¿Cómo denunciar una ‘terapia de conversión’ en México?

Solo dos estados tienen tipificado el delito de 'terapias de conversión'. Sin embargo, hay algunas alternativas para denunciar en el resto del país. / Foto: Milenio

¿Sabías que en algunos estados las ‘terapias de conversión’ ya se consideran delitos y puedes denunciar si eres víctima de este tipo de prácticas?

Si vives en CDMX o Edomex puedes denunciar con facilidad a quienes imparten ‘terapias de conversión’ gracias a que en 2020 ambas entidades aprobaron reformas para prohibir y sancionar los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (Ecosig).

Hasta ahora, estas dos son las únicas entidades donde las ‘terapias de conversión’ se consideran delitos. Sin embargo, eso no quiere decir que no existan formas para denunciar este tipo de prácticas en otros estados.

A continuación, te decimos qué hacer para denunciar en caso de que tú o alguna persona que conoces sean víctimas de ‘terapias de conversión’.

¿Qué son las ‘terapias de conversión’?

Antes que nada, empecemos por explicar qué es una ‘terapia de conversión’. De acuerdo con el Código Penal de CDMX, estas prácticas son aquellas que tienen por objeto «anular, obstaculizar, modificar o menoscabar la expresión o identidad de género, así como la orientación sexual de la persona». Pueden disfrazarse como sesiones psicológicas o tratamientos. Sin embargo, se caracterizan por el uso de la violencia física o psicoemocional con tratos inhumanos o crueles. ENTÉRATE DEL CASO DE LA MUJER LESBIANA A QUIEN LE DIERON ELECTROCHOQUES Y LE ROBARON SUS AHORROS.

La forma en que puedes denunciar a quienes imparten ‘terapias de conversión’ o Ecosig depende de dos circunstancias. Por un lado, depende de si eres mayor o menor de edad. Por otro, depende de si el estado donde vives considera o no a las ‘terapias de conversión’ como un delito. A continuación, te explicamos cada caso.

Denunciar en estados donde es delito

Quienes impartan ‘terapias de conversión’ en CDMX pueden recibir entre 2 y 5 años de cárcel. Mientras tanto, quienes lo hagan en Edomex pueden hacerse acreedores a penas de entre 1 y 3 años. Además, en ambos casos se establece que si la víctima es menor de edad la pena se incrementará en un 50 %.

Para denunciar una ‘terapia de conversión’ en cualquiera de las dos entidades debes iniciar una querella. Lo anterior significa que tienes que acudir ante un juez del Ministerio Público para solicitar que se investigue el delito.

En caso de que la víctima del delito sea menor de edad o no tenga capacidad para resistir el acto, no es necesario presentar la querella. En esa situación, las autoridades podrán actuar de oficio al tener conocimiento del hecho.

¿Y si en tu estado no se considera delito?

Si en tu estado las ‘terapias de conversión’ no se consideran delito, existe una alternativa. Aunque no podrás denunciar el delito de ‘terapia de conversión’ como tal, sí podrás ayudar a que la víctima deje de ser objeto de este tipo de prácticas o recupere su libertad en caso de estar privada de la misma. No obstante, requerirás de la cooperación de la víctima.

En abril de 2021, Andrés Treviño, director de Diversidad Sexual de Jalisco, colaboró en la búsqueda de una presunta víctima de ‘terapias de conversión’ o Ecosig. Al respecto, el funcionario desarrolló un protocolo que permitiría ayudar a personas privadas de la libertad en contra de su voluntad dentro de centros que imparten ‘terapias de conversión’. CONOCE EL CASO DE VERÓNICA FONSECA, LA JOVEN RESCATADA DE UN CENTRO DE REHABILITACIÓN EN JALISCO.

En este tipo de casos, lo primero que habría que hacer es denunciar la desaparición de la persona que consideras que es víctima de una ‘terapia de conversión’. Eso permitirá que la Comisión de Búsqueda de tu estado inicie el proceso para poder localizarla. Además, se podrá ejecutar una búsqueda con perspectiva de diversidad sexual, priorizando la investigación en lugares donde se tiene conocimiento de que se imparten Ecosig.

Si la persona es localizada y manifiesta estar en contra de su voluntad, las autoridades podrán ayudar a liberarla. Además, la persona podrá denunciar otro tipo de delitos de los que haya sido víctima, tales como secuestro o tortura.

Ahora ya lo sabes: si eres víctima de una ‘terapia de conversión’ o Ecosig, o si conoces a alguien que lo sea, puedes denunciar para que los responsables sean sancionados.