LGBTQ+ Vuelven ‘gay’ estatua de San Martín y homofóbicos estallan

Vuelven ‘gay’ estatua de San Martín y homofóbicos estallan

bandera LGBT+ estatua de San Martín en Azul
Las autoridades de Azul enfurecieron por la colocación de una bandera de arcoíris a la estatua de San Martín. / Foto: Infoeme

Funcionarios del municipio de Azul amenazan con encarcelar a los organizadores de la Marcha del Orgullo LGBT+ solo por poner una bandera de arcoíris en la estatua de San Martín.

Durante la primera Marcha del Orgullo en la historia del municipio de Azul, en Argentina, algunos participantes colocaron una bandera de la comunidad LGBT+ sobre la estatua de José de San Martín. Este simple hecho bastó para hacer estallar en cólera a los sectores más conservadores del país, incluidas las propias autoridades.

Una marcha histórica

José de San Martín es un personaje histórico. Durante el siglo XIX fue libertador de Argentina, Chile y Perú. Por ello, hay estatuas y monumentos en su honor en muchas ciudades de América Latina. Una de esas estatuas se ubica en la plaza central de Azul, un municipio de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

Así luce regularmente la estatua de José de San Martín. / Foto: Trip Advisor

Azul se considera uno de los municipios más conservadores de Argentina. Sin embargo, el pasado 9 de enero ocurrió un hecho histórico. Se llevó a cabo la primera Marcha del Orgullo LGBT+ en la historia del municipio, misma que culminó justamente en la plaza donde se ubica la estatua de San Martín.

Durante la marcha, la comunidad LGBT+ exigió el cese del odio contra las orientaciones sexuales e identidades de género disidentes. Además, pidieron implementar el cupo laboral trans. También hubo algunas presentaciones musicales de artistas. E incluso hizo acto de presencia Dyhzy, drag queen cuyo padre es nada más y nada menos que el presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Dyhzy se tomó fotos con asistentes a la Marcha del Orgullo LGBT+ en Azul. / Foto: TN

Ridículos

Pero lo que más llamó la atención es que durante la marcha algunos asistentes colocaron una bandera LGBT+ y otras decoraciones multicolor sobre la estatua de José de San Martín. Este hecho provocó la furia de algunos sectores reaccionarios, incluido el propio gobierno de Azul. Alejandro Vieyra, jefe de gabinete del municipio, se refirió al hecho como una «ridiculización» del monumento:

Publicidad

«Durante la marcha ocurrió un hecho deplorable y bochornoso, que fue la ridiculización de la estatua del general José de San Martín. Repudiamos esta actitud e instamos a los organizadores a dar su punto de vista de si estuvieron de acuerdo con esta acción o no».

Así lucía la estatua de San Martín tras la marcha en Azul. / Foto: Infoeme

En realidad, lo ridículo es ofenderse por la simple colocación de una bandera LGBT+ en un monumento histórico. Los manifestantes ni siquiera pintaron, destruyeron o vandalizaron la estatua de José de San Martín. Pero aun así, las autoridades amenazaron con encarcelar a los responsables.

Vieyra dijo que el intendente de Azul, Hernán Bertellys, pidió al área legal del municipio estudiar si lo ocurrido en la marcha constituye un delito contemplado en artículo 222 del Código Penal. Dicho ordenamiento sanciona hasta con cuatro años de cárcel a quien «ultrajare la bandera, el escudo o el himno de la nación o los emblemas de una provincia argentina o un símbolo patrio». ENTÉRATE TAMBIÉN DE LOS ATAQUES HOMOFÓBICOS CONTRA BANDERAS LGBT+ EN ARGENTINA.

Reiteramos: lo ridículo es ofenderse por la colocación de la bandera LGBT+ en la estatua de San Martín y no por las violaciones a los derechos humanos de personas LGBT+. Y el verdadero ultraje es considerar que el símbolo de nuestra comunidad ‘ridiculiza’ un monumento.

Con información de Infoeme y TN

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.