Frank Ocean, el ídolo de la revolución bisexual

En 2012, Frank Ocean se declaró como bisexual.

En 2013, Frank Ocean impactó al mundo del R&B y el hip/hop al declararse abiertamente bisexual, hoy es el ídolo de toda una generación.

Frank Ocean es uno de los artistas más influyentes e importantes del nuevo milenio y el hecho de que se haya declarado bisexual lo hace mucho más extraordinario.

Su álbum Blonde fue incluido en las listas de los mejores discos de la última década de casi todos los medios. E incluso Pitchfork le otorgó el título al disco más relevante e influyente de la segunda década de los 2000.

Si bien su lugar no ha estado en los charts, su enigmática presencia lo ha transformado en la voz de toda una generación. En especial por su rebeldía frente a la heteronorma en el hip/hop y por destacar como una figura importante de la comunidad LGBT+.

Frank Ocean

El nacimiento de un genio

Antes de que Frank Ocean fuera el ídolo bisexual que todo el mundo adora hoy día, el músico tuvo inicios bastante humildes.

Antes de que lo conociéramos como Frank, familiares y amigos le decían Christopher Cooksey. Este joven nació un 28 de octubre de 1987 y tuvo una juventud tranquila, viviendo con sus padres en Nueva Orleans, Louisiana.

Estudió literatura en la Universidad de Nueva Orleans y desde muy joven comenzó a tener inclinaciones por la música. De hecho, mucho antes de cumplir la mayoría de edad, empezó a juntar equipo de grabación para tener su propio estudio casero.

Frank Ocean de 19 años, ensayando con una guitarra

Sin embargo, los daños provocados por el huracán Katrina en 2005 le hicieron dar un inesperado giro a su carrera. Tras perderlo todo, y con solo algunos cientos de dólares en la bolsa, Ocean se embarcó a Los Ángeles para perseguir su carrera como músico.

Desafortunadamente sus primeros pasos en el mundo del espectáculo no fueron tan glamorosos. Y es que tuvo que trabajar como escritor y compositor fantasma para artistas como John Legend y Justin Bieber. 

No fue sino hasta que el productor Tricky lo impulsara a hacer colaboraciones con el colectivo de rap Odd Future, que su carrera comenzaría a despegar. Fue así que debutó en 2011 con su primer mixtape, Nostalgia Ultra.

Este trabajo no solo le ganó el reconocimiento de críticos y fanáticos, sino que además impresionó a la misma Beyoncé, quien al momento de escucharlo solicitó que colaborara con ella en 6 canciones de su álbum homónimo.

Frank Ocean y Tyler The Creator, exmiembro de Odd Future

El ídolo bisexual

Ocean estaba en un gran punto de su carrera cuando, poco antes de sacar su primer disco de estudió, reveló al mundo que era bisexual.

Esto lo hizo en 2012, a través de una larga publicación en Tumblr, en la que compartió que la primera persona de la que se había enamorado era un hombre. En la declaración se leía lo siguiente:

«Lo veía casi todo el día, y a su sonrisa. Escuchaba sus conversaciones y su silencio. Hasta que era hora de dormir. Horas de sueño que normalmente compartía con él. Para cuando me di cuenta estaba enamorado y era maligno. No había esperanza. No había escapatoria, ni negociar con mis sentimientos. Ninguna opción. Ese fue mi primer amor».

Sin embargo, esta información causó un impacto mediático enorme a su carrera. En especial por la homofobia del mundo del R&B y hip/hop, que nunca antes había tenido un representante como Ocean en la historia del género.

Frank Ocean y Willy Cartier

Tras ganar el premio Grammy a mejor álbum urbano, por su magistral Channel Orange, comenzaron a surgir los rumores sobre una supuesta relación con el modelo Willy Cartier, hecho que él nunca confirmó.

Poco después apareció en la portada de la revista Gayletter, en donde, a pesar de no dar más información sobre su orientación sexual, explicó por qué no solía hablar con la prensa:

«No sé si está terriblemente calculado, pero solo estoy tratando de ponerme a mí mismo en cualquiera que sea la corriente que está ocurriendo ahora en la cultura. No creo que mis sentimientos sobre la prensa tengan nada que ver con cómo los tiempos están cambiando. Es más bien un sentimiento».

Frank Ocean en la portada de Gayletter

La voz de su generación

De 2013 a 2016, Frank Ocean desapareció del ojo público y nunca más volvió a hacer una declaración sobre ser bisexual.

No obstante, en 2016 sorprendió al mundo con Blonde, uno de los álbumes más influyentes de todos los tiempos. Esto de acuerdo con declaraciones de Pitchfork, que lo declaró el mejor disco de la última década.

A pesar del reconocimiento de la crítica, Frank se negó a enviar Blonde para que fuera considerado por los Grammy, explicando que estos premios no están representados de una muy buena forma con las personas que vienen de donde él viene.

Portada alternativa del álbum Blonde (también conocido como Blond)

Su popularidad solo creció, pero así también su enigmática presencia. Ese mismo año cerró definitivamente su cuenta de Twitter. Y solo en 2019 hizo público su Instagram, en el que, por cierto, rara vez publica o comparte información personal.

Sin embargo, tras los eventos del tiroteo contra el club Pulse en Orlando, Florida, en 2016, Ocean expresó lo siguiente:

«Sueño despierto con la idea de que quizá toda esta barbarie y todas las transgresiones contra nosotros mismos son una reacción igual y opuesta a algo mejor que está pasando en el mundo, una gran ola de apertura y despertar ahí afuera».

Frank Ocean

Hoy día Frank Ocean continúa siendo un artista elusivo, con una bisexualidad latente en el inconsciente del público y sacando una canción de vez en cuando, ante el asombro de fans y críticos.

Su actuación en el festival Coachella era una de las más anticipadas del 2020, pero ahora que la pandemia puso un freno a los espectáculos en vivo, la gente solo está a la espera de saber qué dirá este enigmático músico, quien fue llamado varias veces la voz de su generación.

Frank Ocean en concierto

Frank Ocean es un artista bisexual que no solo le ha dado visibilidad a la comunIdad LGBT+, sino que se ha convertido en el ídolo de toda una generación.

Con información de Meaww, Pitchfork, Your Tango, Gayletter y Time

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.