James Webb, el homofóbico que indigna a la comunidad científica

James Webb era un científico homofóbico y la NASA lo honrará renombrando su telescopio espacial
James Webb, exjefe de la NASA / Foto: NASA

James Webb fue el hombre detrás de algunos de los logros más impresionantes de la historia de la NASA, pero también de las acciones más homofóbicas de la agencia espacial.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés), anunció que mantendrá la decisión de llamar telescopio espacial James Webb al observatorio sucesor del telescopio espacial Hubble a pesar de los señalamientos de que el exjefe de la agencia espacial era homofóbico.

Desde 1996, la NASA comenzó a trabajar en el proyecto de un telescopio que permita observar el espacio con mayores detalles que los que proporciona el Hubble. Finalmente, el nuevo telescopio está listo y su lanzamiento al espacio está previsto para el 18 de diciembre de 2021. Sin embargo, este gran avance científico se ha visto opacado por un escándalo de homofobia ante el que la NASA se ha mostrado indiferente. CONOCE A RAYMIX, EL CANTANTE GAY DE ELECTROCUMBIA QUE FUE INGENIERO DE LA NASA.

Construcción del telescopio espacial James Webb. / Foto: DW

¿Quién fue James Webb?

Webb fue un político estadounidense nacido en 1906 y fallecido en 1992. Entre 1961 y 1968 se desempeñó como jefe de la NASA. En plena época de la Guerra Fría, el Gobierno de Estados Unidos le encargó la misión de superar a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en la carrera espacial. Y lo hizo. El funcionario encabezó a los científicos encargados de desarrollar el programa Apolo, que en 1969 permitió al hombre llegar a la luna. Por ello, la NASA busca llamar con su nombre al observatorio sucesor del telescopio espacial Hubble.

Sin embargo, James Webb también tiene un pasado homofóbico. Durante su administración al frente de la NASA, varios científicos LGBT+ denunciaron haber sido interrogados por las autoridades a causa de su orientación sexual. Lo anterior era permitido y fomentado por Webb durante una época en la que los homosexuales eran acusados de ser comunistas. ENTÉRATE DE LO QUE VIVÍA LA COMUNIDAD LGBT+ EN CANADÁ DURANTE LA GUERA FRÍA.

Un caso paradigmático es el de Clifford Norton. Se trata de un empleado de la NASA detenido e interrogado tanto por la Policía como por la NASA por su ‘actividad gay’. En 1963, la NASA, con Webb al mando, despidió a Norton por su supuesta «conducta inmoral».

Científicos contra la homofobia

Por lo anterior, desde marzo de 2021 científicos LGBT+ se dieron a la tarea de evitar que la NASA nombre telescopio espacial James Webb al sucesor del Hubble. Brian Nord, Lucianne Walkowicz, Chanda Prescod-Weinstein y Sarah Tuttle, astrofísicos y académicos de distintas universidades de Estados Unidos, enviaron una carta a la NASA solicitando renombrar el telescopio.

La petición, que condena el hecho de que un personaje homofóbico como Webb sea homenajeado pronto alcanzó más de 1200 firmas de apoyo. Los integrantes de la comunidad científica que respaldaron la petición criticaron al exjefe de la NASA por permitir la discriminación contra trabajadores LGBT+. ESTOS SON LOS CIENTÍFICOS MEXICANOS QUE DESARROLLARON UN PROGRAMA PARA IDENTIFICAR EL DISCURSO DE ODIO CONTRA LA COMUNIDAD LGBT+.

Indiferencia de la NASA

Tras recibir la petición de los más de 1200 científicos, la NASA se comprometió a investigar la gestión de James Webb para definir si se mantiene o no la decisión de nombrar en su honor al nuevo telescopio espacial. Pero, finalmente, la agencia decidió ignorar los reclamos.

El 3 de octubre de 2021, la NASA informó que mantendrá el nombre planeado para el telescopio que será lanzado a órbita en diciembre. De acuerdo con el actual administrador de la NASA, Bill Nelson, el exfuncionario homofóbico merece el honor de que el telescopio se bautice con su nombre:

«Él aún se merece el honor de bautizar al nuevo telescopio. No hemos encontrado ninguna evidencia en este momento que justifique el cambio de nombre del telescopio espacial James Webb».

Nelson insinuó que la investigación de la NASA sobre el pasado de Webb no mostró elementos para acusarlo por la homofobia. Sin embargo, la comunidad científica argumenta que los resultados de esa investigación no se hicieron públicos. Al respecto, Brian Odom, historiador encargado de la pesquisa, se limitó a explicar que la investigación contempló la revisión de documentos internos de la NASA durante el periodo de Webb al frente de la agencia.

Puñetazo a la diversidad sexual

La ratificación de que el nuevo telescopio espacial será nombrado James Webb por la NASA no fue bien recibida por la comunidad científica. Brian Nord, uno de los académicos que iniciaron la petición para renombrar el telescopio, calificó la decisión como un «puñetazo» contra la diversidad sexual:

«El puñetazo está en la negativa absoluta a escuchar las voces de los astrónomos queer. Este es un rechazo a confrontar la historia. Si no podemos tener eso, ¿cómo vamos a arrojar luz sobre la opresión que enfrenta la gente?».

En el mismo sentido, Chanda Prescod-Weinstein, académica de la Universidad de New Hampshire, criticó la decisión de homenajear a James Webb. «Básicamente estamos enviando este increíble instrumento al cielo con el nombre de un homófobo», comentó.

Curiosamente, desde 2010 la NASA se comprometió a dejar de homenajear a científicos y exfuncionarios racistas.

En contraste, la decisión de llamar James Webb a su nueva joya parece indicar que no existe el mismo compromiso con la diversidad sexual.

Con información de DW, El Universal y Muy Interesante

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.