, se podrán ejercer acciones penales mucho más fuertes que una recomendación escrita. No obstante, además de la invitación para dejar la intolerancia de lado, la Conapred no ha hecho nada para educar, sensibilizar o informar a ninguno de los dos religiosos.

En un mundo ideal, el arzobispo y su vocero de abstendrían de ahora en adelante a emitir comentarios homofóbicos. No obstante, debido a que no ha habido repercusiones sociales o legales sobre sus acciones, nadie puede garantizar que realmente habrá un cambio. Por eso, lo único que queda es esperar y emitir una nueva denuncia en caso de que se vuelvan a escuchar comentarios homofóbicos por parte de los religiosos.

Les compartimos la misiva completa de Conapred.

¿Les parecen suficientes las acciones tomadas por el Conapred? ¿O creen que se podría hacer más?

Con información de Pulso San Luis Potosí y La Orquesta