Alan Calabrese, rugbier que combatía la homofobia, se quita la vida

Durante su infancia, Alan Calabrese sufrió discriminación por su orientación sexual. Por ello, dedicó su carrera deportiva a concientizar sobre la homofobia. / Foto: Info News

El caso de Alan Calabrese conmovió a Argentina y alertó sobre la necesidad de atender la salud mental en el deporte.

Alan Calabrese, un jugador de rugby que dedicó sus últimos años a combatir la homofobia, puso fin a su vida el 7 de febrero de 2021 a través de un suicidio que conmocionó al mundo del deporte y a la comunidad LGBT+ en Argentina.

Calabrese tenía apenas 22 años. Era jugador del equipo de rugby Ciervos Pampas. Además, integraba la comisión directiva del equipo. Desde su cargo llevaba a cabo acciones de sensibilización contra la homofobia.

Un emotivo adiós

El 7 de febrero de 2021, Alan Calabrese publicó en su cuenta de Instagram una fotografía en la que se le observa feliz y sonriente. El deportista acompañó la imagen con un texto que sería su carta de despedida:

«Me encantaría que siempre me recuerden con esta sonrisa. Esa sonrisa que era la que tapaba todo el sufrimiento que venía sintiendo por dentro».

La última publicación de Alan Calabrese en Instagram fue una fotografía acompañada de su carta de despedida. / Foto: Instagram (@alan.calabrese)

Alan Calabrese escribió que padecía depresión desde hace meses. Agregó que «trataba de poner la mejor cara y la mejor onda a todo siempre». Sin embargo, llegó el momento en que no aguantó más.

«No quería que nada me apague, pero lamentablemente hoy no aguanté más y decidí apagarme, cerrar los ojos y decir adiós. A todas esas personas que siempre estuvieron en las buenas y en las malas, les quiero decir gracias. Pero necesitaba apagarme y decirles adiós. Perdón por hacerlo de esta forma, pero mi camino terminó acá. Quise, pero no pude seguir. Los amo, hasta siempre».

En esa misma fecha, el padre de Alan Calabrese llamó a los servicios de emergencia. El joven se quitó la vida al interior de la casa que compartía con su familia. CHECA ALGUNOS CONSEJOS PARA ENFRENTAR LA DEPRESIÓN.

El activismo de Alan

Alan no solo será recordado por su sonrisa, también por su activismo. Calabrese jugaba en Ciervos Pampas, un club de rugby que combate la homofobia, la violencia y la discriminación.

Además, Alan Calabrese era integrante de la comisión directiva del club y una de sus caras más visibles. Durante 2020 y 2021, el deportista acudió a varios programas de televisión locales para sensibilizar sobre temas de diversidad.

De acuerdo con Infobae, en octubre de 2020 Alan acudió al programa Pampita Online, donde contó su historia de vida. El joven dijo que tuvo que abandonar la escuela debido a la discriminación que sufría por parte de sus compañeros e incluso de los profesores. CONOCE EL CASO DE SERGIO URREGO, QUIEN SE QUITÓ LA VIDA LUEGO DE SER HUMILLADO POR LA DIRECTORA DE SU ESCUELA.

Alan Calabrese con el uniforme de Ciervos Pampas / Foto: La Nación

Asimismo, Alan Calabrese contó que al revelar a sus amigos su orientación sexual, estos lo abandonaron:

«Con mis amigos me pasó algo particular, que cuando les conté sobre mi sexualidad y que iba a ingresar a Ciervos Pampas, mi familia lo tomó bastante bien, pero mis amigos desaparecieron… fue automático. Nunca me lo dijeron, pero siempre sentí la exclusión».

No obstante, en Ciervos Pampas Alan Calabrese encontró una red de apoyo y la motivación para volver a estudiar. También se reencontró con la sonrisa que lo caracterizó hasta el último de sus días. CHECA ESTOS GRUPOS DE APOYO EN LOS QUE OFRECEN AYUDA PARA PERSONAS LGBT+.

Sin duda, el suicidio del jugador de rugby Alan Calabrese es un crudo recordatorio de la necesidad de atender la salud mental y emocional de las personas tanto en el deporte como en las escuelas y en espacios de trabajo.

Con información de Marca, Infobae y Filo News

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.