‘Posonas’ e ‘inventadas’, ¿cuál es la diferencia?

Muchos creen que las posonas y las inventadas son iguales, pero tienen diferencias fundamentales. / Foto: Elle México

En el ambiente gay es muy común escuchar palabras como ‘posonas’ o ‘inventadas’, ¿pero cuál es la verdadera diferencia entre ambas?

Decir que algunas personas son unas ‘posonas’ y otras ‘inventadas’ es muy común en el ambiente gay, pero hay que saber que no son sinónimos y tienen una diferencia clave.

El mundo gay se ha creado su propio vocabulario, por eso es tan complicado de pronto recordar cada término y su significado. Pero no te preocupes, aquí en Homosensual te explicamos por qué estas palabras no son iguales y cómo aprender a diferenciarlas.

Las poses de las ‘posonas’

Las ‘posonas’ son las mean girls del mundo gay. Son estos chicos que normalmente encuentras en los antros vestidos de forma impecable y listos para presumir su increíble personalidad basada en su apariencia.

El término viene de la palabra ‘posar’, lo que hace alusión a que estas personas viven su vida a través de poses que no son reales. Por otro lado, cuando las confrontas pueden ser muy pesadas y groseras. También suelen ser vengativas y muy sentidas, por lo que toman a mal hasta la menor insinuación.

Además, no solo se trata de chicos atractivos y musculosos. Otras personas con recursos como dinero o lujos pueden ser ‘posonas’, pues basan su identidad en todas las cosas que poseen.

El invento de las inventadas

Las ‘inventadas’ se han vuelto muy populares en años recientes y, aunque comparten mucho en común, son bastante diferentes a las ‘posonas’.

El término ‘inventadas’ viene del verbo ‘inventar’, lo que hace alusión a que estas personas inventan una vida que no tienen y la portan con un orgullo tal que engañan a muchos haciéndola parecer real.

Sin embargo, no son tan hostiles como las ‘posonas’. Y aunque pueden ponerse pesadas cuando defienden su lifestyle, son mucho más templadas.

Además, el término ‘inventadas’ está ligado de forma muy cercana con las expresiones queer y no binarias que hacen que mucha gente lo utilice como un insulto hacia quienes se reconocen bajo estas corrientes e identidades.

Una diferencia fundamental

Ya que exploramos las pequeñas diferencias, existe una en específico que separa a estos términos de manera definitiva.

Y es que mientras las ‘posonas’ se crean una fachada para presumirla al mundo, siempre están consientes de su mentira. Por el contrario, las ‘inventadas’ se creen tanto el personaje que juegan que ya no lo perciben como algo falso, sino como parte fundamental de quiénes son.

Las personas en el mundo gay usan estos términos de manera despectiva sin hacer diferencias entre ellos. La realidad es que estas palabras siempre tuvieron el fin de entretener y cuando se les usa para herir o discriminar, pierden su propósito y se convierten en métodos de exclusión.

Ahora que sabes la diferencia entre ‘posonas’ e ‘inventadas’, puedes intentar cambiar la percepción procaz de estos términos usándolos de manera positiva.

Con información de Capital Uno y Twitter

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.